aragóndigital.es
Viernes, 13 de diciembre de 2019
Cultura
21/9/2015

El castillo de Novallas se transforma en un centro sobre la arqueología del valle del Queiles

Fernando Orte
La terraza y el torreón del castillo serán accesibles
La terraza y el torreón del castillo serán accesibles

Novallas.- El castillo de Novallas está siendo transformado en un centro de interpretación sobre la arqueología del valle del Queiles. La Comarca de Tarazona invierte 200.000 euros en este proyecto, que estará especialmente vinculado a las épocas romana y celtibérica. La actuación contempla crear un espacio expositivo, cuya pieza principal sería el bronce de Novallas, un fragmento datado entre los siglos I y III, con una inscripción escrita en lengua celtibérica pero con alfabeto latino.

Tal y como explica Jesús Fernández, alcalde de Novallas, el castillo se rehabilitó en los años noventa del siglo pasado. “Estaba ubicado el ayuntamiento, pero éste se ha cambiado a un nuevo edificio, y entonces había que darle sentido al castillo”, comenta. Una de las asignaturas pendientes era la accesibilidad, problema que está siendo solucionado con la instalación de un ascensor que comunique las diferentes plantas.

Pero la pretensión del alcalde es que el castillo sea un museo comarcal a corto plazo, que pueda acoger piezas auténticas. Para ello, Fernández va a mantener contactos con responsables de Patrimonio del Gobierno de Aragón. En octubre tiene prevista una reunión en Zaragoza, a la que acudirá acompañado por José Ángel García Serrano, arqueólogo recién nombrado asesor del Ayuntamiento de Novallas y director del futuro museo.

“Somos más ambiciosos y queremos un museo con todo lo que ello requiere, y poder mostrar aquí piezas que, en estos momentos, están en el Museo Provincial”. Entre esas piezas está el citado bronce celtíbero, o una teja árabe del siglo XV, hallada precisamente en el castillo de Novallas durante las obras de rehabilitación.

Terraza panorámica

La terraza se configura como un segundo espacio expositivo, donde podrían ubicarse piezas que por sus características admitan su permanencia a la intemperie, siendo además un gran expositor de la comarca, con paneles explicativos de las diferentes vistas que se observan de todo el valle del Queiles, Tarazona y el Moncayo.

Las obras -financiadas a través del Plan de Competitividad Turística-, avanzan a buen ritmo y estarán listas a finales de este año. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.