aragóndigital.es
Domingo, 25 de agosto de 2019
Zaragoza
2/10/2013

Atentado en la Basílica del Pilar de Zaragoza

Luis Miguel Gabás
Imagen recogida por un visitante de El Pilar minutos después de la explosión. Foto: Eusebio Galatanu

Zaragoza.- Habían pasado escasos minutos después de que el sacerdote diera por terminada la misa de las 13.00 horas cuando una explosión ha estremecido a feligreses y visitantes de la Basílica del Pilar de la capital aragonesa. Un artefacto casero, realizado con una bombona de camping gas, había explotado en la zona de bancos más cercana al coro. No se han producido heridos de gravedad ni la estructura del templo ha resultado dañada.

La cercanía al Ayuntamiento de Zaragoza y a la Delegación del Gobierno de España ha permitido un rápido y eficaz despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que rápidamente han desalojado tanto el templo, como el resto de edificios próximos al mismo. Asimismo, han realizado un perímetro de seguridad que, hasta en dos ocasiones, ha sido ampliado cuando un equipo de los Tedax-NBQR se encontraba buscando un segundo artefacto.

De hecho, agentes de la Policía, perros especialistas en detección de explosivos y hasta un robot han entrado en el corazón mariano de los aragoneses para comprobar si había más explosivos. Según fuentes policiales consultadas por ARAGÓN PRESS, han peinado toda la Basílica, especialmente las capillas laterales, los confesionarios y el coro. No obstante, la sospecha principal se centraba en unos carros que estaban en la zona más alejada del altar mayor por si allí había oculta alguna bomba. Finalmente, ha sido una falsa alarma.

La Unidad Canina de la Policía Nacional ha entrado en el templo para buscar más bombas. Juan Manzanara
La Unidad Canina de la Policía Nacional ha entrado en el templo para buscar más bombas. Juan Manzanara

En el momento de la explosión, sobre las 13.47 horas, estaban allí Fernando Ecea y Marcos Rebollo, dos estudiantes de Valladolid que habían acudido a dicha eucaristía durante una excursión con el colegio. Ambos han reconocido que la explosión les había asustado mucho en un principio, pero que no han dudado en entrar e intentar buscar si había heridos. “Los pasillos estaban llenos de polvo y de gente corriendo y llorando porque ninguno sabíamos qué había pasado. Nos temíamos lo peor”, han señalado.

Ecea, quien ha reconocido que jamás olvidará este suceso, ha destacado la actitud de los policías que “en seguida nos han calmado y se han dado cuenta que no había heridos”. De hecho, tan sólo una mujer ha sido asistida por molestias en un tímpano.

En la tienda en la que se venden las tradicionales cintas de la medida de la Virgen estaba Jesús Rodríguez, un cordobés que estaba de viaje de trabajo en Zaragoza, quien ha descrito la situación como “impresionante porque estábamos ya fuera y se ha escuchado perfectamente gracias al eco”. “Ha sido un milagro, y el que no crea en ellos que recapacite”, ha aseverado, mientras agarraba fuerte una de esas cintas.

Comercios y hasta un hotel cercano cerrados

La explosión ha cambiado en un minuto la tranquilidad que normalmente se respira en la plaza del Pilar. La gente ha salido corriendo de las terrazas, dejando ahí las consumiciones sin terminar o pagar.

Una situación que ha sufrido en primera persona Andrea Calvo, dependienta de la tienda de souvenirs Basilicus, quien ha destacado que estaban llenos y, de repente, se ha quedado sola en la tienda. “No cerramos a mediodía porque es el momento en el que muchos turistas vienen a hacer las compras y hoy hemos tenido que hacerlo”, ha afirmado.

La Policía Nacional ha realizado dos cordones de seguridad. Juan Manzanara
El artefacto ha sido colocado debajo de este banco

La directora del hotel Las Torres, que se sitúa frente a la Basílica, Ana Salicio, destacaba la rapidez con la que han tenido que desalojar el hotel, si bien “mucha gente decide comer fuera, por lo que no ha provocado excesivos problemas”. “Hemos avisado a nuestro personal y a nuestros clientes para tranquilizarles”, ha matizado.

El Pilar abrirá este jueves

El Cabildo Metropolitano de Zaragoza ha mostrado su confianza en que la Basílica del Pilar pueda abrirse este jueves en su horario normal y se retome la actividad habitual tras la limpieza y la ventilación que se está realizando esta tarde.

Esta institución ha querido señalar que "lamenta profundamente" y "condena de forma contundente" estas acciones, que han obligado a cerrar temporalmente la Basílica.

Asimismo, fuentes consultadas por ARAGÓN PRESS han reconocido que existen cuatro cámaras que graban los accesos al templo, por lo que esperan identificar con rapidez a los autores del atentado.

Por su parte, el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, ha lamentado la explosión del artefacto del camping gas en la Basílica del Pilar. Sin embargo, se ha alegrado de que no haya habido heridos ni daños en el patrimonio cultural, sobre todo en el órgano ni en el retablo. El arzobispo se ha mostrado partidario de incrementar las medidas de seguridad en la Basílica del Pilar, aunque ha explicado que el templo tiene vigilancia personal todo el día con guardias jurados que velan porque todo se desarrolle con normalidad.

Asimismo, Ureña ha asegurado que habrá que esperar a la investigación de la Policía y a que diga los resultados, después “habrá que tomar medidas y yo pienso que se deben tomar, cuántas más medidas de seguridad mejor, evidentemente”.

1
comentarios
  • 1|Obeliz dijo
    Uf, con lo que pudo pasar...todo se quedo en casi nada
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.