aragóndigital.es
Jueves, 4 de junio de 2020
Economía
24/7/2013

"A veces te sabe mal decir que a ti tampoco te va mal y lo dices con la boca pequeña"

Marta Gracia Sánchez
Galindo asegura que el futuro de WorldPathol es ampliar instalaciones

Zaragoza.- Iván Galindo es el director de WorldPathol, una empresa biotecnológica con nueve empleados en la Comunidad y 15 colaboradores a nivel internacional. Asegura que las cosas no les van nada mal, aunque a veces parezca que no se puede hablar de eso. Galindo es optimista y señala que de todo se sale. A ellos la crisis les ha afectado porque ven que ya no tienen alguno de los proveedores que tenían antes.
 
Además, apunta que el sector biotecnológico también está sufriendo un ajuste, porque había abusos como en muchos otros sectores. Sin embargo, no puede decir una cifra del volumen de negocio que tiene la empresa, porque al principio es sólo investigación. Así que, Galindo emplaza a ARAGÓN PRESS a que le vuelva a hacer esa pregunta en tres años.
 
En 2011, está compañía ganó el premio Idea del CeeiAragón. Para ellos, una inyección de ánimo que les ha servido para tener una red importante de promotores, de socios y sobre todo para tener las puertas de las entidades financieras abiertas.
 
Pregunta.- ¿Qué es WorldPathol?
Respuesta.- WorldPathol es una empresa de biotecnología que se compone de tres unidades de negocios. Tenemos una, que es la primera que lanzamos al mercado. Es una academia formativa para personal y profesionales de la industria farmacéutica y biotecnológica en general. Una segunda área de diagnóstico y soporte tecnológico para empresas medianas y grandes de la industria. Evidentemente, aquí colaboramos con muchos centros públicos y privados de investigación, plataformas tecnológicas, siempre orientados al desarrollo de productos farmacéuticos y sanitarios.

Luego nuestro punto principal de empresa es el área de biotecnología donde desarrollamos nuestras propias líneas de producto. Actualmente tenemos cuatro en marcha: dos vacunas, un sistema con nuevos biomateriales y un dispositivo médico.
 
P.- ¿Cómo está la biotecnología en Aragón?
R.- En Aragón tenemos dos cluster, hay un buen sector, yo creo que está bastante saneado, está generando, hoy por hoy y tal y como están las cosas, beneficios y está manteniendo el tipo, con lo cual se generan reinversiones y hay un flujo de contrataciones elegante o, por lo menos, el adecuado.

No nos quedamos atrás respecto a otros anillos de biotecnología como pueda ser el catalán o el madrileño. La verdad es que aguantamos bien el tipo y vamos creciendo a un ritmo sostenido y sostenible. Ambos calificativos se pueden aplicar al sector aragonés.
 
P.- Ha comentado que una de las áreas en la que se mueve WorldPathol es la formación. ¿Están muy vinculados a universidades y centros de formación?
R.- Tradicionalmente ha habido un problema con la formación de los profesionales de la industria y es que es un sector muy hermético que depende mucho de la confidencialidad y del secretismo industrial. Nuestra plataforma nace para dar respuesta a una necesidad de formación que existe en los distintos ámbitos que afectan a la farma tanto a nivel técnico como científico y académico.
 
Respecto a la interactuación con centros, tenemos una cátedra con la Universidad de Zaragoza, es decir, la financiamos. Nos está dando soporte cruzado con varios institutos. Además, colaboramos con sus investigadores, ya no sólo a nivel formativo, sino que estamos intentando insertarnos en una colaboración público privada en todos los niveles de empresa. Ahora mismo tenemos un acuerdo con un instituto de biocomputación, el BIFI, en el que estamos desarrollando un trabajo preliminar de laboratorio en nuestras líneas de desarrollo con lo que la colaboración es muy fluida en una Comunidad tan asequible como esta, cada día se han de potenciar más estas cosas y, al menos en WorldPathol, la experiencia va muy bien y en muy buen camino.

Galindo, durante la entrevista
Galindo, durante la entrevista

P.- ¿El sector biotecnológico es difícil?
R.- Mucho. La generación de un producto cuesta muchísimo dinero, implantarlo en el mercado más y para sobrevivir financieramente hablando necesitas soportes importantes. Es un sector duro por la misma naturaleza del sector. Hablamos de Sanidad, de Salud, de Seguridad Alimentaria que impactan mucho en la sociedad y que a todos nos importan de sobremanera.
 
Es un sector que se mantiene a nivel de facturación y a nivel de beneficios e inversión. Parece que hay reconversiones y como todo, también está sufriendo un ajuste, porque también había abusos como en muchos otros sectores. Pero poco a poco ese ajuste se está sobrellevando mejor y las empresas lo sobreviven de una forma más saneada que otros sectores, como la construcción.
 
P.- ¿Los recortes en Sanidad están afectado a WorldPathol?
R.- A nosotros en concreto no, porque trabajamos a un nivel muy investigador. Una de nuestras líneas está enfocada al trabajo de un dispositivo para estudios preclínicos de medicación humana. Pero nuestras principales líneas se orientan al mercado veterinario. Entonces, tradicionalmente este sector en sanidad animal y seguridad alimentaria nunca ha sido soportado por una sanidad pública, así que a nosotros no. Sin embargo, conozco a empresas que sí que les está afectando, sobre todo porque están retirando fármacos de las listas admitidas, pero bueno están admitiendo otros. Así que creo yo que se valorará un poco el que sea capaz de primar la innovación y de meter productos nuevos en el mercado antes que agotar la mina de los que ya tienes viejos y licitados hace 20 años, sino ir cambiando. Aquí al sector le afecta y le afecta bastante, pero en concreto a nosotros no.
 
