ESTÁ VIENDO LA VERSIÓN ANTERIOR DE ARAGÓN DIGITAL,
HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LA NUEVA VERSIÓN
aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Domingo, 19 de mayo de 2019
M. Ambiente
9/11/2018

Aragón aumenta un 138% la población de trucha común en cuatro años

Redacción
La técnica consiste en llevar a cabo muestreos directos de pesca eléctrica en diferentes tramos del río
La técnica consiste en llevar a cabo muestreos directos de pesca eléctrica en diferentes tramos del río

Zaragoza.- El Gobierno de Aragón apuesta por el reforzamiento y recuperación de las poblaciones autóctonas de trucha común (Salmo trutta) mediante la repoblación de las aguas donde habita. Para conseguirlo, se capturan y seleccionan mediante pesca eléctrica ejemplares de las distintas cuencas fluviales del Pirineo (Aragón, Gállego, Cinca y Ésera). Mediante este programa, la Comunidad ha incrementado un 138% su población en cuatro años, pasando de 1.346 truchas por hectárea en 2013 a 3.205 en 2017.

El director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca, Ángel Berzosa, ha presenciado este viernes un muestreo de población de trucha autóctona en el río Bellós en el cañón de Añisclo (cuenca del Cinca), donde se han capturado 30 machos salvajes de trucha común, mediante pesca eléctrica. De la captura, se seleccionarán las truchas más puras, atendiendo a sus características fenotípicas y se les extraerá una pequeña cantidad de material biológico para su posterior análisis genético. Estos ejemplares se trasladarán a la Piscifactoría de Planduviar y solamente a los individuos que resulten 100% autóctonos, se les extraerá el esperma para la fecundación de huevos.

La piscifactoría de Planduviar, situada en Sarvisé en el valle pirenaico de Broto, es un centro de referencia en la cría de trucha autóctona tanto a nivel de Aragón como de la acuicultura de esta especie salvaje a nivel nacional.

La cría en cautividad de la trucha salvaje requiere de protocolos técnicamente complejos, que muestran lo especialmente difícil que es lograr la reproducción de variedades autóctonas de trucha común en cantidades y calidades óptimas. Tras años de trabajo se han podido consolidar cuatro líneas genéticas, una por cada cuenca, con suficientes reproductores para asegurar la continuidad, producción y repoblación.

Desde la temporada 2016, se han realizado repoblaciones de huevos embrionados mediante la colocación de cajas Vibert en los ríos. Uno de los mayores beneficios de este método de repoblación es que las truchas que consiguen sobrevivir tienen una adaptación al medio comparable a la de las truchas salvajes.

Los resultados recogidos en los últimos cuatro años muestran un incremento de la densidad de las poblaciones de truchas y de todos sus efectivos poblacionales con respecto al brusco descenso detectado en el año 2013, debido a las riadas acaecidas ese año.

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha trabajado para revertir esta situación en dos líneas a través de la repoblación mencionada y mediante una política de protección y gestión sostenible de la pesca de la trucha, basada en el fomento de la pesca en la modalidad de captura y suelta y el empleo de artes de pesca no dañinas para los peces capturados y el medio ambiente.

El aumento poblacional medio de los últimos años se da sobre todo en las fracciones de alevines y juveniles. La fracción de adultos se ha mantenido aproximadamente en la misma densidad media que la que se detectó en los últimos cinco años.

Asimismo, la actual política piscícola y de repoblaciones con trucha autóctona en Aragón se está mostrando como un complemento de gran ayuda para el desarrollo socioeconómico de muchas localidades ribereñas. Estos flujos económicos que llegan al mundo rural los realizan a lo largo de todo el año cerca de 70.000 pescadores de los que más de 16.000 tienen residencia en el extranjero.

Seguimientos de las poblaciones de trucha

Desde 2006 y con periodicidad anual, se realizan muestreos estivales para el estudio y seguimiento de las poblaciones de trucha común en los ríos de Aragón. La red de seguimiento anual se compone de 67 estaciones de muestreo y, además, se realizan otros muestreos específicos para distintos seguimientos de poblaciones piscícolas en los ríos, así como rescates en zonas que sufren estiaje en la época estival.

La técnica de estudio de las poblaciones de truchas en los ríos aragoneses consiste en llevar a cabo muestreos directos de pesca eléctrica en diferentes tramos del río, atendiendo a las diferentes características de las masas de aguas (corrientes, tablas, badinas…).

El aparato de pesca eléctrica que se utiliza es un equipo portátil. El personal técnico se reparte el trabajo, uno hará de pescador manejando el ánodo (caña eléctrica) y dos personas provistas de una sacadera recogen los peces que flotan en el agua tras ser electroanestesiados por la corriente eléctrica transmitida por el ánodo y otras dos personas se encargan de transportar los peces hasta la mesa de medición instalada en la orilla del río, donde se miden y pesan todos los peces capturados.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Luis Iribarren

Luis Iribarren

Margarita Nuez: Tijeras y dedales yeyé desde Foz Calanda

Porque Aragón también fue arte en forma de moda con mayúsculas en los 60. No solo la mejor poesía social a cargo de José Antonio Labordeta, no solo cine denuncia de poderosa fotografía con Carlos Saura, no solo la capital del rock hispano y de las sinfonolas por obra y gracia de la base americana… Tampoco la mejor escultura de la mano de Pablo Serrano, sucesores de Gargallo...