aragóndigital.es
Sábado, 28 de enero de 2023
Política
17/5/2014

Jordi Sebastiá: "Nos han robado Europa y la están dirigiendo contra nosotros"

Noelia Fragoso Delgado
Sebastiá ha estado este sábado en Zaragoza en el acto central de CHA
Sebastiá ha estado este sábado en Zaragoza en el acto central de CHA

Zaragoza.- El candidato de Compromís a las elecciones europeas, Jordi Sebastiá, defiende en esta entrevista por qué la coalición Primavera Europea es una alternativa fuerte frente al resto de partidos que concurren a los comicios del 25 de mayo y subraya lo que le une a Chunta Aragonesista, a quien ve como un aliado natural.

Señala Sebastiá que entre los más de mil cargos públicos que ostentan no hay ningún imputado por corrupción y apuesta por una Europa que devuelva el protagonismo a las personas.

Asimismo, asegura que haberse posicionado en contra del trasvase del Ebro ha llevado a que en su tierra les acusen de antivalencianos.

Pregunta.- ¿Por qué una coalición entre Compromís, Equo y CHA? ¿Qué tienen en común?
Respuesta.- Partimos del núcleo Compromís-Equo, que ya había funcionado bien en las elecciones generales, y cuando empezamos a preparar las elecciones europeas nos dimos cuenta de que había que buscar alianzas para poder tener posibilidades reales de llegar al Parlamento.

Hicimos una prospección interesante con las ideas claras de la justicia social, la sostenibilidad ambiental y la comprensión de nacionalidades sin Estado. En ese sentido, Chunta Aragonesista era un aliado natural.

P.- Ciudadanos y la Plataforma No Hablamos Catalán critican a Chunta Aragonesista por ir con ustedes en coalición, ya que afirman que ustedes promueven la independencia de los “países catalanes”, que dicen, engloban a municipios de Huesca, Zaragoza y Teruel. ¿Qué opina de esto?
R.- Nosotros no vemos ninguna incompatibilidad. Dejamos que de cuestiones filológicas se encarguen las universidades y las academias. Chunta Aragonesista representa los intereses de Aragón y quiere que Aragón esté en las instituciones europeas y nosotros desde Compromís ayudaremos a que eso sea factible.

Si sólo obtenemos un diputado o dos, porque la número tres es Ángela Labordeta, yo seré eurodiputado de CHA y todas las iniciativas que consideren que debo hacer las haré. Hablar de afanes imperialistas por parte de Compromís hacía Aragón es un poco surreal.

P.- ¿Qué posición tienen ante un trasvase del Ebro?
R.- Siempre hemos estado contra el trasvase del Ebro. El problema lo tiene el Partido Popular, que en Aragón dice no y en Valencia hace apología de ello. Nosotros nos hemos posicionado en contra y se nos ha acusado de antivalencianos por ello.

Los ríos tienen que asegurar el caudal ecológico y hay que hacer un uso racional –de boca, usos ya existentes como agrícolas o industriales, y no aberrantes de campos de golf-.

P.- ¿Cuál es la alternativa que plantean para Europa?
R.- Estamos intentando convencer a la gente de que Europa es suya. Somos europeístas insumisos, porque no nos gusta esta Europa. La justicia social, la sostenibilidad ambiental, pleno empleo, igualdad entre hombres y mujeres y reconocimiento de la diversidad cultural y lingüística de Europa son los pilares de la Unión que han quedado en papel mojado.

Se está dedicando a salvar a los bancos y a los especuladores y queremos que salve a las personas, pero tiene que ser el referente de los derechos humanos y del gobierno social. Por ello, llamamos a la gente para que “asalte” sus instituciones, porque nos han robado Europa y la están dirigiendo contra nosotros.

P.- Alertan desde la coalición de los populismos xenófobos y excluyentes. ¿Cree que conseguirán mayor representación en el Parlamento Europeo e incluso poder para tomar decisiones cruciales?
R.- Es uno de los grandes síntomas del fracaso de las políticas de la Unión Europea. Suben los de extrema derecha xenófobos y eso no debería dejar dormir a los dirigentes europeos, pero tampoco el aumento de la pobreza.

Son dos problemas relacionados, ya que la UE ha fracasado como garante del Estado social y los desamparados han caído en la tentación demagógica de dirigir su descontento hacia los inmigrantes y hemos dejado que pase. No hay que ser condescendientes, se les tiene que cerrar la puerta incluso modificando la legislación para que no entren a las instituciones. Además, por otro lado, habrá que modificar la política social europea o habrá una gran fractura social.

Sebastiá reclama una Europa más social
Sebastiá reclama una Europa más social

P.- ¿Qué diferencia a Primavera Europea de opciones como Podemos o el Partido X que propugnan también valores comunes?
R.- Hay una diferencia muy clara y es que nosotros no somos un movimiento espontáneo ni personalista ni soy un contertuliano famoso que me he montado esto. Soy un alcalde de un pueblo de 40.000 habitantes, tenemos unos mil cargos públicos y ni un solo imputado.

Estamos dentro de los verdes europeos, no estamos solos en el Parlamento Europeo y tenemos organizaciones detrás a las que tengo que responder.

Estamos en la opción de ruptura, pero nosotros tenemos trayectoria, conocimiento de instituciones y un grupo donde ubicarnos. Una alternativa bastante más seria.

P. - ¿No se puede crear un gran bloque contra el austericidio que critican?
R.- Nosotros hemos conseguido una cooperativa política, como llamamos a Primavera Europea, que se presenta ahora como prueba piloto y que puede ser la base de algo.

Unimos a partidos con representación y experiencia como Compromís, Equo y Chunta Aragonesista, y otros partidos más pequeños como el Partido Castellano, Siex, Caballas, plataformas como Demos más de trabajadores públicos, Por un mundo más justo o Participa que viene del movimiento del 15-M.

Pero hay cosas a las que no podemos renunciar como la democracia real. Nosotros todos hemos hecho primarias y luego hay otros que son oportunistas o surgen alrededor de personalidades, que no se saben dónde quedarán.

Se habló con Podemos y Partido X, pero hay ciertos egos que nos han hecho continuar a nuestra marcha.

P.- Su candidato de Equo ha llegado a asegurar que se pueden crear 26 millones de puestos de trabajo con el sector verde. ¿Pero cómo se puede hacer eso mientras los lobbies energéticos tienen acceso a los parlamentarios?
R.- Yo desmitifico el asunto de los lobbies. Los peligrosos son los que no están registrados en el Parlamento, pero hay lobbies buenos como los colectivos feministas. Los de las grandes empresas son muy peligrosos, porque les da igual todo. Aún así la resistencia a estos es muy clara: la ética personal.

La economía verde implica soberanía energética para Europa, siendo autosuficientes y evitando guerras de control de la energía. Es rehabilitación de casas y patrimonio, reciclar y aprovechar energéticamente los residuos, recuperar espacios para la agricultura de calidad y ecológica, economía social con trabajo en dependencia… Todo ello es economía verde.

P.- Finalmente, ¿cuál es su Europa de los pueblos?
R.- Incluye primero la Europa de la diversidad, que no es un problema, nos hace ricos. Segundo, la interlocución directa de los pueblos con las instituciones europeas al servicio de las personas. Y tercero, una Europa que respeta los lugares que no son económicamente productivos.

comentarios
Sin comentarios en la noticia