Sociedad El Vencimiento del Dragón traslada Alcañiz a la época más medieval entre flores y tambores

El Vencimiento del Dragón traslada Alcañiz a la época más medieval entre flores y tambores

El enfrentamiento entre el dragón y la caballería de San Jorge ha levantado al público
El enfrentamiento entre el dragón y la caballería de San Jorge ha levantado al público

Desde hace veinticuatro años, Alcañiz da un salto al pasado cada 23 de abril para recrear la Leyenda de San Jorge y El Vencimiento del Dragón. Un acto que viene a representar la victoria del “bien” sobre el “mal”. Así, a golpe de los compases más medievales, la bestia aparecía en medio de la plaza este martes para atemorizarlos a todos, menos a uno. Presto y decidido llegaba el aclamado San Jorge para plantarle cara al dragón y vencerle, en lugar de una espada, con un ramillete de flores. Centenares de personas han abarrotado la Plaza de España del municipio turolense para disfrutar del espectáculo.

La ovación tras la gesta de San Jorge ha eclipsado hasta al mismísimo cielo, que se ha mostrado piadoso aguantado la lluvia hasta poco después de la actuación central. Entre aplausos, los alcañizanos han alabado el evento, que, según decían muchos de ellos, tras veinticuatro ediciones, “ha logrado consolidarse en el calendario” y convertirse en una festividad “que alegra el alma”. 

La recreación de vencimiento, ha manifestado el propio alcalde, Juan Carlos García Suso, se contempla como un acto “para disfrutarlo entre todos”. El interés es tal en toda la comarca del Bajo Aragón que incluso el Ayuntamiento de la localidad decidió proponerle al Gobierno de Aragón “que lo declarase Fiesta de Interés Turístico Autonómico”, ha expuesto Suso. 

El 23 de abril es un “día grande”, contaba uno de los muchos vecinos presentes, “no solo para Alcañiz, sino para Aragón en su conjunto”. Por ello, la localidad, como cada año, ha sido engalanada con banderas medievales, en cuyo centro aparecía impresa una heráldica aragonesa. Además del acto titular, Alcañiz ha podido disfrutar de un amplio catálogo de actividades para todos los públicos. Entre ellas, melodías entonadas por bandas de música, acompañadas de coros y danzas medievales. Para cerrar el programa, los más pequeños han podido recorrer las calles y sorprenderse con la intervención de coloridas comparsas de gigantes y cabezudos.

Alcañiz asimismo se ha revestido de literatura, haciendo tributo al Día Internacional del Libro. Los visitantes se han topado con numerosos puestos de libros y flores para seguir la tradición y adquirir un ejemplar para regalar a sus seres queridos. Por la tarde, si la fortuna meteorológica lo permite, continuarán las actividades programadas. Sea como fuere, la localidad bajoaragonesa cierra así una jornada repleta de cultura, literatura, leyendas y romanticismo.