aragóndigital.es
Lunes, 27 de enero de 2020
Deportes
12/4/2006

No ha podido ser

Pablo Almazán
Los aficionados que esperaban celebrar la victoria han quedado decepcionados
Los aficionados que esperaban celebrar la victoria han quedado decepcionados

Zaragoza.- El Real Zaragoza, el equipo “noqueador” por excelencia en esta década, buscaba la séptima Copa del Rey tras once finales disputadas. El “Mariscal”, el “Niño”, el “Príncipe”... Todos los boxeadores blanquillos querían, como campeones, subir el trofeo al cielo por encima de las cuerdas. Enfrente, el Español de Barcelona aportaba bastantes menos seguidores que los aragoneses, 20.000 por 40.000. Al final, el trofeo se fue a la ciudad condal.

La inicial vocación ofensiva de los zaragocistas, con Óscar sin apenas darse cuenta de que se encontraba solo ante el guardameta Kameni, fue respondida con pólvora por los “periquitos”. En su primer ataque, un libre directo acabó como se pensaba, en gol. El lanzamiento de Iván de la Peña se estrelló en la madera y el rechace, con fallo de Gabriel Milito, fue recogido por Tamudo para batir a César Sánchez.

El entrenador de la escuadra catalana, Miguel Ángel Lotina, prescindió de una defensa de cinco unidades para pasar al clásico 4-4-2. Ello perjudicaba al conjunto “maño”, que había ensayado cómo atacar el primero de esos sistemas. El Español, con no demasiada presión, tenía el dominio de la pelota. El ritmo era muy lento, algo que no comulgaba con el mejor rendimiento de las huestes de Víctor Muñoz.

Si a balón parado recibes, en jugada de estrategia das. Esto es lo que debió pensar el cuadro blanquillo para empatar, por medio de Ewerthon, la contienda. A falta de peligro por unas bandas prácticamente inexistentes, el Zaragoza optó por entrar por el medio. La cosa no funcionaba. Pero la diana de la igualada dejaba la gloria para el mejor postor.

Gabriel Milito, otra vez, y el resto de compañeros de retaguardia fueron incapaces de frenar una internada de Tamudo para que Luis García, el único “perico” al remate”, batiese de cabeza a César Sánchez. La zaga zaragocista había perdonado por segunda vez consecutiva. Así, sin duda resultaba muy complicado mantener su jerarquía en el torneo del k.o.

Aunque Toledo falló el tanto que podría haber dado otra igualada, el primer tiempo acabó con ventaja catalana. Hubo varias claves para entender el por qué. Sin duda, los errores de Gabriel Milito y la soltura con la que actuaban De la Peña y Tamudo. Estaba claro que no había servido para nada muestras históricas anteriores.

Al asalto

Tras el descanso, y con la temprana entrada de Savio en lugar de Óscar, Víctor quiso dotar de más valor en las bandas a su equipo. Además, y con mucha mayor rapidez sobre el césped de Santiago Bernabéu, se intentaba superar al Español. Este último, no obstante, se mostraba mucho más serio que su rival.

La afición ha intentado levantar a su equipo

Con el paso de los minutos, el Zaragoza encerró a su contrincante ante los dominios de Kameni. Muy mejorados Zapater y “Cani”, los cueros caían como meteoritos sobre el portal españolista. Ewerthon tuvo una nueva oportunidad, aunque tampoco se creaba demasiado peligro.

Todo se acabó en otra contra de los hombres de Lotina. Coro, casi recién entrado, marcó el tanto que valía una copa. Una pena. Y es que nada salió bien a los blanquillos. Por si esto fuese poco, César Sánchez cometió una niñería que le costó doble amarilla y, en consecuencia, la expulsión.

El bloque aragonés se despidió con tristeza. Sus mejores hombres no tuvieron su noche. Hasta es posible que le pesase la presión de favorito. Pero lo malo es que la temporada se va a acabar en tierra de nadie y sin clasificarse para Europa. Mucho peor que el cuarto gol de Luis García.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.