aragóndigital.es
Martes, 9 de agosto de 2022
Cultura
13/12/2017

Aragoneses, sordos e inconformistas: Goya y Buñuel aterrizan en el Lázaro Galdiano de Madrid

Alejandro Silva Faci
Los tambores de Calanda han sido la banda sonora de la inauguración
Los tambores de Calanda han sido la banda sonora de la inauguración

Madrid.- Más allá del tópico humorístico que vincula a Goya con Buñuel por haber sido ambos aragoneses, sordos y afrancesados, estos dos creadores fueron dos "espíritus inconformistas". Y como tales compartieron un modo muy similar de acercarse a los misterios del temperamento humano, la libertad, la imaginación y el sueño, pese a que uno y otro triunfaron en formatos muy distintos, llevaron vidas muy distintas y fueron testigos de épocas y contextos históricos muy diferentes.

Éste es el punto de partida de la exposición "Goya y Buñuel. Los sueños de la razón", organizada por el Gobierno de Aragón y la Fundación Ibercaja y expuesta en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid hasta el 4 de marzo, antes de viajar por otros espacios en Zaragoza y Calanda, en España, y en Estados Unidos y México, en el extranjero.

La muestra ha sido comisariada por Amparo Martínez y José Ignacio Calvo y persigue poner de manifiesto que el autor de "Los Caprichos" y el director de "Un perro andaluz", si bien no llevaron "vidas paralelas", sí poseyeron "un enorme potencial creador, analizando el espíritu crítico y curioso que les permitió explorar las posibilidades del arte para cuestionar la realidad de sus propios contextos históricos".

En la exposición el visitante podrá apreciar pinturas y grabados de Goya, fotogramas y secuencias de películas de Buñuel, documentos y libros, que proceden de colecciones públicas y privadas cercanas, como Museo de Zaragoza, Museo Goya. Colección Ibercaja-Museo Camón Aznar, pero también de fuera de la Comunidad, véase Museo del Prado, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el propio Museo Lázaro Galdiano y Filmoteca Española, entre otros.

El recorrido expositivo establece una serie de "convergencias" entre ambos creadores. En común tienen su "audaz interés por explorar la naturaleza humana" y por denunciar "la inutilidad y perversidad de la guerra", pero también su habilidad magistral para crear "atmósferas innovadoras" y su tenacidad para identificarse con los medios de expresión más apropiados.

Ahora bien, para cuando el cineasta cumplió los 18 años ya habían pasado 90 años desde la muerte del pintor, por lo que en la muestra "también se vislumbran las diferentes mentalidades, épocas, culturas y motores creativos que sitúan a Francisco de Goya y a Luis Buñuel en posiciones muy distantes". El primero vino al mundo en la sociedad del Antiguo Régimen, epílogo de la Ilustración, mientras que Buñuel "supo alimentarse del ambiente de ebullición cultural" en Madrid y en París tras dejar atrás su "Calanda feudal", según se lee en el catálogo de la exposición.

Para los comisarios, Goya y Buñuel "no sólo viajaron al interior de sus mentes, sino que también lo hicieron al exterior geográfico" en sus viajes por el mundo. El de Fuendetodos, a Madrid, Roma y Burdeos. Y el de Calanda, a París, Estados Unidos y México.

La muestra no se propone "emparejar" a estos dos artistas "bajo el supuesto de que persiguieran objetivos comunes", aunque sí se aprecia una confrontación a través de una serie de categorías de nivel "más abstracto" que constituyen precisamente las secciones de la exposición: el afán de explorar el mundo y aprender de él, el sentimiento de incomodidad ante lo defectuoso, la libertad creativa y su derivación hacia la subversión y, finalmente, la mirada desinhibida hacia el interior.

En paralelo, el visitante descubrirá una serie de alusiones explícitas, aunque anecdóticas, que Buñuel hizo de Goya. Un ejemplo manifestado por el comisario es el grabado "Ruega por ella", de la serie de "Los Caprichos" de Goya, en el que se ve cómo una prostituta se quita una media, la misma escena que décadas más tarde Buñuel volvería a representar en "Viridiana". "No es que Buñuel la copiara", ha explicado el comisario, "pero es una anécdota visual que da soporte a la idea de que hay categorías que asemejan a los dos artistas".

Hasta el 4 de marzo

La muestra sobre los dos genios aragoneses estará expuesta en el Lázaro Galdiano hasta el 4 de marzo de 2018. La entrada es gratuita. El Museo se encuentra en el 122 de la calle Serrano y, a excepción de los lunes, abre todos los días de la semana de 10.00 a 16.30 horas, y los domingos, de 10.00 a 15.00 horas.

El Museo ha organizado tres visitas guiadas por los educadores de la institución los domingos 14 y 21 de enero y 11 de febrero, a las 12.00 horas. Esta visita es gratuita, si bien requiere inscripción previa en educacion@museolazarogaldiano.es.

3
comentarios
  • 3|esteban dijo
    muy interesante que en otras comunidades puedan conocer la cultura aragonesa
  • 2|vero dijo
    ojala fuese semana santa todo el año para disfrutar de los tambores.
  • 1|kilye dijo
    grandes los tambores de calanda!