aragóndigital.es
Sábado, 3 de diciembre de 2022
Política
18/4/2013

Aragón pierde dos mil explotaciones ovinas en siete años

Emilio César Mera Gallego
El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón
El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón

Zaragoza.- Desde el año 2005, la Comunidad sufre un descenso lineal tanto en el número de cabezas de ganado como en el de productores ovinos. De las 2,2 millones de cabezas existentes en 2005 se ha pasado a alrededor de 1,8 millones en 2012. En el caso de las explotaciones, se han pasado de unas 6.000 a tener 4.000 en ese mismo período de tiempo.

Una situación que preocupa desde el Gobierno de Aragón ya que se puede considerar que es “estructural”, tal y como ha señalado el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón.

El consejero ha achacado las causas de este descenso a varios factores. Uno de ellos es “el cambio de consumo”. Ha explicado que ahora “se come menos carne de cordero porque ya no hay esa familia troncal, hay menos tiempo para cocinar y hay un cambio en los hábitos de consumo”.

También las hay económica. En primer lugar, “el encarecimiento del alimento de los animales”, que hace que muchas explotaciones “no sean rentables”. El consejero ha explicado, además, la “gran dependencia” existente de los pastos y la situación de crisis, que ha hecho que se consuman “carnes más baratas como el pollo o el porcino”.

Otro tercer gran bloque de causas son aquellas relacionadas con el ámbito institucional. Lobón ha relatado que la PAC ha tenido también parte de culpa ya que “el desacoplamiento está desincentivando a los ganaderos porque si se cobra lo mismo no teniendo ganando, se tienden a no tener”. Ha subrayado que este hecho es importante porque “representa más del 50% de la renta”.

Por último, causas de este descenso de cabezas y explotaciones también lo son “la propia dureza del pastoreo en zonas áridas, el envejecimiento de la población y la falta de atractivo para los jóvenes”.

Para darle la vuelta a la situación y evitar el descenso lineal, Lobón ha apostado por “adaptarse al mercado y superarlo, actuando al margen con ayudas públicas”. Ha defendido que esta actividad tiene su importancia porque “fija población en zonas desfavorecidas, ayuda al mantenimiento del medio ambiente y el paisaje tradicional, mantiene hábitats y conserva la biodiversidad”.

Entre las medidas que se deben poner en marcha es aumentar las ayudas de acoplamiento “al menos hasta el 15%”, aunque ha subrayado que mejor sería alcanzar el 20%. También que las superficies de pastos declarables no aumenten “casi nada” para que las ayudas no queden “diluidas”.

En estos momentos la PAC deja 67 millones de euros en este subsector, de las cuales 60 son desacopladas y siete acopladas. Una proporción que el Gobierno de Aragón quiere invertir. Buscará también que la reforma del programa de desarrollo rural tenga un “giro estratégico” par que el sector ovino “tenga importancia”.

Lobón ha detallado que también cuenta con un “plan B”, que puede llegar a través “del Plan de Desarrollo Sostenible”. Entre las iniciativas se encuentran la incentivación de la concentración de la oferta y el fomento de la asociación de ganaderos. También se contempla el impulso a las razas autóctonas y las indicaciones geográficas con el I+D+i.

El consejero ha hecho estas declaraciones durante una comparecencia parlamentaria, acorada por la Junta de Portavoces a propuesta del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida, para informar sobre las medidas a adoptar para relanzar la ganadería extensiva en el ámbito de la Comunidad.

Izquierda Unida ha defendido que el ganado extensivo “conserva razas autóctonas y genera empleo” y ha alertado de la “ausencia” de medidas concretas, “más allá de la PAC”, para “dinamizar el sector”, tal y como ha relatado el diputado Miguel Aso. Ha abogado por medidas para dinamizar el sector, la venta directa, el etiquetado de productos y la potenciación de la agricultura y ganadería ecológica.

El diputado del PSOE Ramón Laplana ha asegurado que “hoy se está peor que ayer”, por lo que ha apostado por poner en marcha mecanismos de impulso a este sector económico. Entre ellos ha citado las ayudas a jóvenes agricultores y a modernización de explotaciones, que en la actualidad cuentan “con menos dinero”.

Chunta Aragonesista ha considerado la ganadería extensiva “imprescindible para el desarrollo del territorio”, tal y como ha explicado el diputado Joaquín Palacín. Ha subrayado que el abandono de esta ganadería se produce por razones como “el aumento de los gastos de explotación”, que si continúa “puede provocar todavía más la progresiva despoblación de los pueblos y la desaparición de los ecosistemas tradicionales”.

El diputado del PAR Joaquín Peribáñez ha resaltado la importancia de esta actividad económica ya que es “vital para un futuro próximo” y ha apostado por llevar a cabo medidas relacionadas con las infraestructuras e iniciativas que “revitalicen el sector”.

El PP ha considerado la situación como “preocupante” y lo ha achacado a “la crisis económica, el desacoplamiento de cabezas ganaderas, el incremento del precio de los piensos, la sequía y la reducción del consumo de carne de ovino”, tal y como ha indicado el diputado Joaquín Salvo.

comentarios
Sin comentarios en la noticia