aragóndigital.es
Miércoles, 22 de septiembre de 2021
Teruel
20/6/2016

Teruel, pasión por el toro

Asier Muñoz del Valle
La fiesta atrae cada año a miles de personas
La fiesta atrae cada año a miles de personas

Zaragoza.- Cuenta la leyenda que antiguamente se levantaban las ciudades en el mismo lugar donde era abatido un animal al cuál se perseguía. En el siglo XII, según los cuentos populares, las tropas cristianas de Alfonso II habían logrado expulsar a los moros de territorio turolense y para evitar futuros ataques decidieron fundar una villa y amurallarla.

Como no sabían donde construirla, los soldados esperaron a que apareciese un animal para abatirlo y construir allí la villa. Una noche, un toro se asomó frente a ellos, se detuvo bajo una estrella luminosa llamada Actuel y comenzó a bramar intensamente. Las tropas interpretaron este hecho como la señal que estaban esperando y decidieron que construirían ahí la nueva villa.

Dice la leyenda que el cerro donde apareció el toro es la actual plaza del Torico de Teruel y que, precisamente, el nombre de la ciudad viene de "Toruel", el nombre que los soldados de Alfonso II asignaron a la villa uniendo las tres primeras letras de toro y de la estrella Actuel.

Sea mito o realidad, la leyenda marcó la historia y la tradición de la capital bajoaragonesa. Tanto en el escudo como en la bandera de la ciudad hay un toro pasante sobre el cual aparece la estrella Actuel. Además, la leyenda de la fundación de la ciudad es a la que se rinde homenaje en la Vaquilla del Ángel, las fiestas patronales de Teruel.

Más de 500 años de fiesta

El origen de las fiestas turolenses procede, según se puede interpretar en el Libro de los Jueces de Teruel, de la celebración de la victoria del rey Alfonso V en febrero de 1443, cuando logró entrar triunfalmente en la ciudad de Nápoles. Por aquel entonces, la villa ya contaba con cierto arraigo taurino.

Los miembros de la Soga y la Baga son los encargados de conducir a los toros ensogados
Los miembros de la Soga y la Baga son los encargados de conducir a los toros ensogados

Durante la vida de Francés de Aranda (1356-1441), era costumbre llevar varios toros a la cárcel de la ciudad para que fueran capeados por los prisioneros y después matarlos para su consumo entre los más necesitados. El traslado hasta la cárcel se hacía por las calles de Teruel y debido a la bravura de los toros, los llevaban atados con dos sogas. La gente incitaba a los toros a su paso por sus calles y los que los conducían aflojaban las cuerdas para asustar a los ciudadanos. Posiblemente, de esta manera surgiría el toro ensogado, uno de los actos principales de las fiestas turolenses hoy en día.

Los primeros documentos en los que se habla de la Fiesta del Ángel Custodio como un festejo tradicional datan de principios del siglo XVII. A lo largo de estos años se fueron incorporando diferentes actos tradicionales, algunos se perderían y otros sobreviven hasta nuestros días.

La Vaquilla del Ángel

La Vaquilla del Ángel se celebra actualmente el segundo domingo después de San Pedro (29 de junio) o el más próximo a San Cristóbal (10 de julio), de sábado a lunes. Si bien estos tres días son los más festivos, el inicio oficial de los festejos arranca el viernes de la semana anterior con la traca y fuegos artificiales. Durante estos ocho días previos, la ciudad de Teruel se llena de conciertos, actividades infantiles, procesiones, pasacalles, etc.

Un sinfín de actividades con las que los turolenses y visitantes abren boca para el fin de semana grande de las fiestas. El sábado por la mañana tiene lugar el rezo de la Salve en honor al Santo Ángel Custodio en el Ayuntamiento, el inicio oficial de la Vaquilla. Esta tradición religiosa se realiza para proteger a los turolenses y a los miles de visitantes durante las fiestas, dada la bravura de los toros. Tras el acto litúrgico, se nombra al Vaquillero del Año ante la presencia del público y de los miembros de Interpeñas.

Una peña subiendo al Torico para ponerle el pañuelo
Una peña subiendo al Torico para ponerle el pañuelo

A continuación se lleva a cabo uno de los actos más tradicionales y concurridos de las fiestas: la Subasta de los Palcos de la plaza de toros para la merienda del domingo vaquillero. Este acto se celebra desde finales del siglo XIX, cuando se empieza a celebrar la corrida de la Vaquilla del Ángel. Para recaudar dinero para pagar este festejo se introdujo la subasta de los palcos y una entrada simbólica para el resto del público. Por aquel entonces se subastaban también las carnes y pieles de los animales lidiados. Un acto que ha sobrevivido hasta hoy.

