aragóndigital.es
Lunes, 27 de enero de 2020
Deportes
13/6/2005

César entiende y asume “la exigencia de la afición” en la portería del Zaragoza

Tomás Santos

Zaragoza.- “Es bueno que la afición sea exigente, porque eso ayuda a que la gente no se relaje, a que no te duermas y a conseguir buenos resultados”. El nuevo guardameta del Real Zaragoza, César Sánchez, no esconde sus ganas y su ilusión por volver a sentirse portero titular y por dar a la afición aquel sentimiento de seguridad en la portería que quedó huérfano tras la retirada de Láinez, otro César.

El ex guardameta del Real Madrid ha pasado este lunes reconocimiento médico y se ha presentado ante los medios de comunicación como nuevo jugador zaragocista para las próximas tres temporadas. “Espero que sea incluso alguna más”, ha declarado César, que declara asumir la responsabilidad que supone una portería en horas bajas como la del Zaragoza. “Vengo de un club donde la presión es cotidiana”.

César es un guardameta veterano, cumplirá 34 años en septiembre, pero asegura estar “intacto”, preparado y en forma pero alejado durante dos años de la máxima presión de la titularidad. Han sido estos dos últimos años, los de eclosión de Iker Casillas. “Los dos peores años de mi estancia en Madrid”. César fue fichado en el año 2000 procedente del Real Valladolid, equipo en cuyas categorías inferiores se formó y en el que triunfó en Primera División.

“Los dos primeros años en Madrid fueron muy positivos”, cuenta César, “porque había alternancia y alternativas para jugar, había posibilidades”. A partir del tercero, explica el nuevo jugador del Zaragoza, las cosas comenzaron a torcerse. Sin embargo, siempre ha habido hueco para el portero, nacido en Cáceres. De hecho, fue César quien disputó la final de Copa del Rey de 2004, la que ganó el Zaragoza al Madrid en Montjuic.

César Sánchez es un guardameta de 1,85 metros de altura y alrededor de 80 kilos, seguro y sobrio, completo y dominador de los balones aéreos. Ha ganado con el Madrid dos Ligas y una Copa de Europa, una Intercontinental, dos Supercopas de España y una Supercopa europea.

Acerca de su nuevo equipo, asegura tenerle bien controlado sobre todo desde aquella final copera. “Es un equipo joven, que tiene gente de calidad y que gusta del fútbol de toque, debe ir creciendo”. “Es un reto interesante, espero poder aportar desde mi posición y mi experiencia para que este grupo siga progresando”, declara por fin el encargado de devolver a la portería del Zaragoza a un confortable segundo plano. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.