aragóndigital.es
Domingo, 22 de mayo de 2022
Sociedad
20/10/2015

Solidaridad, integración y arte se unen en el Vino de la Amistad

Lucía Segarra Sánchez
Foto de familia de los asistentes al acto
Foto de familia de los asistentes al acto

Zaragoza.- Más de 200 personas con discapacidad intelectual han conseguido un trabajo estable gracias al Vino de la Amistad, una iniciativa de Atades que este año cumple su cuarta edición y que ha vendido más de 10.000 botellas entre todos los años. El Vino de la Amistad es un proyecto conjunto que se organiza entre Atades, Bodegas Enate y la pintora zaragozana Eva Armisén y sus beneficios van destinados íntegramente a proyectos sociolaborales de la entidad.

“Esta iniciativa ha sido todo un éxito años tras año y esperamos crear una tradición”, ha explicado el presidente de Atades, Jesús Soto, quien ha añadido que “cualquier ayuda que nos venga es poca”. Por ejemplo, gracias los beneficios obtenidos se han logrado mantener las actividades del Centro Especial de Empleo Gardeniers, que da trabajo a 30 personas con discapacidad intelectual.

“Para que seas feliz” es el título de la obra cedida por la pintora que luce en la etiqueta de esta edición. Se trata de un Tempranillo 2014, un vino de corte desenfado e informal, según ha explicado una de las enólogas de la Enate, muy agradable de beber que se muestra versátil en el maridaje. Atades lo pone a la venta a partir de hoy en sus oficinas centrales y en el centro de jardinería Gardeniers, a un precio de 28 euros la caja o 5 euros la botella.

Al acto de presentación, que se ha celebrado este martes en la sede de la CREA, han acudido diferentes personalidades, como la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, quien ha destacado la “importancia de la colaboración” para que todas las personas “puedan llevar a cabo su proyecto de vida”. Broto ha valorado el trabajo realizado por Atades y ha agradecido la labor de las entidades del tercer sector. Asimismo, ha felicitado a Enate por su responsabilidad social corporativa.

Por su parte, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha destacado con satisfacción que las personas con discapacidad “han dejado de ser invisibles, tienen los mismos derechos que todo el mundo y algunas virtudes que los demás no tenemos”.

comentarios
Sin comentarios en la noticia