Política Aragón comienza su jornada electoral con normalidad durante la apertura de los colegios

Aragón comienza su jornada electoral con normalidad durante la apertura de los colegios

La jornada electoral ha comenzado en Aragón con normalidad durante la apertura de los colegios desde las 9.00 horas. Un total de 1.018.589 aragoneses están llamados a participar en los comicios a través de las 2.175 mesas electorales. Casi 30.000 personas podrán votar por primera vez en la Comunidad, frente a los apenas 5.000 aragoneses que se estrenaron en 2016.

La mesa más madrugadora se ha constituido en Teruel, en el barrio de San Blas, lista ya a las 8.01 horas. En Zaragoza las primeras mesas en abrirse a los votantes han llegado en Boquiñeni, Ejea de los Caballeros y Fuendejalón, mientras que en Huesca la localidad más rápida ha sido Binéfar. Por el contrario, la última mesa en constituirse se ha dado en la localidad zaragozana de Letux, donde un error a la hora de comunicar la apertura de la mesa ha impedido abrirla al público hasta las 9.56 horas.

Durante la jornada, más de 3.000 agentes de Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local estarán distribuidos a lo largo de toda la Comunidad para garantizar el normal desarrollo de la cita con las urnas.

Segundo mejor registro en el voto por correo

Aragón ha registrado más 40.000 solicitudes de voto por correo para participar en estos comicios generales. Se trata de la segunda mejor cifra en esta opción de voto, solo por detrás de las elecciones de 2016. Entonces, con la celebración de las elecciones en periodo estival, alrededor de 51.000 aragoneses solicitaron el voto por correo.

Estas papeletas han sido entregadas durante la mañana en los distintos colegios electorales y no será hasta última hora del día cuando se introduzcan en la urna. Tras ellos, será el turno de los interventores y los participantes en las mesas antes de comenzar el recuento electoral.

Despistes anecdóticos

En una jornada que ha comenzado con normalidad, la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, ha informado de forma anecdótica de algunas de las incidencias detectadas durante la apertura de los colegios. La más llamativa ha sido la de un miembro de una de las mesas, que ha confundido el colegio electoral al que debía acudir e incluso se ha puesto en contacto con la Junta Electoral para informar de que el centro estaba cerrado.

Otro de los llamados a participar en las mesas ha acudido con un niño de dos años a su cargo tras no encontrar a nadie que se hiciera cargo del mismo. Por tanto, ha sido sustituido por uno de los suplentes, al igual que otra persona que ha tenido que dejar su puesto por una indisposición física.