Pero el momento cumbre de las fiestas se inicia el sábado por la tarde. A las 16.30 horas, el alcalde o alcaldesa sale al balcón del Ayuntamiento al grito de "¡Vaquilleros, la Vaquilla es vuestra! Que suene el campanico". El campanico es una pequeña campana ubicada en el tejado del Ayuntamiento y que sólo suena una vez al año.

Acto seguido, el alcalde entrega el pañuelo rojo, uniforme de las fiestas, a un vaquillero que con ayuda de su peña tendrá que colocar en el símbolo más emblemático de la ciudad de Teruel: El Torico. Las personas encargadas de colocar el pañuelo tienen que subir a pulso, apoyándose en sus compañeros, hasta lo alto de la columna y colocar el pañuelo al Torico, momento en el que toda la plaza estalla de júbilo propagando la alegría por toda la ciudad.

Las peñas vaquilleras son parte fundamental de la fiesta con sus carpas repartidas por toda la ciudad y abiertas a todos los turolenses y visitantes, donde puede comer, beber y bailar. Las primeras surgieron antes de la mitad del siglo XX y hoy alcanzan casi la veintena. Además, los pasacalles acompañados por sus respectivas charangas suponen otra de las imágenes típicas.

Las peñas son parte fundamental de las fiestas
Las peñas son parte fundamental de las fiestas

Tras la resaca del sábado, el domingo llega otro de los momentos preferidos por los turolenses: la tradicional merienda. En la plaza de toros se dan cita todos los peñistas, multitud de turolenses y visitantes para conocer los toros que recorrerán las calles de Teruel al día siguiente durante la celebración del "Toro ensogado". Pero sin duda, lo que hace las delicias de los asistentes a la plaza es el tradicional "regañao", un plato típico turolense consistente en una torta en forma de pizza y que se cubre con sardinas o jamón, acompañado de pequeñas tiras de pimiento rojo.

Además, durante la madrugada del sábado y el domingo, la plaza de toros acoge una suelta de vaquillas de diferentes ganaderías para disfrute de los más taurinos.

El lunes llegará el colofón de la fiesta con la celebración del Toro Ensogado. A las cinco y media de la mañana se produce la espectacular salida de los cuatro toros, uno a uno, desde la plaza de Toros hasta la Ronda. Los toros van amarrados con una soga y una baga para limitar sus movimientos y evitar percances con los vaquilleros.

A las 11.00 horas, los más pequeños pueden disfrutar de varios becerros ensogados en la plaza del Torico, mientras que a las 18.00 horas será el turno para los adultos con la suelta de los toros ensogados corridos por la mañana por el centro de la ciudad.

Éste será el último acto antes de que a la medianoche se ponga fin a once días de fiestas con una gran traca para, seguidamente, retirar el pañuelo al Torico y entregárselo, de nuevo, al Ayuntamiento.

10
comentarios
  • 10|quique dijo
    viva el torico! viva teruel!
  • 9|wenceslao dijo
    muy interesante, estoy convencido de que muchos turolenses no tienen ni idea de por qué se celebra estsa fiesta ni de donde viene
  • 8|XAVI dijo
    las mejores fiestas de aragon, nada que envidiar a los pilares!
  • 7|gael dijo
    yiiijaaaaa!!! ya no queda nada :) que ganas!!!! oe oe oe oe oe!
  • 6|espi dijo
    a mi lo que me gusta de Teruel es que son como unas fiestas de pueblo pero a lo grande!
  • 5|Juan Martínez dijo
    Yo lo siento mucho, y soy aragonés, pero prefiero los Sanfermines, hay más actividades para disfrutar, no sé, es más internacional, hay más gente, pero al ser una ciudad más grande no esta tan masificado, además que puedes ir entre semana y sigue habiendo mucho ambiente, en teruel si vas entre semana esta medio muerto.
  • 4|Asterix dijo
    Teruel me gustaba hace seis, siete años, en los últimos se ha venido masificando y es un horror, luego decis los aragoneses de los Sanfermines que son una masificación, pero Pamplona es más grande, Teruel es muy pequeña para la cantidad de gente que va, y es una saturación
  • 3|urbano dijo
    Yoplait, a Teruel hay que ir el sábado del torico, es decir, el 9 de julio, entre semana estan los de casa y poco más, hay ambiente pero sin más, el sábado y el domingo del torico son los mejores días! eso sí, olvidate de encontrar algo para dormir a estas alturas
  • 2|yoplait dijo
    nunca he estado en estas fiestas y este año va a ser la primera vez que vayamos, me recomendais ir entre semana o fin de semana?
  • 1|Marcos g. dijo
    dos semanitas para empezar las fiestas y tres para el fin de semana grande! que ganas!
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.