aragóndigital.es
Lunes, 27 de enero de 2020
Deportes
18/1/2004

Peligro inminente

Pablo Almazán
Imagen de archivo
Imagen de archivo
Zaragoza.- Paco Flores y Jabo Irureta, dos de los técnicos que más apuestan por la contención, ratificaron, inicialmente, su etiqueta. Más si cabe el responsable del banquillo del Deportivo, que apostó por el argentino Duscher en lugar del ex-españolista Sergio. Y menos en el hombre de confianza del presidente del Real Zaragoza, Alfonso Soláns, quien quitó un elemento a su fiasco de trío defensivo en la línea medular. Pero fue el entrenador vasco el que hundió aún más en la zona de descenso al del catalán.

No pudo comenzar mejor el partido para el equipo blanquillo: en la primera llegada, Generelo, de un remate atípico, batía a Molina (0-1). Atrás quedaba el primer sobresalto para Láinez, como consecuencia de un disparo de Valerón a la madera. Aún era pronto para vaticinios objetivos, pero este Zaragoza parecía más abierto que en los tiempos que le hicieron descender a la zona de descenso.

Muy ponto, sin embargo, el conjunto visitante entraba en la dinámica del temblor por llevar franquía en el luminoso. El precio tuvo dos evidencias clásicas: entregar el balón y encerrarse en las inmediaciones de Láinez. Y todavía restaba mucho tiempo para comportarse de esa manera ante una “galaxia” como la que conforman Víctor, Luque, Valerón, Tristán y compañía.

La insistencia de la escuadra herculina encontró premio: Tristán se olvidó de sus innumerables encontronazos con su entrenador para restablecer la igualada en el minuto 23. El “Dépor” sacó pecho. Y suerte, para los de Flores, con irse al descanso con ese tanteador… pese a una diana justamente anulada a Galletti y otro palo de Víctor.

Sin carácter

En la segunda parte, y con la necesidad de que Rebosio no fuera un coladero y Generelo y Ponzio dejasen de ser superado por Mauro Silva y Valerón, el primero que hizo un cambio fue Irureta: Manuel Pablo entró por Scaloni para evitar la “brujería” de Savio.

Pero fue Valerón el que, emulando a Generelo, puso el 2-1 en el minuto 51. Y lo casi utópico fue comprobar como el jugador canario marcaba de cabeza. Una vez más, el cuadro de Flores carecía de identidad, carácter y se mostraba incapaz de creerse que puede ganar a uno de los “grandes”.

La entrada de Drulic y Martín Vellisca por los hoy inoperantes “Corona” y Villa no sirvieron para nada. Tristán y Sergio se encargaron de hacer encajar al bando maño su mayor derrota en la actual Liga. Y el despido de Flores está a punto de producirse.
comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.