aragóndigital.es
Miércoles, 17 de julio de 2019
Sociedad
1/2/2017

Ignacio Escanero: "La barrera más importante es la incomprensión"

Raúl Gascón Tella
Ignacio Escanero es el delegado territorial de la ONCE en Aragón

Zaragoza.- Ignacio Escanero Martínez, nacido en Lanaja en 1956, es delegado territorial de la ONCE en Aragón. Una organización que cumplirá 80 años en 2018 y que se encuentra con gran salud.

Escanero ha repasado la actualidad de la organización, que ha tenido unos ingresos de casi dos mil millones de euros en 2016, y de las personas con discapacidad. Cree que todavía siguen existiendo barreras arquitectónicas tanto físicas como psicológicas.

Pregunta.- Para empezar, ¿cómo es el estado de salud de la ONCE en Aragón?
Respuesta.- Para la ONCE y su Fundación, más el grupo de empresas sociales Ilunion, podemos decir que este 2016 ha sido un año que hemos terminado de forma positiva puesto que veníamos arrastrando un decrecimiento en ventas desde hacía más de diez años y que ya se paró en 2015. En 2016 hemos tenido un cierto incremento en las mismas, lo que nos hace posible desarrollar nuevos proyectos.

P.- ¿De cuánto ha sido ese ingreso?
R.- En el año 2016, con respecto a 2015, hemos incrementando en torno a 112 millones de euros, que para nosotros es importante puesto que, desde 2005 hasta 2015, los decrecimientos han sido permanentes. Estos, en ventas, están calculados en torno a un retroceso de un 25% con respecto a lo que se venía ingresando.

P.- ¿Están notando el auge del juego online?
R.- Cuando hablamos de un decrecimiento en ventas de un 25% en los últimos años, es la suma de diferentes factores. Por supuesto, la crisis ha sido un factor importante. Pero también hay que destacar el juego online. El haber autorizado por parte de la Administración Central el juego online nos ha perjudicado notablemente. Ellos han crecido de forma vertiginosa en muy poquitos años y, en contra, nosotros y la LAE hemos tenido un decrecimiento en las ventas.

Luego, hay otro factor importante: el juego ilegal. El juego ilegal que prolifera desde finales de los años 80 y principios de los 90 es una lacra social que las diferentes administraciones, por lo que sea, no quieren combatirlo a pesar de las diferentes denuncias que han aparecido en los medios de comunicación, de las sentencias de los juzgados y de la labor de sensibilización que lleva a cabo la ONCE transmitiendo a los ciudadanos de que tengan cuidado con la compra de esos productos ilegales. Aun así, la suma de estos factores hace que ese juego ilegal no se erradique y en cada ejercicio mueven en torno a los 64 millones de euros. Además, los beneficios que obtienen son netos y ni tributan a Hacienda ni a las personas que venden el cupón ilegal.

P.- Entrando en la labor social que realiza la ONCE, hace unos años comentó que la crisis está afectando mucho a las personas con discapacidad ya que no existía cultura de contratar a estas personas, ¿ha cambiado esta situación?
R.- Debemos admitir que, con el paso del tiempo, las administraciones y empresas se van sensibilizando con esta problemática. También hay que decir que en los últimos años, y debido a esa crisis económica, no ha sido fácil que las empresas y administraciones dieran oportunidad a las personas con algún tipo de discapacidad. ¿La sensibilización? Yo creo que va avanzando poquito a poco, año a año. Estas empresas van asimilando que una persona, con cualquier tipo de discapacidad, puede rendir en el trabajo igual que cualquier otra persona que no tenga ningún problema, siempre y cuando cuenten con el apoyo de las diferentes entidades y organizaciones como la ONCE en cuanto a la adaptación al trabajo. Pero sí, sí que quiero afirmar que poquito a poco van contratando a personas con algún tipo de discapacidad en empresas, organizaciones y administraciones.

P.- Y es que son las administraciones públicas las que deben dar ese paso adelante...
R.- Sí, es fundamental. Ellos tienen que dar ejemplo. Si ellos no lo dan fundamentalmente, la empresa privada no va a dar ese paso adelante. Desgraciadamente en los últimos años, debido a la crisis, han congelado multitud de convocatorias de empleo público. Ahora las están volviendo a sacar. Ahí está la reserva de puestos de trabajo para personas con algún tipo de discapacidad. Hay una cosa importante que hemos conseguido con respecto a las administraciones, que al sacar esta reserva de puestos de trabajo para personas con discapacidad, si no son cubiertas por nuestro colectivo, las dejan pendientes para incrementarlas a nuevas convocatorias. Anteriormente, si no podían ser cubiertas porque no habían superado las pruebas o no se había presentado ninguna persona discapacitada, pasaban a englobar el grueso del resto de las plazas. Aquí hemos dado un paso adelante.

