aragóndigital.es
Sábado, 24 de agosto de 2019
Sociedad
17/2/2013

Los pacientes esperan hasta 26 días para iniciar un tratamiento de radioterapia

Noelia Fragoso Delgado
Imagen de archivo del Hospital Universitario Miguel Servet
Imagen de archivo del Hospital Universitario Miguel Servet

Zaragoza.- En 2011 un total de 2.133 pacientes recibieron irradiación externa en las unidades de radioterapia de los hospitales de la Comunidad Autónoma. Son 77 más que en 2010 y 314 más que en 2009. Estos tuvieron que esperar hasta 26 días de media para recibir el tratamiento en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza desde que solicitaron una consulta y quince días si lo recibieron en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.

Estos hospitales son los únicos dependientes del Servicio Aragonés de Salud que cuentan en su cartera de servicios con la especialidad de Oncología Radioterápica y sitúan a Aragón con 0,53 unidades por cada 100.000 habitantes.

De este modo, para conseguir una primera consulta, un paciente tarda unos ocho días de media y desde entonces hasta comenzar la radioterapia son siete días más en el Clínico. Mientras, en el Hospital Miguel Servet, la primera consulta tarda trece días y otros trece desde ésta hasta el tratamiento.

Las cifras de espera han sufrido reducciones y aumentos variados. Así, si en 2009 los pacientes tardaban en ser radiados 26 días en el Clínico, en 2010 se igualaba la cifra, pero en 2011 se incrementaba hasta 31, reduciéndose ya en 2012 a quince. De manera más visible se plasma en el Servet, donde se pasó de los 132 días de demora en 2009 a los 39 en 2010 y 23 en 2011, incrementándose en tres días para 2012.

Recursos de personal y materiales 

Aragón cuenta con 2,19 oncólogos por cada 100.000 habitantes; 4,72 enfermeros y 3,50 auxiliares de Enfermería. A los que se unen los centros privados de la Clínica Montpellier y la Clínica Quirón que cuentan con una unidad de Oncología Médica, con uno y dos oncólogos médicos, respectivamente. En total, toda la Comunidad cuenta con 29 oncólogos, 62,5 enfermeros y 46,33 auxiliares de Enfermería.

Así, el Hospital San Jorge de Huesca tiene tres facultativos de Oncología médica; 5,5 enfermeros y 2,33 auxiliares; el de Barbastro tiene tres facultativos, cuatro enfermeros y dos auxiliares; el de Alcañiz cuenta con un médico, dos enfermeros y un auxiliar; el Obispo Polanco de Teruel tiene dos facultativos, tres enfermeros y un auxiliar; el Miguel Servet posee doce médicos oncólogos, 32 enfermeros y 24 auxiliares; el Lozano Blesa cuenta con ocho oncólogos, catorce enfermeros y 14,5 auxiliares; y, finalmente, el Ernest Lluch de Calatayud tiene un oncólogo, dos enfermeros y 1,5 auxiliares de Enfermería.

En cuanto a los recursos materiales, el Servet cuenta con dos aceleradores lineales (uno de 2009 y otro de 2011); un equipo para radioterapia superficial (de 2006); y un TAC para planificación (de 2006); así como seis oncólogos radioterápicos, diez técnicos de radioterapia, cuatro técnicos en dosimetría y cuatro enfermeros. Eso sí, no posee camas radioprotegidas. Mientras, el Clínico tiene tres aceleradores lineales (1995, 2000 y 2009); un TAC de sistema de planificación (2002); un simulador virtual y planificador de tratamientos (2022); y un equipo de braquiterapia de alta tasa (2001), así como dos camas radioprotegidas; nueve oncólogos radioterápicos, quince técnicos en radioterapia, cuatro técnicos en dosimetría y cinco enfermeros.

Los estándares recomiendan que debe haber un acelerador lineal cada 200.000 habitantes, por lo que la Comunidad tendría que contar con siete de estos, es decir, faltarían dos nuevos.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.