aragóndigital.es
Domingo, 15 de diciembre de 2019
Huesca
28/4/2019

La DPH recupera las tres primeras etapas del camino jacobeo por La Ribagorza

Redacción
De forma transversal se suceden paisajes cambiantes de gran diversidad geolgica y biolgica
De forma transversal se suceden paisajes cambiantes de gran diversidad geolgica y biolgica

La conocida como ruta jacobea de la Ribagorza o vía Arán-Pirineos va a conectar la localidad francesa de Saint Bertrand de Cominges con la zona del Somontano de Barbastro, quedando así comunicada con el ramal catalán que viene de Montserrat. En el tramo aragonés, la Diputación Provincial de Huesca ha acondicionado las etapas que comienzan tras el puente de Vilaller y Bonansa descendiendo por el curso del Noguera Ribagorzana hasta llegar a Roda de Isábena.

La DPH cuenta con el proyecto para acabar a lo largo del año el resto de los trabajos en el GR-17, por lo que ya está más próxima la recuperación de este camino de gran carga histórica que fue el elegido por los soldados que conquistaron la ciudad del Vero, el que recorrieron las tropas aragonesas para luchar en la fatídica batalla de Muret o el que tomó el obispo San Ramón en su destierro. En total, 126 kilómetros que se integrarán en la red de senderos turísticos de Aragón y como ruta específica del Camino de Santiago, respetando los caminos tradicionales por los que ya discurría que pasaron al olvido con la despoblación de parte de este territorio, el abandono del pastoreo transhumante y el fin de las peregrinaciones.

A través del noreste de la provincia de Huesca y para conectar maravillas naturales del valle del Isábena, cuna del Condado de la Ribagorza con otros puntos de interés como los pantanos de Barasona o el Grado y alcanzar al final de cada etapa en grandezas patrimoniales como la catedral de Roda, el monasterio de Obarra o en El Pueyo. Contará con ocho etapas a su paso por la provincia, la mayor parte en La Ribagorza que se completan con las dos del Somontano de Barbastro que combinan el interés histórico con el medioambiental y articuladas para que un senderista media pueda cubrirlas en una jornada.

De forma transversal se suceden paisajes cambiantes de gran diversidad geológica y biológica, con bosques, barrancos, congostos o collados, así como la parte histórica y etnográfica que dejan pueblos como Soler, Capella, Ubiergo o Costeán con otras poblaciones de mayor tamaño: Graus, La Puebla de Castro, El Grado, Barbastro o Berbegal.

A estas se suman pequeñas localidades como Escané, Noales, Bibiles, Alins, Ballabriga, Calvera, Morens, Beranuy, Serraduy del Pou, entre otras, de las tres etapas ya finalizadas con más de 40 kilómetros que discurren, en gran parte, por antiguas vías de comunicación entre valles, pueblos o aldeas. Desde la margen derecha del puente de Vilaller a Montanuy y Bonansa (enlace con GR 18) con la ermita de Piralet de Sant Miguel a medio camino.

La séptima etapa de la vía Aran-Pirineos (enlace con GR 15) hasta alcanzar el antiguo monasterio de Obarra y ejemplo de arquitectura románica, donde el camino se topa hacia el Coll del Plano y Alins. con el barranco de Esper, como Congosto de Obarra. Desde este punto (por GR 18.1) hasta Roda de Isábena con puntos de interés naturales o arquitectónicos como el barranco de Rubera o el puente de Luz y la catedral de Roda como cierre. Para esta primera fase, la DPH ha destinado 100.000 euros para poder llevar a cabo los trabajos de limpieza, consolidación del firme y señalización integral (direccional, de seguimiento y panelería) para hacer de estos caminos, pistas forestales y algunos tramos asfaltados rutas transitables.

Las siguientes actuaciones de acondicionamiento cuentan con un partida de otros 140.000 euros para las cinco etapas restantes, que se corresponden con las que van desde Roda de Isábena hasta Capella con casi 14 kilómetros; de Capella a La Puebla de Castro separadas por 13 km; la etapa a El Grado con 20 kilómetros de travesía; la de mayor longitud hasta Barbastro de 25 kilómetros y la menor, de 11 kilómetros de distancia, para dar con su tramo final de la ciudad del Vero a Berbegal porque se ha planteado de tal forma que haya servicios disponibles al término de cada etapa.

Camino histórico

Este nuevo itinerario solo se trataba hasta el momento de una ruta jacobea documentada en apuntes que marcaban el valle de Arán como paso alternativo de los peregrinos que llegaban desde San Bertrand de Cominges procedentes de Narbonne o de Toulouse. Cuando el paso de Somport se vio afectado por guerras religiosas entre hugonotes y católicos, este camino se utilizó a finales de la Edad Media. De hecho, en el mapa francés de 1648 se muestra el paso de Saint Bertrand de Comminges a Vielha en dirección a Barbastro como una vía ya existente que ahora va a unir los principales hitos patrimoniales: Monasterio de Obarra, Roda de Isábena, Graus, Torreciudad, Barbastro y El Pueyo.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.