aragóndigital.es
Martes, 12 de noviembre de 2019
Tribuna Digital
21/12/2018

Movilizar África

Francisco Javier Aguirre

África se nos echa encima. Varios millones de africanos, sobre todo jóvenes y niños, aguardan una oportunidad para saltar el charco y plantarse en las costas europeas, comenzando por las españolas. Mientras tanto, los políticos caracolean con planteamientos, a veces peregrinos, inspirados en perspectivas de corto alcance, buscando el beneficio que la situación les pueda reportar.

Porque muchos de los trabajos que no desean los europeos, como los vinculados al servicio doméstico, la atención a los ancianos y desvalidos, las labores de limpieza urbana y otras de humilde condición, ya las están desempeñando los emigrantes, legales o ilegales.

Movilizar África, en mi concepto, significa hacerlo hacia dentro, porque hacia fuera ya lo están haciendo los propios africanos. Basta repasar las oleadas diarias de emigrantes en pateras que en cualquier época del año, no solo en verano y con bonanza marítima, intentan alcanzar nuestras costas para sobrevivir con alguna dignidad.

Ha habido fiascos descomunales en la reciente historia de Occidente intentando ayudar a África, como el cacareado y maravilloso concierto, desde el punto de vista musical, Live Aid, en 1985, para aliviar a una Somalia hambrienta, que recaudó más de 250 millones de dólares, a partir de los dos macroconciertos celebrados en Inglaterra y en los Estados Unidos de América, pero cuyos beneficios fueron a parar en un 95% a las arcas de los jefezuelos políticos, que los destinaron a comprar armas y que aceleraron el genocidio que ha llevado al país a peor situación de la que se encontraba.

Estas iniciativas puntuales y plausibles en su origen (recientemente la película ‘Bohemian Rhapsody’ las ha recordado), no han resuelto nada, ni algo semejante conseguirá resolver el problema de fondo. Hay que movilizar África hacia dentro, porque hacia fuera bastante la movilizan ellos, insisto, los africanos que huyen, para desgracia suya y nuestra.

El Mediterráneo es una fosa común, cada día más poblada, mientras la burguesía complacida sigue paseando sobre ella, en su mayoría indiferente, en suntuosos barcos, haciendo cruceros sin otro sentido que el placer efímero y el despilfarro hiriente en un mundo cada vez más desigual.

Habrá que plantear iniciativas nuevas, abrir la imaginación, proponer ideas que pueden parecer fantasiosas, incluso utópicas. Por poner un ejemplo: ¿por qué no se organizan en el África profunda campeonatos mundiales de fútbol (no en la ‘europea’ Sudáfrica, claro), exposiciones universales, olimpiadas, y otros acontecimientos que exigen una gran inversión a medio plazo y que podrían movilizar mano de obra, creando infraestructuras para propiciar un proceso de modernización que acogiera mano de obra propia?

Movilizar África de ese modo, con inversiones sucesivas de largo alcance, bajo estricto control internacional, permitirá utilizar sus productos y sus materias primas, superando la ominosa etapa del colonialismo feroz e inhumano cuyo único objetivo era enriquecer a la metrópolis durante los siglos XIX y XX, incluso antes, incluso ahora.

Tal vez interese al capitalismo internacional, y a los lacayos de los gobiernos que los mandamases del mundo sostienen en buena medida, que la situación se mantenga. A lo sumo con declaraciones retóricas y con parches eventuales que pronto demuestran su ineficacia.

La situación es compleja, de acuerdo, el problema arduo, lo admito, las soluciones difíciles, lo sé, pero el futuro es muy negro, permítaseme la expresión, negro para todos, en el sentido más negativo de la palabra.


* Escritor
10
comentarios
  • 10|Ignacio dijo
    Una situación muy desesperante
  • 9|Machín dijo
    Semejante continente, cuna de la civilización y que haya acabado así...
  • 8|Ulises dijo
    Los gobiernos se mueven por intereses y no por causas humanas, así es la cosa
  • 7|Richard dijo
    La situación solo cambiará cuando no veamos al otro diferencia y se consideren de igual a igual
  • 6|Claudia dijo
    Cada día se notan más las desigualdades, en fin, esto no cambia
  • 5|Santi dijo
    Imaginación es lo que sobra, pero no sé si los deseos serían para que esta gente no tuviera que dejar su país o para enriquecerse
  • 4|Teresita Martínez dijo
    El futuro es negro para todos, para los que estamos y para los que vienen
  • 3|Gorka dijo
    Me da a mí que se pueden hacer muchas más cosas con la gente que vive en este continente y que tiene tanta riqueza
  • 2|Ignacio Melero dijo
    Qué cosas, con la gente tan válida que viene hasta nuestro país para salir adelante y que solo se les ponga trabas
  • 1|Rona dijo
    Si meten mano los países desarrollados en África, ya se pueden dar por fastidiados, no se harían las cosas solo por ayudar, sino por sacar beneficios
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.