aragóndigital.es
Domingo, 8 de diciembre de 2019
Cultura
24/10/2018

Un total de 17 esculturas de piedra, alabastro y acero hacen una retrospectiva de los 30 años de carrera de Santiago Gimeno

Patricia Vallés Calvo
Cada una de ellas está inspirada en alguno de los viajes que el artista ha realizado. Foto: Luis Lacorte
Cada una de ellas está inspirada en alguno de los viajes que el artista ha realizado. Foto: Luis Lacorte
Fotoreportaje

Zaragoza.- Un total de 17 esculturas recubiertas de piedra, alabastro y acero descansan en el patio del Museo de Zaragoza desde hoy y hasta el 16 de creando una retrospectiva de los 30 fructíferos años de carrera del escultor natural de Nonaspe Santiago Gimeno. La muestra aglutina una selección de las esculturas realizadas entre 1992 y 2018, con un discurso expositivo centrado en el paso del tiempo, el recorrido a través de los espacios, la huella humana o la relación del hombre con la naturaleza.

El director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Nacho Escuín, ha incidido en que "estamos contentos de hacer convivir nuestra historia y exponer una nueva forma de entenderla al mismo tiempo". Además, ha remarcado que "todo el que se acerque se sorprenderá, por la utilización de los materiales, la perspectiva y cómo genera nuevos espacios".

El recorrido comienza con las primeras piezas esculpidas en los años 90 en piedra de Calatorao, expuestas en la Sala de la Escuela de Artes en 1992, año en el que obtuvo el Premio Isabel de Portugal. Estas piezas son de gran austeridad formal y remiten a lo ancestral, a la cultura primitiva, al arraigo con la tierra. El discurso expositivo continúa con obras como Sin título en las que el hierro toma el protagonismo, o Una casa para ti, que combina este material con chapa galvanizada y alabastro. 

Como peregrino incansable, Gimeno ha reconocido que "todos los viajes que ha realizado han dejado una huella importante en mis obras. Un ejemplo es el "A gate for a city, Steel moon above Central Park" o "Guide for urban navigators", esculturas realizadas fruto de su estancia en Nueva York en 1997. 

Gimeno también reflexiona sobre el espacio, el paisaje y su transformación, y plantea cuestiones sobre la relación del hombre con su entorno, y con el medio ambiente. Otro de los temas que aborda Gimeno en su proceso creativo son las formas de comunicación y cómo han ido evolucionando, como en la obra Redes, convertida en una metáfora de las nuevas formas de relación. 

La muestra concluye con una obra reciente, Ciudad Soñada de 2018, inspirada al igual que Factory en el cine futurista, y más concretamente en Metrópolis de Fritz Lang. Ésta nos transporta a la vida en una ciudad agresiva, deshumanizada, de individuos alienados.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.