aragóndigital.es
Miércoles, 26 de junio de 2019
Sociedad
25/1/2015

Unas 150 personas se unen en Zaragoza en un gesto de repulsa a la "Ley Mordaza"

Silvia Gil Gonzalo
Algunos asistentes se han encadenado y amordazado
Algunos asistentes se han encadenado y amordazado

Zaragoza.- La nueva Ley de Seguridad Ciudadana ha sido la causante de que aproximadamente unas 150 personas se concentraran, en la mañana de este domingo, en la plaza de España de la capital aragonesa.

Encadenados y amordazados han exigido el cese de la “Ley Mordaza” por considerar que recorta los derechos y libertades de los ciudadanos. En su manifiesto han expuesto, entre otras cuestiones, que la norma “legaliza las listas negras de infractores: activistas, prensa alternativa…”, que es una ley “de impunidad policial”, además de que “viola” los derechos de expresión, reunión, manifestación e información.

“Nos manifestamos contra los grilletes”, ha declarado a ARAGÓN PRESS una de las portavoces de Marchas por la Dignidad, Maribel Martínez, que también ha incidido en que las multas y el catalogar lo que era hasta ahora una falta "que se convierta en delito" va encaminado a que el ciudadano "se lo piense dos veces antes de salir a la calle, ante la posibilidad de que haya una sanción o que derive, incluso, en penas de cárcel”.

Por su parte, la responsable de Políticas Sociales del grupo municipal de Izquierda Unida, Paloma Lafuente, ha aseverado que dicha Ley “limita, coarta y vulnera” la libertad de expresión, de concentración y de manifestación: “Esos derechos que teníamos conquistados hace tiempo”.

Además, Paloma Lafuente ha afirmado que se trata de una decisión del Gobierno resultado de alcanzar “su mayoría absoluta, por su propia unanimidad”, y que lo que pretende esta normativa es que la ciudadanía “no se revele ni proteste en contra de la dictadura que imponen”.

También ha asistido Asun Culiná, presidenta de la Asociación Vecinal Puente de Santiago (Actur) y miembro de Puyalón de Cuchas, que se ha definido como “una luchadora antifranquista” y ha asegurado a este medio de comunicación que la Ley de Seguridad Ciudadana tiene muchos aspectos que hacen “volver al pasado”.

Asun Culiná ha comentado que cree que el Ejecutivo “lo tiene difícil” porque “no pudieron con mucha gente en el franquismo, y ahora menos van a poder”. Asimismo, ha querido apuntar que las multas y las "limitaciones" al derecho de manifestación “es represión pura y dura”. “Que sea un policía nacional, un lacayo del sistema, el que tenga que decidir si mi protesta es legal o no, eso solo pasaba en el franquismo”, dice.

Otro de los asistentes a esta concentración, Pedro García Castillo, ha querido hacer hincapié en que la reforma de la legislación, tanto del Código Penal como de la Ley de Seguridad Ciudadana, supone “a efectos prácticos” el regreso a la dictadura franquista, “y no lo debemos dejar pasar”. Además, este ciudadano ha lamentado que no haya asistido más gente al acto: “La gente no es consciente de lo que esto supone”.

La concentración ha estado organizada por Marchas por la Dignidad, al igual que por partidos políticos, asociaciones vecinales, y otra serie de plataformas y agrupaciones. También en Huesca y en Teruel los ciudadanos han querido dejarse oír por las calles de estas ciudades de forma simultánea al acontecimiento zaragozano.

Para Maribel Martínez, la iniciativa ha sido positiva y ha añadido que “decir que hay muchos colectivos está muy bien, pero los que estamos somos personas que nos movemos porque entendemos que cada día que pasa hay un recorte mayor de nuestras libertades”.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.