Hace un año
Los funerales civiles en Zaragoza crecen un 73% - Aragón Digital últimas noticias
Los funerales civiles en Zaragoza crecen un 73%

Los funerales civiles en Zaragoza crecen un 73%

Los funerales civiles en Zaragoza han aumentado un 73%. Según datos de la empresa zaragozana dHumana, hace cinco años se celebraron 30 ceremonias de este tipo en el Cementerio de Torrero, mientras que en 2016 fueron 52. A nivel nacional, en los últimos diez años este tipo de actos ha aumentando siendo actualmente un 20% del total.

El Cementerio de Torrero celebra también este tipo de funerales
El Cementerio de Torrero celebra también este tipo de funerales

Zaragoza.- La capital aragonesa, siguiendo la tendencia que se registra en España, ha aumentado considerablemente la celebración de funerales civiles. Mientras que hace cinco años se celebraron 30 ceremonias de este tipo en el Cementerio de Torrero, en 2016 fueron 52, lo que representa un incremento del 73%.

Y aunque la cifra en comparación con las ceremonias religiosas todavía es muy discreta, los distintos profesionales y asociaciones creen que en pocos años España se situará al mismo nivel que otros países europeos como Inglaterra, donde la cifra de entierros sin connotación religiosa se acerca ya al 40%.

De hecho, el último observatorio del CIS corrobora esta tendencia, puesto que el barómetro de 2015 muestra cómo el número de ateos y agnósticos suma cerca del 30% en Aragón, aumentando año tras año. Mientras, el 72,30% se declara creyente, aunque el 61,2% admite no ir a misa u a otros actos religiosos nunca o casi nunca. Si bien es cierto que estas cifras varían dependiendo de la dimensión de la localidad, puesto que en el medio rural el porcentaje de ateos o no creyentes disminuye proporcionalmente a la cantidad de habitantes.

De hecho, en estas poblaciones pequeñas "no siempre se cumplen los deseos expresos del fallecido o de su familia por cuestiones de infraestructura, tabúes o prejuicios sociales, y se tiende a mantener lo socialmente establecido" manifiestan desde la asociación Mhuel (Movimiento Hacia Un Estado Laico), quienes llevan desde años observando esta tendencia.

También es cierto que el incremento de despedidas sin contenidos religiosos en Zaragoza coincide con dos factores importantes. Por un lado, la modificación del reglamento municipal del cementerio de Torrero de Zaragoza en mayo de 2015, habilitando salas laicas para convertirse en una necrópolis aconfesional. Tan solo una de las capillas contiene permanentemente todos los elementos de culto de la religión católica para la celebración de funerales, mientras que el resto son de uso compartido para otro tipo de creencias religiosas o para celebración de ceremonias laicas. Por otro lado, la apertura de otros complejos tanatorios de carácter privado en Zaragoza que cuentan con espacios multifuncionales que se adaptan mejor a este otro modelo de despedida.

dHumana

Esta situación y la muerte de un amigo fue el origen de dHumana, una empresa especializada en funerales civiles que nace en Zaragoza como alternativa a las ceremonias tradicionales y religiosas. Detrás, tres amigos aragoneses que, tras el fallecimiento de este ser querido, constataron el vacío que existe en Zaragoza para organizar una despedida no religiosa.

Adrián, Jaime e Iñaki quisieron cumplir los deseos de su amigo y organizarle un funeral laico, ya que el difunto no era creyente, como el 25,90% de la sociedad aragonesa, según datos del CIS. En ese momento, fueron conscientes de lo complicado que resulta esta labor, puesto que en Zaragoza no existían profesionales ni empresas especializadas que se dedicaran no solo a la elaboración de las lecturas, sino a organizar una ceremonia completa e, incluso, acompañar a los familiares durante este trance, papel asumido por un sacerdote en el caso de ceremonias religiosas. Y en el resto de España tampoco es sencillo, ya que apenas hay tres empresas que ofrezcan estos servicios tan especializados.

Así surge dHumana, una empresa dedicada a la celebración de funerales civiles que opera en cualquiera de los tanatorios de la capital aragonesa, incluso organiza actos privados como aniversarios posteriores o en empresas que quieran brindar un homenaje a algún trabajador fallecido. Su punto fuerte es la personalización del ritual funerario, enfocando la ceremonia siempre centrándose en la vida del difunto, en su biografía, respetando sus ideales en vida y según sus deseos. Para ello, se entrevistan previamente con los allegados para conocer más la personalidad y trayectoria vital del fallecido y así elaborar un texto acorde, que acompañan incluso con fotografías, vídeos o recuerdos especiales. El acto tiene una duración aproximada de 30 minutos. Además, para quienes tengan póliza de seguro contratada, esta podrá asumir el coste total o parcialmente (según las condiciones contratadas), ya que no existe obligatoriedad por parte del asegurado de contratar solo las empresas recomendadas por la compañía.

Aquellos que no tengan seguro, también podrán llamar directamente a dHumana para organizar la ceremonia, incluso gestionar íntegramente todos los trámites del servicio funerario, puesto que cuentan con una funeraria afín a sus convicciones. Y, además, ellos se encargarán de todo el acompañamiento durante el proceso, en sustitución de lo que normalmente hace un sacerdote en los funerales religiosos.

Sin duda, así, dHumana ofrece una respuesta profesional a aquellas familias que desean un tipo de ceremonia funeraria no religiosa o laica, que son cada vez más. En concreto, en los últimos diez años este tipo de actos ha aumentando considerablemente siendo actualmente un 20% del total en España.