aragóndigital.es
Viernes, 14 de agosto de 2020
Política
26/4/2013

Nuevo conflicto por la modificación de la Ley de Lenguas en las Cortes

Noelia Fragoso Delgado
Será Ferrando quien defienda el dictamen en Pleno
Será Ferrando quien defienda el dictamen en Pleno

Zaragoza.- El Proyecto de Ley de uso, protección y promoción de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón sigue adelante con los votos negativos de los diputados de los grupos parlamentarios del PP y del PAR a las enmiendas de la oposición en la Comisión de Cultura de las Cortes. Este texto modifica la anterior Ley de Lenguas, hoy vigente, que reconoce como habladas en la Comunidad al castellano, al aragonés y al catalán, con sus modalidades lingüísticas propias.

Sin embargo, la reforma emprendida por el Gobierno de Aragón cambia esta concepción, pasando estas dos últimas a ser denominadas lenguas aragonesas, con sus modalidades. El castellano se reconoce como la utilizada en toda la Comunidad, pero, su vez, contempla la existencia de dos zonas de utilización histórica predominante de las lenguas aragonesas y sus modalidades. La primera de ellas se encuentra en las áreas pirenaica y prepirenaica, mientras que la segunda corresponde al área oriental de Aragón.

Se trata de una de las leyes más polémicas que se han debatido en la Cámara autonómica y que ha protagonizado, por primera vez, el no debate en una ponencia para este asunto al salir la oposición de ésta por diferencias con la coordinadora, la popular María José Ferrando. Este mismo viernes, el conflicto ha vuelto a darse en las explicaciones de las posturas de cada uno de los grupos.

Ferrando ha comenzado su exposición criticando las "posturas antidemocráticas" de PSOE, CHA e IU, al no querer participar en una ponencia que han considerado estos últimos como "un paripé, donde la coordinadora no ha ejercido su función de intentar llegar a acuerdos y se ha dedicado a reventar la ponencia. Un verdadero insulto", según ha subrayado la portavoz de CHA, Nieves Ibeas, al igual que el portavoz de IU, Adolfo Barrena.

La popular ha defendido que su grupo no puede apoyar las enmiendas de la oposición, 170 en total, por considerar que pretenden "imponer a los aragoneses lo que tienen que hablar" y porque "suponen un capricho con un alto coste que hipotecaría los presupuestos". Ferrando ha rechazado la cooficialidad que proponía el PSOE así como la realidad trilingüe de CHA e IU, y aseguraba que "no responden a la realidad lingüística ni la mayoría de los aragoneses se identifica ni con el catalán ni con la fabla". Así, ha considerado que "no se pueden tratar las lenguas con fines sectarios que crean enfrentamientos donde nunca han existido".

Mientras, desde el Grupo Parlamentario del PAR, su diputada María Herrero ha sido la única que no ha querido hacer valoraciones y ha mantenido que su voto sería contrario a las enmiendas al igual que lo fue en contra de la Ley vigente que acordaron CHA y PSOE. Ésta ha afirmado que los cambios planteados en el nuevo Proyecto de Ley por parte de la oposición supondrían la desarticulación de éste, porque defienden posturas totalmente distintas: una del PSOE de volver a la actual ley y de CHA; y otra de IU, que sustituye el texto por completo. Herrero ha finalizado su intervención manteniendo que el Proyecto es "sumamente respetuoso, que une, reconoce y protege el patrimonio lingüístico".

Los planteamientos de la oposición

La socialista Mayte Pérez ha comenzado la ronda de la oposición con sus 74 enmiendas a una ley de 25 artículos. Pérez ha defendido en todo momento la Ley que se encuentra vigente porque "huye de fanatismos y extremismos y no impone nada", a la que se llegó a término "tras un gran esfuerzo". Asimismo, ha hablado de que este nuevo texto supone "aniquilar" los derechos de los aragoneses y "una burla a las expectativas de muchos".

Por su parte, la portavoz de CHA, Nieves Ibeas, cuyo grupo ha presentado 53 enmiendas, ha subrayado que se trata "de una involución autonómica más". Ha defendido la realidad trilingüe de Aragón con el castellano, aragonés y catalán como lenguas y ha rechazado que el nuevo Proyecto siga "un mero criterio ideológico y ninguno filológico". Para Ibeas, el proceso ha sido "una falta absoluta de respeto, una derogación encubierta, un desprecio a la riqueza lingüística, niega la realidad trilingüe y pone en riesgo el aragonés por fragmentación".

CHA volvía a plantear la cooficialidad del aragonés y el amparo de las lenguas propias, la enseñanza de éste, la creación de un Consejo Superior de Lenguas y de dos academias, así como la concienciación social del valor de las lenguas.

Así, ha aseverado que con ello se está violando la Carta Europea de Lenguas Minoritarias. Unas minorías, ha dicho Ibeas, para las que "no lesgila este Gobierno. Lo que es aberrante en Democracia". En esa misma línea se ha manifestado el portavoz de IU, Adolfo Barrena, quien también ha remarcado que la Ley de Lenguas vigente "no era un capricho, es el artículo 7 del Estatuto que debemos respetar". Así, ha rechazado las críticas del PP de que la norma "hunde Aragón", mientras ha resaltado, igual que Ibeas, que "quien hunde a Aragón son sus políticas. IU defendía una enmienda a la totalidad y 42 parciales, que entre otros asuntos proponía la cooficialidad sólo en los territorios donde se hablan esas lenguas, a diferencia de CHA que planteaba la cooficialidad en todo el territorio.

Barrena ha finalizado su exposición advirtiendo de que su partido va a continuar defendiendo los derechos de las minorías y no "va a permitir que el PP se crea que esto es su cortijo".

Más conflicto

Tras producirse el rechazo de las enmiendas de PSOE, CHA e IU y apoyarse dos "de matiz" del PP, la Comisión ha tenido que preparar urnas para votar al miembro que defenderá el Proyecto de Ley del Gobierno en el Pleno de las Cortes para su debate. De este modo, Adolfo Barrena, Nieves Ibeas y Mayte Pérez han propuesto al presidente de la Comisión, Ramón Celma, como proponente de defensa. Esto ha roto la costumbre, dado que por tradición es el coordinador de la Ponencia, en este caso María José Ferrando, sea quien ejerza esta función.

La oposición ha justificado este cambio al considerar que el proceso que se ha llevado a cabo se lo exigía. Mientras, la diputada del PAR María Herrero ha destacado lo conflictivo del proceso y ha asegurado que apoyaría al PP, quien ha propuesto a Ferrando.

Al final, con diez votos a favor para María José Ferrando y ocho votos para Ramón Celma, será la popular quien presente el Proyecto.

A lo largo de toda la sesión de la Comisión, el presidente Ramón Celma ha tenido que reprender a los portavoces por emitir juicios de valor en vez de explicar su posición en las enmiendas.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.