aragóndigital.es
Domingo, 7 de marzo de 2021
Zaragoza
31/7/2013

Los ajustes llegan al bus

Guillermo Pemán Portella
Los vecinos de Santa Isabel se movilizarán en septiembre
Los vecinos de Santa Isabel se movilizarán en septiembre

Zaragoza.- La cuenta atrás está echada. El temido ajuste de líneas de autobús comienza este 1 de agosto acompañado de incertidumbre y rechazo de parte de la ciudadanía. Finalmente, dos son las líneas que se suprimen –la 20 y la 45- y otras once modifican su recorrido para adaptarse a la nueva realidad del tranvía.

Sus afecciones en la vida cotidiana de los zaragozanos están por ver. En agosto, la ciudad se queda vacía con el éxodo estival por lo que la prueba de fuego llegará a partir de septiembre con la vuelta de vacaciones. Aun con todo, la preocupación ya es palpable en el Actur y Santa Isabel, principales damnificados por la eliminación de líneas.

En el primero cuentan con el tranvía como atenuante ya que cruza el vecindario por todo su trazado hasta llegar a Parque Goya. De todas formas, las asociaciones vecinales de la zona temen la desaparición del 20 de forma abrupta y piden que siga haciendo su recorrido habitual hasta finales de año. Creen que el nuevo trazado del 23 con parada final en la puerta del centro comercial Grancasa deja sin alternativa en caso de que el tranvía se estropee.

En Santa Isabel están en pie de guerra con la eliminación del 45. La asociación vecinal del barrio ha anunciado movilizaciones a partir de septiembre alegando que esta línea no hace en recorrido de tranvía y no creen que la ampliación del 32 sea efectiva ni suficiente.

La FABZ y la Unión Vecinal negociaron para reducir los ajustes

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza y la Unión Vecinal Cesaraugusta negociaron con Servicios Públicos para tratar de disminuir los recortes previstos en un primer borrador. El presidente de la Unión Vecinal, Manuel Ortiz, manifiesta su disconformidad por no haber podido evitar la supresión de varias líneas.

“Hubiéramos preferido que no se eliminara una sola línea de bus”, resalta. Sin embargo, afirma que gracias a las negociaciones que entablaron se ha conseguido quitar 900.000 kilómetros menos de los previstos.

Por su parte, el presidente de la FABZ, Félix Moreno, considera que la reordenación puede ser positiva para la ciudad y puede conjugar la oferta con la demanda existente tras la implantación del tranvía.

La mayoría de cambios en las líneas obedecen a la implantación del tranvía en Zaragoza
La mayoría de cambios en las líneas obedecen a la implantación del tranvía en Zaragoza

Aún con todo Moreno ha emplazado a esperar a que esté en marcha la reestructuración para corregir errores en caso de que los haya. “Estaremos vigilantes para que en caso de alguna disfunción o efecto negativo trasladarla al servicio de movilidad para que la subsane”.

Para la consejera municipal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, la supresión de líneas responde a criterios técnicos y a la puesta en marcha del tranvía, que obliga a restructurar el eje de la movilidad urbana. Pese a la reducción de kilómetros en los trazados, Dueso asegura que "se cubren perfectamente las necesidades de los barrios de la ciudad”.

Dueso justifica esa reducción con la explicación de que el 30% de los viajeros pasarán a utilizar el tranvía, mientras que la red de autobuses “sólo” se recorta entre un 12 y 15% “por lo tanto se potencia”.

Pero el paso de Tuzsa a Autobuses Urbanos de Zaragoza, la misma empresa con distinto nombre, no vendrá acompañado sólo de una reestructuración de líneas. La compañía anunció el pasado 19 de julio el despido de 212 trabajadores tras la subrogación de la plantilla y la inaplicación del convenio vigente hasta la fecha. Una cifra que la dirección ha reducido este miércoles en 33 personas, pasando a 179 personas.

Para evitarlo, los trabajadores han propuesto a la empresa la posibilidad de presentar un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo). La medida consistiría en enviar cada mes al personal excedente al paro, hasta que la plantilla se regularice, partiendo de la base de que “el comité entiende que aquí no sobra nadie”, según explicaron en un comunicado. En caso contrario, la plantilla estudia la posibilidad de ponerse en huelga a partir de septiembre.

La nueva red

La longitud de la red pasará de 721 a 593 kilómetros totales. El número de paradas será de 1.869 frente a las 2.018 actuales, un 7,7 por ciento menos, y se estima que en total recorrerán 17.355.043 kilómetros anuales, que es un 15,3 por ciento menos que los 20.500.000 kilómetros actuales.

La reordenación supondrá unos 15 millones de euros menos de gasto para las arcas municipales, la supresión de dos líneas y modificaciones en el itinerario de otras once. Los buhobuses y otras 24 rutas diurnas mantendrán su trayecto aunque cambiarán vehículos o frecuencias.

La configuración definitiva elimina la línea 20 y la lanzadera C-2 por coincidir plenamente con el tranvía. Además se suprime la línea 45 y se suple con un importante impulso a la 32, que pasará a prestar servicio con autobuses articulados y con mejores frecuencias (seis minutos).

La longitud de la red pasará de 721 a 593 kilómetros totales
La longitud de la red pasará de 721 a 593 kilómetros totales

La línea 28 tendrá su terminal en Echegaray y Caballero, accediendo por el Puente de Piedra y saliendo por el Puente de Hierro. Tendrá un acceso a la avenida de los Estudiantes en la zona norte de Santa Isabel, manteniendo la misma frecuencia en horas punta y aumentándola ligeramente en horas valle.

La 22 modificará su trazado, circulando por el paseo de María Agustín y el paseo de Pamplona. El recorrido por Las Fuentes no sufre modificación. La 23 y la 42 tendrán su terminal en el intercambiador del Actur.

La 30 mantendrá su recorrido actual, con una frecuencia de ocho minutos. La 31 se mantiene, aunque suprimiendo el tramo correspondiente a la avenida de Madrid. Así, su itinerario será entre Puerto Venecia y La Aljafería. La 33 asumirá en la zona de Los Enlaces el recorrido suprimido de la línea 31.

La línea 36 mantendrá su itinerario actual, incrementando su frecuencia en uno o dos minutos. La 40 prestará servicio entre San José y plaza de Paraíso. La 43 tendrá su terminal en Actur (calle prolongación de Jorge Guillén entre Gómez de Avellaneda y María Zambrano).

La 44 prolongará su recorrido hasta el apeadero de Miraflores. La 50 mantendrá íntegramente su itinerario, con una frecuencia de 30 minutos. La 52 tendrá su terminal en Puerta del Carmen. La 56 modificará su itinerario de acuerdo a la propuesta vecinal y se prestará servicio con un autobús lanzadera con estricta sujeción a la coordinación con el tranvía.

Además, se ha creado una nueva línea a Arcosur, desde la terminal del tranvía hasta el centro del nuevo barrio (cruce avenida de los Arqueros – avenida 21 de Junio de 2009) con objeto de conectar también con la línea 41.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.