aragóndigital.es
Jueves, 23 de septiembre de 2021
Deportes
25/1/2019

Brillante triunfo del Real Zaragoza ante el Oviedo (2-0)

Francisco Javier Castarlenas Vaquero
Cristian detenía un penalti vital. Foto: La Liga 123
Cristian detenía un penalti vital. Foto: La Liga 123

Zaragoza.- Triunfo importantísimo del Real Zaragoza en el Estadio Municipal de La Romareda. Tan importante como brillante, en otro gran partido de los de Victor Fernández frente a un Oviedo de alta enjundia. 2-0 para los aragoneses con doblete de Álvaro Vázquez, el segundo de ellos de un altísimo nivel técnico. 

Víctor le daba la batuta en ataque a Álvaro en vez de Gual y Papu era otra de las grandes novedades en el once. Además de la de Delmás, que en el minuto 3 estaba a punto de adelantar a los maños, pero Champagne le sacaba un mano a mano que le había propiciado un disparo rechazado de James. La réplica la daba un muy peligroso Bárcenas, marchándose de Álvaro y topándose con Cristian, seguro, abajo para atajar su disparo. 

Mejor estaría todavía el argentino ante un cabezazo de Mossa que salvaba sobre la línea, rondando el minuto 20. Un inicio intenso, donde el Real Oviedo parecía tener las ideas más claras que el Real Zaragoza, al que le costaba encontrar espacios por la zona central. James era el que más claras tenía las ideas y el que, con su velocidad, superaba con más facilidad la masa defensiva ovetense. Eso sí, sin encontrar quién ejecutara sus ofensivas. 

Aun así, los blanquillos sumaban largas posesiones, con paciencia, y encontrando algún hueco por banda para buscar centros desde el costado. De nuevo, sin rematador. Especialmente se percibió al filo del descanso, tras un gran centro de Delmás en el que Álvaro, en boca de gol, dejaba pasar la pelota esperando a alguien en segunda línea que nunca apareció. El ariete aún tuvo una última en un buen desmarque, pero Champagne la ganaba la partida al intentar cruzar el balón en una notable intervención. 

Segunda parte

El guion de la segunda parte arrancaría de forma similar. El Real Zaragoza dominaba y encontraba la ocasión perfecta por medio de Papu. Perfecta no, porque le quedó a la derecha y su disparo se fue alto. Poco después seguirían apretando los aragoneses y la oportunidad la tenía Zapater, a quien su disparo también se le marchaba a las Antípodas. A pesar del mejor arranque, el Oviedo tendría la más clara. 

Bárcenas provocaba un penalti ante Eguaras, torpe en esa jugada, y Cristian hacía la parada de la noche desde los once metros. Todo esto hasta el minuto 63, en los que llegaba el primer cambio dando entrada Víctor a Soro en lugar de Papu. Pero por entonces el Real Oviedo había dado un paso adelante bastante visible y empezó a convivir en territorio zaragocista con costumbre. Por lo que los maños buscaban la rapidez a la contra. 

Y ahí llegó el premio. Conducía y bregaba Soro y, en un afortunado rechace, Álvaro recibía mano a mano con Champagne, a quien batía con solvencia con un disparo cruzado. Era el 1-0 y el Real Zaragoza, por primera vez en la era Víctor Fernández, se ponía por delante. Ahí se desataron los maños. Primero Álvaro fallaba lo infallable, a un metro de la portería. Después, Guti por Pombo. Y en el 82, gol anulado a Soro tras una gran jugada personal de James. 

Los minutos finales, o prácticamente desde que salió Soro, fueron para él. El ejeano brilló por encima de todos en juego, pero el gol del año lo hizo Álvaro. Córner lanzado por Zapater desde la derecha y el ariete remataba con la espuela en una brutalidad de tanto. De los que nunca se olvidarán. Era la sentencia, el 2-0, a un triunfo importantísimo para el Real Zaragoza. Una de esas victorias que suponen un puñetazo inmenso encima de la mesa.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.