 
La ONCE celebrará su 80º aniversario en 2018
La ONCE celebrará su 80º aniversario en 2018

P.- Pero la ONCE no solo ayuda a buscar empleo, sino también colabora en la formación. ¿En qué asunto se centran más?
R.- Nosotros hacemos una formación ad hoc; es decir, se nos dirige la Administración y nos dice que necesita unas personas con discapacidad visual para cubrir unos puestos de trabajo. Lo que nosotros hacemos es que nos definan ellos ese perfil de puestos de trabajo para nosotros darle la opción a aquellas personas que tenemos en la bolsa de empleo. Una vez seleccionada, nosotros le damos la formación, el apoyo, la atención que necesitan y damos cuantas orientaciones sean precisas a la dirección de esa empresa para que la productividad y rentabilidad de esta persona sea óptima y similar a la de otro trabajador.

P.- Acaban de firmar un acuerdo de colaboración con la Universidad de Zaragoza, ¿en qué va a beneficiar a la ONCE?
R.- El objetivo fundamental del convenio que firma la ONCE con las Universidades es facilitar el acceso a las personas con discapacidad a las Universidades. Curiosamente, la integración escolar de las personas ciegas en España tiene un porcentaje alto y su rendimiento es óptimo. Pero venimos observando que cuando llegan a la Universidad, por una serie de factores familiares, sociales o por el propio miedo que pueda tener ese estudiante, el número de alumnos desciende considerablemente. Por lo tanto, con estos convenios pretendemos crear esos equipos de apoyo, orientar a los responsables de las escuelas y las facultades y facilitar un entorno para que cualquier estudiante discapacitado pueda acceder con absoluta normalidad a cualquier grado o estudio universitario.

P.- ¿Qué importancia tiene el apoyo moral para una persona que, en un accidente o por enfermedad, ha perdido gravemente la visión?
R.- Es importante la diferencia entre una persona ciega de nacimiento y una persona que ha adquirido la ceguera, como bien dices, de forma tardía por enfermedad o en un accidente. La diferencia es que, desde un punto de vista perceptivo, la persona que ha perdido la visión tardíamente, afortunadamente, tiene una percepción de la realidad adecuada. Durante varios años han tenido la imagen de su entorno y de los objetos. No así una persona ciega de nacimiento. Pero, a su vez, la desventaja de una persona que adquiere la ceguera es el aspecto psicológico. A un alto porcentaje de ellos le cuesta mucho adaptarse a su nueva situación. Es pasar de dominar su entorno a través de la vista, el 80% de nuestro entorno lo percibimos con la vista, a dejar de percibir esos estímulos externos.

¿Qué tienen que hacer? Adaptarse a los nuevos estímulos y percibirlos a través de los otros sentidos. Esa adaptación cuesta porque, una persona que ve, como el 80% lo recibe a través de la vista, no se preocupa de desarrollar el resto de los sentidos. Pero cuando uno pierde la vista, no le queda más remedio que desarrollar, sobre todo, el sentido del oído y del tacto.

P.- ¿Con todo el auge de las nuevas tecnologías, de todas las pantallas que tenemos en nuestro día a día, creen que puede haber un repunte de personas con problemas de visión?
R.- Sí, eso es real y lo estamos percibiendo. Ese uso masivo, y desde muy jovencitos, de los dispositivos visuales, y también cuando se accede a un puesto de trabajo, afecta negativamente a la vista si no se toman las precauciones correspondientes. No sé en qué medida va a afectar a la población este tipo de circunstancias, lo veremos a medio plazo. Pero sí preveo que, no a mucho tardar, las causas de afiliación a la ONCE por el uso masivo de estos dispositivos se incrementarán.

