aragóndigital.es
Miércoles, 25 de mayo de 2022
Zaragoza
12/7/2015

Ocho muertos y doce heridos en el incendio de la residencia de ancianos Santa Fe de Cuarte de Huerva

Redacción
La residencia se encuentra situada en la carretera de Valencia
La residencia se encuentra situada en la carretera de Valencia

Zaragoza.- El incendio de la residencia Santa Fe en Cuarte de Huerva (Zaragoza) se ha saldado con ocho muertos y una docena de heridos, dos de ellos graves, según han informado a ARAGÓN PRESS fuentes del Gobierno de Aragón y de Bomberos. Todo apunta a que los fallecidos serían ancianos residentes y que entre los heridos intoxicados por inhalación de humo se encontrarían once residentes y un miembro del personal.

La alarma ha saltado minutos antes de la medianoche, a las 23.48 horas, y ha sido entonces cuando varias unidades de Bomberos (18 bomberos y 6 vehículos) se han desplazado inmediatamente hasta el lugar del suceso para controlar el incendio, así como ambulancias para evacuar a las víctimas. Pese a la urgente respuesta de los efectivos contra incendios, la gran cantidad de humo y la elevada edad de los internos no han permitido evitar la tragedia.

Al parecer, el incendio se ha declarado en la primera planta del edificio donde se han quemado dos habitaciones, y han fallecido las cuatro personas que las ocupaban. El humo ha llegado hasta la segunda planta donde han fallecido otras cuatro personas.

Según apuntan fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza, doce heridos, la cuidadora y once ancianos, han sido trasladados a varios centros hospitalarios: cuatro al Hospital Clínico, seis al Miguel Servet y dos al Royo Villanova.

Hasta el lugar se han desplazado, según informan fuentes municipales, la consejera de Derechos Sociales del Ayuntamiento, Luisa Broto, así como el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, y el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, que han permanecido en el lugar hasta que ha quedado completamente sofocado el incendio, aunque se mantiene una dotación de Bomberos para controlar la situación.

La Guardia Civil continúa investigando las causas del siniestro y, aunque no se descarta nada, todo apunta a que el origen pudo ser un colchón de uno de los dormitorios al que prendió fuego accidentalmente uno de los ancianos residentes en la segunda planta del edificio.

La residencia está situada en el kilómetro 300 de la carretera de Valencia y estaba ocupada por diecinueve ancianos atendidos por una cuidadora.

comentarios
Sin comentarios en la noticia