aragóndigital.es
Miércoles, 26 de junio de 2019
Sociedad
16/7/2013

Uno de los procesados del crimen del cibercafé pide un careo con la novia de la víctima

Luis Miguel Gabás

Zaragoza.- Dos años han pasado ya desde que saliera a la luz el crimen del cibercafé de Delicias en el que Rubén Fauste, un empresario zaragozano, apareció muerto y emparedado en hormigón. Este martes ha vuelto a escribirse un nuevo capítulo en esta extraña historia de la mano de Abdel T. R., uno de los procesados, quien ha pedido un careo con la novia de la víctima.

Una solicitud que tiene sobre la mesa la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza que ha celebrado una vista a petición del letrado de este encausado, Ignacio Pérez Santander, después de que el Juzgado de Primera Instancia número 12 de Zaragoza que instruye el caso lo rechazara. La Fiscalía ha sido la única de las partes que se ha opuesto porque cree “que puede crear más confusión”.

Concretamente, el abogado defensor del hombre, que fue detenido en Miami y posteriormente extraditado por este asunto a España, ha señalado que esta mujer, identificada como Claudia Pita, debe de “aclarar” el asunto porque “su versión y la de Abdel son muy discordantes”.

En el auto de procesamiento de Abdel T. R. se justifica su implicación por un móvil económico, ya que “fue diciendo entre todas las amistades, después de la muerte, que se había ido de forma voluntaria”. Algo que para el letrado defensor esta afirmación se basa en que “la propia Claudia le dijo a Abdel que se había ido y que de vez en cuando él se ponía en contacto con ella por teléfono”. “Ella fue la que aparentó que el empresario estaba en perfecto estado”, ha apostillado.

El otro motivo que ha esgrimido Pérez Santander es que en la entrada y registro de la vivienda de Abdel T. R. encontraron las llaves de los locales de la víctima y de un coche, “encargándose la novia de Rubén Fauste de asegurar ante la Policía Nacional que esto era muy extraño”. Sin embargo, en declaraciones a ARAGÓN PRESS, este letrado ha afirmado que “la relación entre ambos era muy estrecha porque no solamente eran socios, sino también el único amigo que tenía”. “La Policía se agarró a eso para cerrar el círculo de que: Abdel mató por el dinero; pero esta declaración está viciada porque algo tiene que ocultar”.

Abdel T. R. fue señalado por el otro encausado José María H. S., defendido por José Luis Melguizo, como autor de este suceso en junio de 2011. Sin embargo, éste aseveró en una declaración voluntaria que sí estuvo en el establecimiento porque había quedado tanto con el finado como con el otro encausado, pero que hubo un momento en el que él se fue. También testificó que extrañó no volver a saber nada de Rubén los días posteriores, pero que José María H.S. sí le contaba cosas de él.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.