Escanero ha repasado la actualidad de la organización
Escanero ha repasado la actualidad de la organización

P.- ¿En Aragón siguen existiendo muchas barreras arquitectónicas?
R.- Desgraciadamente las hay en todos los territorios y en todos los ámbitos sociales y geográficos y, por supuesto, Aragón no es un territorio diferente al resto. Siempre han existido las barreras y, con el paso del tiempo, las vamos superando, pero siempre siguen quedando otras barreras que superar. Poquito a poco, las administraciones y la ciudadanía en general se van concienciando en cuanto al hecho de intentar eliminar el mayor número posible de barreras que puedan dificultar el normal desenvolvimiento de las personas con algún tipo de discapacidad. Si hacemos comparativas con el nivel de sensibilización que hay respecto a hace 20 o 30 años, el cambio ha sido brutal. Pero aun así, nosotros seguimos reivindicando la necesidad de la eliminación de esas barreras no solo arquitectónicas, sino también psicológicas y emocionales.

Aun nos encontramos con incomprensiones, que para mí esa es la barrera más importante. La incomprensión de las organizaciones, administraciones, entidades o de las personas que tienes enfrente que no saben entender ni quieren adoptar otro tipo de actitud a pesar de percibir o comprobar que una persona discapacitada tiene algún tipo de dificultad para un desenvolvimiento normal en su entorno. Eso es lo que más duele.

En ello juegan un papel muy importante las administraciones. Si ellas no se conciencian, seguiremos hablando de que existen barreras. Aquí tenemos un ejemplo concreto: Zaragoza. Zaragoza sigue siendo una de las ciudades españolas que menos semáforos acústicos tiene. Lo hemos reivindicado con los diferentes gobiernos municipales que ha habido, de todos los colores, y el problema lo seguimos teniendo. Cualquiera puede comprobar por la calle que hay muy poquitos semáforos acústicos. Nosotros les decimos que es algo tan sencillo como que, si en las zonas prácticamente nuevas como el Actur o Valdespartera se hubieran instalado en su momento esos semáforos acústicos, no estarían ahora cambiando e incorporando esos indicadores sonoros. Y el coste económico es doble.

P.- ¿Cómo ve el futuro de la organización?
R.- Ahora que hemos pasado estos años duros de crisis, hemos aprendido muchas cosas. A los que nos ha tocado gestionar, dirigir la organización, hemos aprendido que con menos, hemos dado igual o más a nuestros afiliados, de lo cual no sentimos muy orgullosos. Es verdad que hemos contado con menos recursos, y hemos prestado servicios especializados de calidad a nuestro colectivo de personas ciegas y deficientes visuales.

¿El futuro? Ahora lo veo mucho más halagüeño. Hay que tener en cuenta que la ONCE se creó un 13 de diciembre de 1938, en plena Guerra Civil. En unas condiciones más adversas que esas ya no pueden ponerse en marcha una organización. Y si en aquella época, esas personas supieron salir adelante y llegar a lo que es ahora la ONCE, podemos decir que el futuro va a ser muy halagüeño. Hay una cosa curiosa. Todas las personas ciegas afiliadas a la ONCE llevamos un algo, no sé el qué, en nuestro ADN que defendemos nuestra organización a muerte y somos capaces de transmitir unos estímulos y una motivación para que esté en el día a día peleando y luchando por la plena integración. Somos una organización pionera en el mundo. Por algo será. Eso quiere decir que los que fundaron la ONCE, los que posteriormente han estado dirigiéndola, y los que en un futuro la van a dirigir, desde luego, lo hemos hecho bien y lo harán bien. Estoy seguro de que nuestra organización seguirá siendo puntera en el mundo.

9
comentarios
  • 9|Fede Muñoz dijo
    Felicidades por todo lo que hacen
  • 8|Filo dijo
    80 años ya, ahí es nada, madre mía y parece que fue ayer cuando nació
  • 7|Roger G. dijo
    Lo de las apuestas me parece de lo peor, y ahí que lo permite el Estado y todo el mundo
  • 6|Aaron dijo
    Lo que no sé cómo el Estado permite el juego online tan alegremente, luego a dedicar dinero para que la gente se desenganche
  • 5|Teresita dijo
    A mí me gustaría más si no se dedicaran al juego, creo que a la larga esto no es bueno
  • 4|Berta dijo
    Hacer más con menos recursos ya tiene mérito
  • 3|Pepín dijo
    cierto es que da trabajo a mucha gente
  • 2|Tere Manresa dijo
    Hay que tener esperanza, y en cuanto se acabe la crisis seguro que habrá más tiempo para que las administraciones se acuerden de estas entidades
  • 1|Sancho Ignacio dijo
    me parece muy importante que en zonas nuevas ya se haga algo por eliminar las barreras arquitectónicas, cuesta menos hacer las cosas bien que luego cambiarlas
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.