aragóndigital.es
Miércoles, 18 de septiembre de 2019
Teruel
1/2/2019

El Puente de Cananillas de Aguaviva protagoniza el próximo cupón de la ONCE del 4 de febrero

Marta Gracia Huerta
Pertenece a la serie “Mi Pueblo” que recoge los municipios más singulares del país
Pertenece a la serie “Mi Pueblo” que recoge los municipios más singulares del país

Zaragoza.- El puente de Cananillas de la localidad turolense de Aguaviva será la imagen del próximo cupón de la ONCE del 4 de febrero. Un cupón perteneciente a la serie “Mi Pueblo” que recoge los municipios más singulares del país, en concreto dos por provincia, y uno de ellos será Aguaviva. Una localidad que se distingue, ha dicho su alcalde, Aitor Clemente, "por el rio Bergantes y en concreto por el Puente de Cananillas, las alfombras de serrín del Santísimo Misterio y el ‘xapurriau’”.

La delegada territorial de la ONCE, Raquél Pérez Valcárcel, ha destacado que “esta dedicatoria o esta ilustración viene enmarcada dentro de una serie de cupones que ya estamos realizando desde hace unos cuantos meses”. Una iniciativa, ha añadido, “que tuvo la ONCE de dedicar dos cupones a cada localidad con municipios con nombre singular”.

El jefe del departamento de Juego en la Comunidad, José Luis Catalán, ha explicado como “la ONCE, con la venta de estos productos de juego, obtiene los recursos necesarios para prestar unos servicios sociales a nuestros afiliados en Aragón”. Cifra que asciende a más de 210.000 afiliados “que recibirán prestaciones a nivel de rehabilitación, autonómica, empleo y estudio”.

Aguaviva nace cerca del año 1320. A principios del siglo XVII, en 1611 se independiza de La Ginebrosa, mediante la firma de La Concordia entre La Ginebrosa, Aguaviva y Mas de las Matas. Su situación regala una amplia variedad de paisajes gracias a los ríos que limitan el municipio: el Guadalope y el Bergantes. 

De Aguaviva, destaca su arquitectura hidráulica con el Puente de Cananillas, que ilustra la imagen del cupón, la antigua Nevera, incluida en la Ruta de las Bóvedas del Frío del Bajo Aragón, el Molino Harinero o el conjunto formado por la Fuente y los Lavaderos.

El edificio religioso más importante es la Iglesia Parroquial de San Lorenzo, del siglo XVII, y estilos Gótico y Barroco. También destacan las ermitas de San Gregorio y Santa Bárbara. La localidad también cuenta con palacetes renacentistas que combinan con la flora y la fauna característica del municipio: el pino y la cabra hispánica.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.