Hace un año
El Huesca se deja media permanencia en Vallecas (0-0) - Aragón Digital últimas noticias
El Huesca se deja media permanencia en Vallecas (0-0)

El Huesca se deja media permanencia en Vallecas (0-0)

El empate no servía a ningún equipo. Foto: La Liga
El empate no servía a ningún equipo. Foto: La Liga

De nada servía ni a Rayo Vallecano ni a Huesca ningún resultado que no fuera ganar, especialmente a los oscenses. Por lo que el empate sellado en Vallecas, 0-0, no hace más que ahondar en las heridas de dos equipos que seguirán siendo una jornada más penúltimo y último respectivamente, con la permanencia alejándose cada día a marchas forzadas. 

Para el trascendental choque, Francisco saltaba al césped con Santamaría en portería; defensa de cuatro para Miramón, Etxeita, Pulido y Galán; medular con Yangel, Moi y el regreso de Melero; como hombres más adelantados, Ferreiro, Gallego y Ávila. Los oscenses iban a buscar al Rayo arriba al igual que el Rayo subía sus líneas de presión para impedir la salida desde atrás con comodidad. Generando problemas. 

De hecho, casi todas las ocasiones de la primera parte llevaron el sello de los de Paco Jémez. Bebé pudo adelantar a los locales en el 14, pero completamente solo dentro del área mandó el esférico fuera de Vallecas. Poco después era Raúl de Tomás el que probaba a Santamaría, encontrándose con una buena intervención del arquero. 

Mientras, los de Francisco pedían penalti por una caída de Ferreiro dentro del área, evidenciando las imágenes la inexistencia del mismo. Era uno de los escasos acercamientos altoaragoneses, basando su fútbol en Enric Gallego. Ba probaba a balón parado, cabeceando desviado a la media hora de encuentro. Y el que más cerca lo tuvo fue Pozo, pero su disparo se estrelló en el palo tras un error de la zaga. 

Por entonces, lo mejor de lejos para el Huesca era el resultado, que logró mantener en tablas hasta el descanso. Tiempo hubo para un susto final, el provocado por Galán, quien estuvo a punto de hacer el 1-0 en propia puerta. Pero los altoaragoneses se salvaban tras una mala primera mitad. 

Segunda parte

Mantovani ingresaba en el césped tras el descanso por Pulido, lesionado en un lance de la primera mitad. Parecía más entonada la Sociedad Deportiva Huesca, menos difícil, en su salida al campo. Sin embargo, el primer gran susto también llevó el sello local. Raúl de Tomás volvía loco a Vallecas tras superar a Santamaría, pero el colegiado anulaba, a instancias del VAR, el tanto por fuera de juego previo de Embarba. 

La leve mejoría en la imagen, un espejismo del Huesca. El Rayo seguía siendo superior y encerraba en su campo a los oscenses. Fue Raúl de Tomás en el 60 el siguiente en intentarlo, reclamando un penalti que ni llegó, ni existió. Viendo el temporal, Francisco reaccionaba con un cambio ofensivo, dando entrada a Cucho por Melero, a quien le pesaron los minutos después de mucho tiempo de inactividad por lesión. Y por fin se estiró el equipo. 

Tras un gran centro de Cucho, acostado en banda zurda, Gallego no atinaba en el control en la mejor ocasión oscense del encuentro. Galán y Ferreiro también mandaron sendos envíos al área, sin rematador. En los mejores minutos visitantes, era Chimy Ávila el que no podía poco después conectar el remate. 15 más el descuento para agarrarse a la vida. 

El argentino se toparía en el 78 con una gran intervención de Alberto, al igual que le ocurriría a Tito con Santamaría. Hasta el final pasó de todo. Ambas escuadras reclamaron penaltis y se volcaron en ataque buscando tres puntos de oro. Especialmente clara la tuvo el Huesca en un centro al corazón del área que entre Gallego y Ávila no acertaron a colocar entre los tres palos. O la de Etxeita, que incompresiblemente no acabó dentro. 

Al final, las imprecisiones y errores en la ejecución provocaron que el 0-0 no se moviera el marcador, pese a que tanto Rayo como Huesca habían hecho méritos para no dejar las redes rivales inmaculadas. Un punto que no saca de pobres a ninguno, quedando los de Francisco a siete de la permanencia con sólo cinco jornadas por disputarse.