aragóndigital.es
Lunes, 27 de enero de 2020
Política
7/6/2006

Bandrés acepta la presidencia del Real Zaragoza y dimite como consejero de Economía

Héctor Mendal

Zaragoza.- El Real Zaragoza ya tiene nuevo presidente. Se trata de Eduardo Bandrés, hasta este miércoles consejero de Economía, Empleo y Hacienda del Gobierno de Aragón, que ha aceptado la oferta que le hizo el pasado fin de semana el accionista mayoritario del Real Zaragoza, Agapito Iglesias.

Eduardo Bandrés asegura que nunca pensó “que dejaría el Gobierno antes de concluir esta legislatura”, pero tampoco era capaz de imaginar que iba a cruzarse en su vida “la posibilidad de dirigir un proyecto deportivo y social de la envergadura del Real Zaragoza. Un nuevo proyecto con la vocación de ilusionar a miles de aragoneses, con la pretensión de traspasar más allá de nuestras fronteras una imagen positiva de lo mejor de Zaragoza y Aragón, con la capacidad de cohesionar a toda una Comunidad con unos objetivos comunes”.

El nuevo presidente del Real Zaragoza considera que “la política es una actividad social, pero también lo es la dirección de un club como en el Real Zaragoza. En el mundo en que vivimos, ambas exigen profesionalidad, eficacia, transparencia y honradez, valores que trataré de mantener por encima de cualquier tipo de avatares y circunstancias”.

A lo largo de los siete años que ha estado como consejero, Eduardo Bandrés ha asegurado que se ha esforzado siempre “por buscar soluciones de consenso a los problemas planteados, apurando toda posibilidad de diálogo con partidos políticos, agentes sociales o instituciones”, algo que también intentará realizar en su nuevo cargo. En su despedida, Eduardo Bandrés ha tenido palabras de cariño para el presidente del Ejecutivo autonómico, Marcelino Iglesias, y para el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, a los que ha agradecido su “confianza y amistad”.

El ex consejero de Economía acepta la presidencia del Real Zaragoza porque considera que “en la vida hay etapas. He trabajado muy a gusto, con ilusión y energía durante siete años, pero se ha cruzado en mi vida un proyecto ilusionante, nuevo y con vocación de unificar y cohesionar al zaragocismo, con vocación de dar un salto en la proyección de Zaragoza y Aragón en los ámbitos deportivo y social”.

Con respecto a las vinculaciones políticas que podría atesorar en su nuevo cargo, Bandrés ha manifestado su aspiración de “ejercer la presidencia fuera de todo compromiso político y, por ello, dejo de ser consejero y, también, diputado. Me centraré exclusivamente en conseguir una gestión eficaz, transparente y honesta. El fútbol no va a ser un lugar de confrontación política, sino de cohesión social para todos los aragoneses”.

“Una oportunidad que me apasiona”

A lo largo de sus 48 años de vida Eduardo Bandrés ha cultivado una gran afición por el Real Zaragoza, del que es abonado y accionista minoritario. Por ello ve el hecho de hacerse cargo de la presidencia de la entidad como “una oportunidad interesante, porque me ilusiona, apasiona y entusiasma colocarme al frente de este proyecto para dar ese salto que tiene que dar el Real Zaragoza. El fútbol le gusta a miles de personas; es un fenómeno social y económico que hay que llevar con rigor y seriedad”.

Con respecto a las incógnitas que se abren sobre su verdadero poder de decisión en el Consejo de Administración del Real Zaragoza, Eduardo Bandrés ha aclarado que Agapito Iglesias, que sigue siendo el hombre fuerte del club, le ha pedido que se haga cargo “de la presidencia ejecutiva del Real Zaragoza, con plenos poderes para tomar todas las decisiones pero, lógicamente, respondiendo ante el propio Consejo de Administración”.

La instauración de Eduardo Bandrés en el sillón presidencial del Real Zaragoza supone el último paso de un proceso que se inició el pasado 26 de mayo, con la venta por parte del ex presidente zaragocista, Alfonso Soláns, de todas sus acciones que, finalmente, han ido a parar al grupo Codesport y a manos de su máximo mandatario, Agapito Iglesias. Con respecto a la politización de dicho proceso, Eduardo Bandrés ha asegurado que “no tenía mayor conocimiento de que se estaban produciendo esas gestiones. En cuanto a mi presencia como presidente, trataré de ganarme la confianza de los miles de aficionados zaragocistas, independientemente de su color político. Ni siquiera conocía a Agapito Iglesias anteriormente”.

Eduardo Bandrés ha confirmado que no se retirará el aval de ocho millones de euros que, otorgado por las Cortes de Aragón, disfruta el Real Zaragoza. “Se aprobó en las Cortes de Aragón, con unanimidad, en la Ley de Presupuestos”, ha rememorado. Asimismo, no considera contraproducente el hecho de pasar de la primera línea de la política al primer plano del Real Zaragoza y, por ello, ha hecho especial hincapié en su deseo de desvincularse del mundo de la política.

Datos biográficos

Nacido el 11 de noviembre de 1957, Eduardo Bandrés está casado y tiene dos hijos. Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, es catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Zaragoza.

Además, es autor de los libros “Economía y redistribución. Teorías normativas y positivas sobre la redistribución de la renta” y “Los efectos de los gastos sociales sobre la distribución de la renta en España”, así como numerosos artículos de economía en revistas especializadas.

Fue diputado de las Cortes de Aragón durante la I Legislatura y consejero de Economía, Hacienda y Empleo desde el 5 de agosto de 1999 hasta este miércoles, cuando se ha convertido en el primer presidente remunerado de la historia del Real Zaragoza.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.