aragóndigital.es
Sábado, 20 de julio de 2019
Sociedad
17/3/2014

Becerril asegura que el "99% de la ciudad" le preguntaba sobre obras

Guillermo Pemán Portella
Becerril antes de entrar al juicio

Zaragoza.- El exconcejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza Antonio Becerril ha negado rotundamente que anticipara información al empresario Carmelo Aured sobre contratas del Fondo Estatal y otras obras en la capital aragonesa. Durante el primer día de juicio, Becerril ha respondido que ofrecía al empresario información general ya publicada en boletines y accesible a todos. “El 99,9% de los ciudadanos de Zaragoza me preguntaba sobre obras”, ha zanjado para añadir que era su obligación responder como concejal.

Según la acusación pública, Becerril suministraba información sobre obras dependientes de su departamento en el Ayuntamiento y de Zaragoza Vivienda a Carmelo Aured, haciendo un uso “impropio y abusivo” de las atribuciones públicas que ostentaba.

Sin embargo, la defensa de Aured, representada por César Ciriano, ha explicado que todas las informaciones eran publicadas en boletines provinciales y en la web municipal “que es de las más transparentes de España” y accesible para todos.

En su escrito de acusación, el fiscal concluye que facilitaba información en el momento que iban a salir a concurso determinadas obras y de los pliegos de condiciones que se iban a publicar. Añade que en el momento en que se facilitó no era una información accesible, propiciando que esta persona, ajena a la función pública, conociera antes que nadie la decisión que se proponía adoptar la autoridad administrativa.

La Fiscalía ha afirmado que estos hechos derivan de las escuchas telefónicas que llegaron al Juzgado por la investigación del Caso Molinos en La Muela y que los tres acusados estaban de acuerdo para la adjudicación de obras que dependían de Becerril cuando era concejal y vicepresidente de la sociedad Zaragoza Vivienda. Durante la vista, todos los presentes han podido escuchar una treintena de “pinchazos” telefónicos en el que ambos se citaban para discutir proyectos.

Becerril ha respondido de forma tajante a la pregunta de su abogada, Cristina Ruiz Galbe, sobre si ha solicitado alguna vez que se favoreciera a una tercera persona a cambio de algún favor: “Nunca", ha sentenciado Antonio Becerril.

Niega haber blanqueado dinero con los afiliados del PSOE

El exedil ha negado también que blanqueara dinero con las afiliaciones del PSOE por la agrupación de Garrapinillos. La Fiscalía le acusaba de pagar las cuotas de afiliación al PSOE de 71 jubilados desde 20 cuentas corrientes distintas.

Becerril ha reconocido que él las pagaba porque ganaba 100.000 euros al año y se lo podía permitir porque llevaba una vida “austera”. “Llevo siete años sin irme de vacaciones, soy austero. Ahí está mi casa, los coches comprados a plazos de siete u ocho años”, ha sostenido.

El exconcejal ha asegurado que si una persona le viene y le dice que su niño no puede jugar al fútbol, él le paga la cuota del fútbol: “Y con las cuotas del PSOE lo mismo. Gente que no ha podido pagar, yo se la he pagado porque me siento socialista. Es que me siento socialista”.

Mañana martes está prevista la declaración de los otros dos acusados, el apoderado de la empresa Áridos y Hormigones Pedrola, Juan Carlos Esteban, y el intermediario en la compraventa de suelo y amigo de Becerril, Carmelo Aured.

El tribunal ha rechazado la solicitud de comparecencia como testigos en la causa del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, del vicealcalde, Fernando Gimeno, y del responsable de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, al considerar que su testimonio no aportaría nada y alargaría el proceso.

Becerril durante el juicio
Becerril durante el juicio

Fiscalía pide cuatro años para Becerril

La Fiscalía pide para Becerril penas que suman cuatro años de cárcel, multas por valor de 398.000 euros y 13 años de inhabilitación especial para ejercer cualquier empleo o cargo público. La representante del Ministerio Público le acusa de los delitos de tráfico de influencias, negociaciones prohibidas a funcionario público y abuso en el ejercicio de su función, cohecho y blanqueo de capitales.

El señalamiento explica que Carmelo Aured es amigo personal de Antonio Becerril desde hace años y añade que entre otras labores se dedicaba a intermediar en la compraventa de suelo y a informar a diferentes constructores sobre condiciones de obras, planes urbanísticos y concursos municipales. Por su parte, Juan Carlos Esteban es amigo personal de Carmelo Aured y apoderado de “Áridos y Hormigones Pedrola SA” que, a través de él, consiguió contratos para su empresa.

Fiscalía pide para el primero dos años de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho pasivo durante el tiempo de la condena y multa de 300.000 euros. Para Juan Carlos Esteban solicita 18 meses de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho pasivo durante el tiempo de la condena y multa de 300.000 euros.
 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.