P.- ¿Cree que las administraciones públicas están apostando por la investigación y la innovación?
R.- Aquí hay dos lecturas. La I+D a nivel de sector, sí que es cierto que estamos sufriendo recortes bastantes serio. Todos los que trabajamos en WorldPathol hemos estado trabajando en fundaciones y universidades públicas, todos venimos de sector público, alguno viene de empresas industriales privadas y claro que lo notas. Conoces a muchos compañeros que no lo están pasando bien y eso repercute en la innovación que puede dar de sí un país. España debería estar a la cabeza a la hora de sacar productos nuevos y de investigar sobre líneas de desarrollo nuevas. Los últimos doce años he trabajado en cuatro países y cinco capitales y siempre he coincido con españoles que venían de todas las partes porque aquí no les podemos ofrecer empresas que absorban este talento. Para esto, se necesita más inversión, un mayor esfuerzo de las administraciones y un empuje un poco más explícito. No tanto apoyo porque me consta que se hacen esfuerzos y se intentan hacer mejoras sustanciales en vía de financiación y proyectos de desarrollo y de investigación, sino más económico, más apoyo a consolidación de empresas, más soporte a contrataciones en temas de desgravación. Un soporte tanto a centros públicos como a privados para poder desarrollar juntos, en la unión está la fuerza y o universidades y centros se unen a empresas o no va a haber desarrollo. Además, ahora Europa viene con un nuevo cambio con el horizonte 2020, todos que nos dedicamos al sector estamos esperando un poco a ver por dónde salen las líneas de desarrollo y parece que todo se orienta a producto y tampoco es eso: Ni sólo financiar ciencia básica, ni sólo financiar producto. Hay espacio para todos y tenemos científicos de sobra para dar respuesta a todos.
 

 

Imagen de la web
Imagen de la web

P.- Ganaron el concurso Idea del CeeiAragón, ¿qué significa tener ese apoyo?
R.- A mí me hizo una ilusión bestial. Después de llevar casi un año trabajando en el proyecto, presentarlo, y que te someten a un análisis técnico en temas que no estás acostumbrado. Sales de tu laboratorio que estás acostumbrado a que te hagan revisiones otros científicos, entonces aquí, coges tu idea y tu proyecto y se lo presentas a un equipo técnico de economistas, empresarios, administrativos que te lo destripan hasta al infinito. Todos aportan muchas cosas, que el examinarte siempre viene bien y sobre todo que te den el premio es mucho mejor.
 
La verdad es que ha sido un espaldarazo, nos han apoyado mucho a partir de entonces, tanto el Gobierno aragonés como las distintas administraciones y, sobre todo, nos ha aportado visibilidad, que para una empresa que empieza, que te conozcan y que lo hagan bien es muy bueno. Porque tienen que hacerlo bien ya que sino no puedes meter un producto en el mercado, no consigues desarrollar una línea, ni siquiera obtener líneas de financiación. Todavía nos dura la ilusión de la inyección del premio.
 
P.- ¿Ganar un premio de estas características te abre las puertas por ejemplo de las entidades financieras?
R.- Te da credibilidad. Tú vas ahí con tu proyecto y dicen pero cómo fío yo de que esto sale... Así que tienes que empezar a poner encima de la mesa elementos de confiabilidad y uno de ellos son los técnicos, y uno que da un soporte importante es decir: No es que el proyecto es bueno no porque lo diga, sino porque hay dos equipos distintos de técnicos acostumbrados a evaluar estos proyectos que ya me han dicho que es bueno y que tiene viabilidad, así que dame los fondos para poder llevarlo a cabo. Al final las entidades entran, confían y nos apoyan.
 
P.- ¿La crisis está afectando a la empresa?
R.- La crisis claro que afecta, porque ves que tus perspectivas, tus planes provisionales son diferentes. Desde lo más general hasta la particularidad afecta en mayor o menor medida. Hace poco quisimos contactar con un proveedor que resulta que ya no existe, se lo ha cargado la crisis. Son cosas que ves en el día a día. Algo que afecta mucho más es la negatividad general que esto para un sector tan creativo como el nuestro que se basa en que los científicos han de estar positivizados para hacer su trabajo bien. Son muchas horas trabajando, o estás motivado o al final lo notas y tanta negatividad alrededor pues afecta. A veces te sabe mal decir que a ti tampoco te va mal y lo dices con la boca pequeña. Últimamente hay en alguna reunión donde nos van dando buenas noticias. Aún queda mucho para que las cosas mejoren, pero yo soy optimista.
 
P.- ¿Por dónde pasa el futuro de WorldPathol?
R.- Por sobrevivir tres años y luego vamos a ampliar instalaciones y contrataciones. Además, queremos consolidar nuestro laboratorio de I+D. También vamos a implantar una nueva sala de fabricación de productos farmacológicos aquí en la Comunidad y a través de la cual vamos a poder fabricar nuestras líneas de producto. Todo esto tiene mucho tiempo, mucho encaje de bolillos para que todo vaya cuadrando, por ahora todo nos cuadra bien, las instituciones nos apoyan, las entidades financieras también, nuestros socios promotores y tecnológicos también están allí. El futuro pasa por cuidar bien esa red que nos ha costado casi dos años el tener y seguir obteniendo éxitos en el laboratorio. Afianzar la parte biotecnológica es lo que nos toca.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.