aragóndigital.es
Martes, 16 de julio de 2019
Educación
22/2/2019

Blanca Simón: "En el mundo rural hay muchos emprendedores que están luchando por sus pueblos"

Asier Muñoz del Valle
Blanca Simón, en el centro, es la codirectora de la Cátedra Bantierra-Ruralia
Blanca Simón, en el centro, es la codirectora de la Cátedra Bantierra-Ruralia

Zaragoza.- Este mes de febrero la Cátedra Bantierra-Ruralia de la Universidad de Zaragoza celebra el VII Encuentro de Desarrollo Rural Sostenible. Dos jornadas que aúnan teoría y práctica, con conferencias académicas y exposición de iniciativas empresariales de éxito, que pretenden visibilizar y potenciar el emprendimiento en el mundo rural.

La primera de las jornadas se celebró este pasado día 19 y la siguiente sesión tendrá lugar el martes 26. La biodiversidad hortícola de Aragón, el marketing agroalimentario, el tomate rosa, la trufa y los insectos centran la edición de este año.

La codirectora de la Cátedra Bantierra-Ruralia, Blanca Simón, explica que pretenden mostrar a los universitarios el camino del emprendimiento alimentario, así como romper los miedos a emprender. En definitiva, crear expertos universitarios en la gestión de este tipo de empresas y mejorar la profesionalidad de los actores de la cadena alimentaria.

Pregunta.- Se está llevando a cabo una nueva edición del Encuentro de Desarrollo Rural Sostenible que organiza la Cátedra Bantierra-Ruralia. ¿Cuál es el objetivo de estos encuentros y a qué se está dedicando la edición de este año?
Respuesta.- Este es el séptimo encuentro que realizamos y entre sus objetivos más concretos está el desarrollar el emprendimiento agroalimentario, fomentar la biodiversidad de Aragón y buscar canales de comercialización para productos innovadores. Cada año lo dedicamos a unos sectores distintos. En esta edición, nos pareció muy importante e interesante trabajar varios sectores innovadores como son el hortofrutícola, la trufa y los insectos.

P.- El pasado día 19 tuvo lugar la primera sesión. ¿Qué temas se abordaron?
R.- La dinámica de estos encuentros es combinar conferencias académicas y casos de iniciativas emprendedoras, de este modo tenemos una parte teórica y otra práctica. En la primera sesión de esta edición, en la conferencia, tuvimos como invitada a Cristina Mayor, investigadora y directora del Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), donde trabajan con más de 17.000 semillas.

Mayor está llevando experiencias y estudios de muchos cultivos, entre ellos, el tomate rosa de Barbastro, la cebolla dulce de Fuentes o la borraja de Movera. Y nos estuvo contando sus diferentes estudios, cómo trabajan en el banco y cómo desarrollan semillas.

En cuanto a la iniciativa emprendedora, invitamos al presidente de la Asociación de Hortelanos y Amigos de la Huerta del Alto Aragón, Esteban Andrés, quien nos estuvo contando todas las experiencias que han llevado a cabo en los últimos diez años, toda una lección de marketing agroalimentario. Explicaron todo lo que han hecho y siguen haciendo para promover el tomate rosa de Barbastro, que aquí ya se conoce de sobra, pero también lo es ya a nivel nacional e internacional.

En la primera jornada del encuentro se entregaron los premios a los dos mejores trabajos de fin de Grado
En la primera jornada del encuentro se entregaron los premios a los dos mejores trabajos de fin de Grado

P.- ¿Qué les depara a los asistentes en la siguiente sesión?
R.- En la siguiente sesión, este martes 26, la conferencia será a cargo de Luis Miguel Albisu y Mario Anamaría, que son los coordinadores, científico y académico, del Instituto Agronómico del Mediterráneo. Vendrán a hablarnos sobre el marketing agroalimentario desde un punto de vista más académico, contarán qué se está haciendo, cuáles son las líneas generales, etc. Porque hay que recordar que la mayoría de público que acude a estos encuentros son alumnos de la Facultad de Economía y Empresa, aunque también vienen de otras titulaciones como Derecho, Trabajo Social… y también de instituciones. Pero la mayor parte son alumnos, por eso creemos que estos conocimientos son muy relevantes para ellos.

En cuanto a iniciativas emprendedoras hemos invitado al sector de la trufa. Aragón es el primer productor del mundo y creemos que hay que conocerlo, revitalizarlo, dar a conocer la producción y el producto de calidad que es. Por ello hemos invitado a dos jóvenes, Manuel Doñate y Sofía Agustín, que son los socios fundadores de Doñate Trufas, una empresa de Sarrión, en Teruel.

