aragóndigital.es
Miércoles, 22 de enero de 2020
Sociedad
1/7/2013

Asociaciones de discapacitados piden mejoras en el acceso a servicios del medio rural

Verónica de Castro Alonso

Zaragoza.- Unas 120.000 personas en Aragón, es decir, el 10% de la población; tiene algún tipo de discapacidad, ya sea física o psicológica. Aunque son muchas las asociaciones que trabajan para mejorar la calidad de vida de este colectivo, aún son muchas las barreras con las que se encuentran estas personas en el medio rural, y sean físicas, psicológicas o de recursos sociales.

Las asociaciones de discapacitados han asegurado que, “para mejorar la calidad de vida de los enfermos y para evitar su aislamiento tiene que mejorar la coordinación entre administraciones y el acceso a los servicios, al transporte adaptado y a la atención temprana”.

El presidente de la Asociación Aragonesa de Entidades para Personas con Discapacidad Intelectual (Feaps), Santiago Villanueva, ha explicado que “en torno a un 30% de los discapacitados que hay en España viven en el medio rural. Un entorno en el que muchas personas están desatendidos y se encuentran en riesgo de exclusión social”.

Ante esta situación, ha alabado la gestión de las asociaciones porque “hay entidades que llegan a viajar hasta mil kilómetros al día para poder atender a las personas que necesitan sus servicios”.

Las asociaciones de discapacitados aseguran que son muchos los enfermos que se ven obligados a dejar su pueblo para ir a vivir a la ciudad para poder recibir, así, una mejor atención. Además, las dificultades para encontrar un puesto de trabajo también se multiplican en el medio rural.

Marta Valencia, presidenta de la Confederación Coordinadora de Entidades para la Defensa de Personas con Discapacidad Física y Orgánica en Aragón (Cocemfe), ha detallado que “es mucho más difícil encontrar en el medio rural empresas que quieran contratar. Además, la mayoría de las personas que tenemos discapacidades trabajamos en el sector servicios, porque nuestra integración en el sector primario es más complicada”.

A esto se une, ha continuado Valencia, “que las empresas en el medio rural son muy pequeñas y, por lo tanto, no llegan a ese cupo establecido a partir del cual están obligados a contratar a alguien con discapacidad”.

Todo esto hace que “queramos seguir trabajando porque, aunque sabemos que en estos momentos los recursos son pocos y que no podemos pedir peras a un olmo, queremos conseguir la mejor calidad de vida para este colectivo en el medio rural”.

Por su parte, el Gobierno de Aragón ha incidido en que se está trabajando para mejorar la situación de los discapacitados. Según la directora del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Cristina Gavín, “se ha apoyado a las asociaciones comarcales, se han mejorado los servicios sociales de base y se han extendido los servicios de atención temprana por todo el territorio”.

“Por ejemplo, el Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana Carlos López Acín de Sabiñánigo da atención temprana a los niños del Alto Aragón y de la Jacetania o, en el caso del Centro de Desarrollo Infantil Intercomarcal Jiloca-Moncayo, que está en Calatayud, da atención a los niños de varias comarcas cercanas”, ha subrayado Gavín.

Además, la Asociación de Minusválidos Bílbilis (Amibil) ha anunciado que comenzará, prácticamente de inmediato, la construcción de una residencia para discapacitados psíquicos en Calatayud. Las instalaciones contarán con diez plazas y los trabajos deberán estar terminados el 31 de diciembre de este año.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.