aragóndigital.es
Martes, 7 de julio de 2020
Tribuna Digital
4/11/2013

Fondos de pensiones en España y en el mundo

Luis Ferruz Agudo

Entre las diversas asignaturas pendientes de la Economía Financiera de España, de las administraciones, de las empresas, de los trabajadores y de los consumidores, está el aumentar mucho más la cultura financiera, en particular, la cultura financiera sobre el ahorro y, más específicamente, el conseguir más ahorro (y mejor gestionado) para la jubilación y otras contingencias, mediante los fondos de pensiones, tanto públicos como privados.

El ahorro complementario para la jubilación y otras contingencias, mediante fondos de pensiones y otros productos de previsión social, donde queremos dejar claro desde el primer momento que la compensación vía pensiones públicas es irrenunciable en un sistema universal y público que ha demostrado sobradamente su eficacia como elemento de cohesión y vertebración social.  Pero, no obstante, no es menos cierto que los aspectos demográficos estructurales y de largo plazo, entre otros, requieren correcciones al sistema, que no necesariamente implican bajadas de pensiones públicas, así como búsqueda y optimización fiscal y de gestión de vías privadas complementarias.

Las comparaciones, de las que se dice frívolamente que todas son odiosas, son claves para entender muchos aspectos de la vida y de las finanzas en particular, todo ello también para sentar cimientos prudentes y razonables a efectos de cambiar positivamente tendencias no deseadas. En este sentido, entre otros indicadores y en su caso tendencias, la media de Europa o de la O.C.D.E. nos hace ver claramente este aspecto. Concretamente, en España los Fondos de Pensiones representan poco más del 8% del P.I.B., mientras que la media de la O.C.D.E está próxima al 70% del PIB. Suiza está por encima del 100% del P.I.B., Estados Unidos por encima del 80% y Reino Unidos por encima del 70%.  No queremos abrumar a nuestros lectores nada más empezar este artículo con cifras y cifras, pero comparaciones similares muy desalentadoras para el caso español podríamos hacer también con respecto a total de cuantía invertida en fondos de pensiones, fondos de reserva de la Seguridad Social, etc. etc. Interesantes informes en dicho sentido que pueden consultarse, entre otros,  en INVERCO, OCDE, Towers Watson, etc.

Existen muchas “leyendas urbanas”, apriorismos y fundamentalismos acerca del tema de pensiones, fondos de pensiones públicos y privados, y no hay nada como ir a la realidad social y datos oficiales.  En países con más cultura financiera que España, y en particular cultura de ahorro-previsión y pensiones, como puede ser Japón, Estados Unidos, Noruega, Holanda, Corea, Canadá, Malasia, y un largo etcétera, lo que se observa es que tienen los mayores fondos de pensiones por volumen, y que además son fondos de pensiones públicos!  En Estados Unidos, concretamente, hay importantísimas aportaciones a Fondos de Pensiones por parte de la Administración Central, de las administraciones locales y de la empresa privada, destacando el Federal Retirement Thrift y el Fondo de Pensiones de empleados públicos de California entre los públicos y el de General Motors, IBM y Boeing entre los privados. El fondo de pensiones de reserva de la Seguridad Social de España ocupa el puesto 25 a nivel mundial y tiene aproximadamente un euro por cada 15 del primer fondo de pensiones público mundial que es de Japón.

Otros aspectos muy importantes a tener en cuenta en el análisis y radiografía financiera de Fondos de Pensiones son los referidos a fiscalidad, eficiencia en la gestión, composición de la cartera, gobierno corporativo y responsabilidad social empresarial, activismo accionarial y algunos otros. Desde nuestra perspectiva y experiencia en el análisis, investigación y divulgación de estos instrumentos financieros señalaríamos algunos aspectos que deben merecer mayor atención en el futuro por parte de analistas financieros independientes, gestores, presidentes de gestoras, supervisores de mercado, asociaciones de consumidores y usuarios, etc.

Con relación a la fiscalidad, se trata de un importante aspecto ligado al consumo de estos productos financieros y una base fundamental en su comercialización. Está claro que la fiscalidad es buena, aunque mejorable, y hace de estos productos a priori los de mejor rentabilidad financiero-fiscal. Sin duda puede mejorarse su fiscalidad, así como también su liquidez, pero lo que debe mejorar mucho es la eficiencia en la gestión de estos productos financieros, algo que pueden impulsar mucho los supervisores de mercado y unas asociaciones de consumidores y usuarios más exigentes y beligerantes de lo que han sido hasta ahora. Los ratios de eficiencia en la gestión, rankings de eficiencia en la gestión y otros aspectos interconectados, así como la difusión crítica de estos datos pueden ayudar y mucho a mejorar los resultados de gestión y la competencia entre gestoras y productos, gestoras que por cierto deben involucrarse más en la gestión y fusión con el cliente lo que supone, a mi modo de entender el mundo de la gestión y la empresa, entre otros aspectos, que participen adecuadamente, según el riesgo asumido y reflejado contractualmente, en beneficios y también en pérdidas.

La composición de la cartera global de los fondos de pensiones españoles denota ciertos rasgos de lo que comentaba al principio en cuanto a nuestra severa falta de cultura y tradición financiera. No es de recibo que la cartera global tenga más de 60% de renta fija ya que son instrumentos de gestión financiera a largo plazo y básicos para un correcto funcionamiento y estabilidad de los mercados. Al respecto, en otros países con mucha mayor cultura y tradición financiera como Reino Unido y Estados Unidos, la composición global de la cartera es mayoritariamente de renta variable y no de renta fija. Está claro que tenemos unos inversores y unos gestores que se sesgan hacia lo conservador y no  acaban de creerse, o de aplicar y asesorar o ser asesorados financieramente en  los fundamentos básicos de la Economía Financiera y la Dirección Financiera como serias disciplinas científicas y profesionales, y todo ello con la ilustración ejemplificante y aleccionadora de las comparaciones financieras relevantes a nivel empírico y mundial.

Con relación a Gobierno Corporativo y RSE, así como los aspectos relacionados con el activismo accionarial, creo que deberíamos seguir y profundizar con otro artículo más adelante por la importancia que desafortunadamente no tienen en estos momentos y la que sí deberían tener cuanto antes en el futuro.


*Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad / Miembro de la Comisión GIRA, Gestión Integral de Residuos de Aragón, de la DGA
comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.