Deportes Huesca se impone al Eibar y sigue creyendo en el milagro de la salvación (2-0)

Huesca se impone al Eibar y sigue creyendo en el milagro de la salvación (2-0)

En los días previos el propio club había incitado a la heroica
En los días previos el propio club había incitado a la heroica

En un día especial, San Jorge, llegaba el Huesca con la obligación imperiosa de sumar los tres puntos. Y es que en los días previos el propio club había incitado a la heroica, recordando la batalla del Alcoraz, en la que el santo guió a los oscenses a la victoria. En esta ocasión se pudo repetir la historia, venciendo al Eibar (2-0) para seguir vivos en la complicada permanencia. El Huesca ha dejado claro que hasta que las matemáticas digan lo contrario, quiere quedarse en Primera División. 

Francisco apostaba por una alineación ofensiva, con sus tres delanteros sobre el césped. El miedo al error y la igualdad marcaban los primeros minutos. Hasta bien entrada la media hora no pasó nada destacado en El Alcoraz, y no fue en el verde, sino en los focos. El apagón momentáneo de las luces del campo pareció reactivar al Huesca, que se lanzó sobre la portería de Dmitrovic. Etxeita remataba al palo un gran centro de Ferreiro para levantar a la grada. 

Dos acciones prácticamente consecutivas de Chimy Ávila y Enric Gallego pusieron algo de picante al partido ante un Eibar, condicionado por las lesiones, que tuvo que realizar dos cambios. Una primera parte marcada por las interrupciones y pérdidas de tiempo de los visitantes, sabedores de que sumar un punto le servía. Sin goles y mucho juego directo en los primeros 45 minutos. 

Contará la leyenda que San Jorge debió bajar al vestuario azulgrana en el descanso. La segunda mitad empezó con un aviso de Chimy, pese a no acertar en el remate después de regatear al portero armero. Y no tardaría en llegar el festival azulgrana. En el minuto ocho Enric Gallego se sacaba un bonito remate de tacón tras un centro de Cucho para adelantar al Huesca. Sólo cuatro minutos después Chimy Ávila redondeaba la noche. Espectacular volea del argentino desde fuera del área. Es el faro azulgrana y el héroe de la afición, y no es para menos.

Tras los goles, los de Francisco supieron atar el resultado. Unos minutos de parón que coincidieron con la vuelta de la lluvia y la entrada de Juanpi y Melero. Más consistencia en el centro del campo. Ambos supieron darle el equilibrio y pausa ante el empuje visitante para cerrar el partido. Tres vitales puntos que, tras cuatro empates, por fin se quedan en El Alcoraz. A la espera lo que hagan los rivales, y con cuatro jornadas por disputarse, el milagro de San Jorge de este martes puede pasar a ser una realidad.