aragóndigital.es
Martes, 27 de septiembre de 2022
Sociedad
17/6/2013

Tarazona recreará la coronación del emperador Carlos I de España

Fernando Orte
Parte del friso que representa la cabalgata triunfal tras la coronación de Carlos V en Bolonia
Parte del friso que representa la cabalgata triunfal tras la coronación de Carlos V en Bolonia

Tarazona.- Los días 21, 22 y 23 de junio, Tarazona retrocederá en el tiempo hasta el siglo XVI, con motivo de las primeras jornadas sobre la Coronación del Emperador Carlos I de España y V de Alemania, organizadas por el Ayuntamiento de Tarazona y la Diputación de Zaragoza. El acto principal será la recreación de la coronación, acontecimiento histórico fechado en 1530 que tuvo Bolonia como escenario. Y es que el friso de la Casa Consistorial de Tarazona refleja la Cabalgata Triunfal que siguió a la coronación.

La recreación comenzará a las 22.00 horas del sábado, en la plaza de España, y correrá a cargo del grupo de teatro "La ciudad no es para mí", creado recientemente en Tarazona. En torno a una treintena de personas se estima que puedan participar en la representación, dando vida a personajes como el papa Clemente VII, además del propio emperador, nobles y otros clérigos. En la actuación intervendrá la banda de cornetas de Tarazona.

Tal y como ha explicado el concejal de Festejos, Julio Gracia, se trata de un “proyecto ambicioso” que viene de lejos, pues hace varias décadas que se pensó en celebrar algo parecido. Esta primera edición pretende ser algo “sencilla” para “ver cómo evoluciona”. “Nuestra intención es que no sea algo que se realiza desde el Ayuntamiento, que se contrate, sino que sean los propios ciudadanos quienes hagan la representación de la entrada de Carlos V en Bolonia”, ha añadido.

A medio plazo, la idea es que la recreación pueda llegar a involucrar a trescientos figurantes, junto a los actores que interpreten los papeles principales. El Consistorio turiasonense pretende que, con el tiempo, llegue a convertirse en algo parecido a la fiesta de los Amantes de Teruel, que tiene una repercusión turística muy importante para la ciudad mudéjar.

La representación teatralizada incluirá una explicación acerca del friso que adorna la fachada de la casa consistorial de Tarazona, de 32 metros de largo y realizado en yeso posiblemente después de la muerte del emperador, en torno a 1558. “Es muy conocido porque lo vemos, pero al mismo tiempo desconocemos lo que representa y quiénes son los personajes que lo forman”, asegura Gracia.

Una cita diferente por el friso del Ayuntamiento

Precisamente el friso, atribuido a Alonso González, el principal entallador de yeso activo en la zona en aquellos años; marcará la diferencia de estas jornadas con cualquier otra feria de similares características. Incluso Tarazona tuvo una feria medieval que se celebró durante varios años en la misma plaza del mercado, pero sin elemento histórico alguno que sirviera de eje. “Aquí lo importante queremos que sea el hecho simbólico de la coronación del emperador, lo demás es algo que acompaña para crear ambiente en la ciudad”, ha opinado el edil.

Durante todo el sábado y el domingo, la plaza de España, así como el barrio de la Judería, se transformarán en un mercado medieval. La feria renacentista incluirá pasacalles con diferentes grupos, que se realizarán durante las dos jornadas tanto por la mañana como por la tarde. Además, habrá representaciones teatrales del pregón y la llegada de la marquesa, fábulas, cuentos y coplas, etc.

Imagen de la presentación de las jornadas
Imagen de la presentación de las jornadas

Abanderados de Tortosa

Otro de los actos destacados será el desfile que protagonicen el grupo de Abanderados de la Fiesta del Renacimiento de Tortosa (Tarragona). Se iniciará el domingo a las 12.00 horas en la Casa Consistorial y llegará hasta la plaza de Toros Vieja, donde se ofrecerá una exhibición de juegos de banderas al estilo italiano.

Además, el viernes, a las 20.00 horas, en el Conservatorio de Música de Tarazona, se celebrará una conferencia sobre la cabalgata triunfal de Bolonia y el friso del Ayuntamiento de Tarazona, a cargo de Jesús Criado, profesor titular de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza. Precisamente Criado fue uno de los comisarios de la exposición fotográfica realizada en el año 2000 con motivo de los centenarios de Felipe II y de Carlos V, que recorrió diferentes ciudades españolas y Europas, y volverá a recalar en Tarazona durante todo el fin de semana. Se podrá visitar en los bajos del palacio episcopal.

El objetivo final que busca el Ayuntamiento de Tarazona con estas jornadas no es otro que dinamizar la ciudad y atraer nuevos turistas que puedan descubrir su monumentalidad e historia. “Es una forma de revitalizar el sector servicios, con actividades dirigidas a los ciudadanos de Tarazona pero también a quienes nos visitan”, señala la responsable municipal de Turismo y Comercio, Waldesca Navarro.

Nieto de los Reyes Católicos

Carlos de Austria o Habsburgo (Gante, 24-02-1500, Monasterio de Yuste, 21-09-1558) fue rey de España con el nombre de Carlos I, el primero que unió en su persona las coronas de Castilla, Aragón y Navarra; y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico como Carlos V. Hijo de Juana I de Castilla y Felipe el Hermoso, y nieto por vía materna de los Reyes Católicos, de quienes heredó Castilla, Navarra, las islas Canarias, las Indias, Nápoles, Sicilia y Aragón. Por vía paterna fue nieto de Maximiliano I de Austria y María de Borgona, gracias a los cuales heredó los Países Bajos, los territorios austríacos y el derecho al trono imperial.

Por tanto, obtuvo uno de los mayores imperios del Renacimiento, siendo uno de los primeros impulsores de la idea de unificación en Europa, tomando la religión católica como el instrumento unificador.

24 de febrero de 1530: La fecha de la coronación

Los festejos de su coronación se iniciaron en octubre de 1529 con la llegada a Bolonia del papa Clemente VII. Días después, ya en noviembre, Carlos V entraba en la ciudad acompañado de un solemne cortejo. La ceremonia de coronación no se efectuaría hasta unos meses después, el 24 de febrero de 1530, constituyendo el grandioso acto final, en el que los dos protagonistas salieron juntos de la iglesia de San Petronio y cabalgaron bajo el mismo palio por las calles de la Bolonia.

Entre las estampas conocidas que representan el desfile está la realizada por Nikolas Hogenber. Las treinta y ocho estampas calcográficas del artista alemán disfrutaron de un notable éxito y difusión en toda la Europa católica, sirviendo como modelo para varios frisos pintados al fresco en palacios italianos, así como para la representación del gran friso escultórico del Ayuntamiento de Tarazona, restaurado hace más de una década. Constituye la recreación más ambiciosa efectuada en España de la espectacular cabalgata triunfal que siguió a la ceremonia de imposición de la corona imperial.

comentarios
Sin comentarios en la noticia