Siempre invitamos a gente que aporte y que los alumnos puedan ver a gente joven con esa pasión y ese ímpetu con el que están haciendo empresas en el mundo rural. Por ello, hemos también a Ana de Diego y Ara Gavín, que vendrán a dar a conocer su empresa Insectopía 2050, que se dedica a los insectos para consumo animal y humano. De hecho traerán una degustación para todos los asistentes.

P.- ¿Qué otros temas se han abordado en ediciones anteriores?
R.- Han pasado muchísimos sectores, siempre con la combinación académica y empresarial. Por ejemplo, hemos hablado del aceite, el azafrán, el vino, el turismo rural, cooperativas agroalimentarias... Cada año vamos pasando por diferentes sectores que creíamos interesantes en cada momento y más que pasarán en un futuro. Siempre hay sectores innovadores que tratar y gente joven emprendedora con muchísima pasión que están haciendo revitalizar las zonas rurales.

P.- Es codirectora de la cátedra Bantierra-Ruralia, ¿qué objetivos tiene la cátedra?
R.- El objetivo fundamental es potenciar el desarrollo rural y políticas en este campo. Bantierra, que es la entidad financiadora, está muy vinculada e implicada con el mundo rural, en general, y con el sector agroalimentario, en particular. Por tanto, la cátedra tiene como objetivo potenciar ese mundo rural y los emprendedores en el medio rural. Pero además también hacer estudios sobre el desarrollo territorial.

De hecho, en esta edición de los encuentros hemos incluido los premios a los dos mejores trabajos de fin de Grado. Uno de ello, de Ana Ledesma, hablaba de la innovación en el sector agroalimentario, y el otro, de Alberto Laplaza, trataba sobre la importancia de la energía eólica y fotovoltaica en Aragón como potenciador de la creación de empleo. Son estudios importantes que se están haciendo para analizar el sector y cómo promover el desarrollo rural de Aragón.

El VII Encuentro de Desarrollo Rural Sostenible se celebra el 19 y 26 de febrero
El VII Encuentro de Desarrollo Rural Sostenible se celebra el 19 y 26 de febrero

P.- ¿Qué otras actividades realizan a lo largo del año?
R.- La otra actividad más relevante que hacemos de divulgación es en marzo, que celebraremos la séptima edición del Curso de Agroecología, Ecología Política y Desarrollo Rural. Está más dedicado a explicar temas como las empresas agroalimentarias y otros sectores, no tanto ya de emprendedores, sino de iniciativas que ya están funcionando y que potencian, de forma muy importante, el desarrollo rural. Este año los sectores que vamos a trabajar van a ser el porcino, desde el punto de vista de cómo superan el reto medioambiental y cómo logran ser sostenibles en su producción, y también el sector de los regadíos.

P.- La cátedra se creó en 2012. ¿Qué balance hacen de estos siete años de trabajo?
R.- El balance no puede ser más positivo. Quiero agradecer a Bantierra el apoyo que está dando para que la cátedra salga adelante, por el convenio que tiene con la Universidad de Zaragoza y la confianza que tienen en mi para llevar a cabo estas iniciativas. Por tanto, el balance es muy positivo porque por la cátedra están pasando los emprendedores que están luchando por su pueblo, su comarca. También han pasado grandes sectores que están creando mucha producción y mucho empleo, evitando la despoblación. Es una experiencia que los alumnos universitarios aprecian, muchas veces, el mundo rural y las prácticas empresariales exitosas en el mundo agroalimentario no se llevan a la universidad ni se ven el mundo académico. Por tanto, poder combinar la teoría y la práctica me parece muy importante para que los alumnos vean que de grandes pasiones y de grandes hobbies y gente formada pueden salir grandes empresas. Que vean que ellos pueden ser gerentes y crear sus propias empresas en sus pueblos y poder llevar a cabo una iniciativa interesante para desarrollar el mundo donde han vivido. 

8
comentarios
  • 8|Claudia dijo
    ¡¡Tiene toda la razón!!
  • 7|Kiko dijo
    Si todos pensásemos así, volvíamos a dar vida en el medio rural y llenaríamos de niños los pueblos de nuevo
  • 6|Laura21 dijo
    Hay mucho emprendedor, pero pocas facilidades para poner en marcha un negocio
  • 5|Rubén dijo
    ¡pues sí, pero hace falta dinero, Luis!
  • 4|Luis Franco dijo
    Ojalá fuéramos más valientes para ponernos manos a la obra todos y montarnos algo para nosotros.
  • 3|Fernando Lázaro dijo
    es una pena la despoblación que hay en muchas zonas cuando el potencial es increíble
  • 2|HOLY dijo
    Me ha parecido muy interesante el tema que trata de insectos, si al final tendremos que comer eso
  • 1|Marga Ferrán dijo
    Pues desde luego más nos valdría volvernos a los pueblos a reinventarnos en lugar de estar trabajando para otros en condiciones deplorables
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.