aragóndigital.es
Miércoles, 21 de agosto de 2019
Deportes
11/9/2007

Las obras del pabellón Siglo XXI entran en su recta final

Emilio César Mera Gallego

Zaragoza.- Las obras del pabellón Siglo XXI entran en su recta final puesto que el próximo 17 de septiembre el Ayuntamiento de Zaragoza abrirá las instalaciones a los ciudadanos. Pero, no serán los primeros en utilizar las instalaciones porque desde este lunes los equipos de máximo nivel que disputarán sus competiciones en el recinto ya pueden disfrutar de las mismas.

El consejero de Fomento y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza, Manuel Blasco, ha acudido este martes hasta el pabellón para visitar el estado en el que se encuentra el mismo a pocos días de su inauguración. “Es una vieja aspiración tanto del distrito como de la ciudad”, ha indicado Blasco. Esta instalación ha tardado cuatro años en ver la luz puesto que fue licitada en el año 2003 cuando aún gobernaba el Consistorio el Partido Popular. “Es la imagen de lo que deberían de ser las obras en esta ciudad”, ya que esta infraestructura “se inició con el PP, se ha mantenido con el siguiente equipo de gobierno del PSOE y CHA y se inaugura con un tercer equipo de gobierno”.

El centro deportivo municipal ocupa una superficie 35.000 metros cuadrados en la confluencia de la avenida Ranillas y la calle Luis Legaz Lacambra, junto a las instalaciones de la Expo. De ellos, 23.000 metros, están destinados a la práctica deportiva, mientras que los 12.500 restantes están destinados a estacionamiento, el parking contará con 240 plazas, y zonas ajardinadas.

Las instalaciones contarán con un pabellón de competición y otro de barrio, una piscina cubierta, un balneario urbano, un área de fitness y salud y varias salas para actividades. Además contará con otros servicios como bares, cafeterías o aulas.

La joya de la corona del centro será el pabellón de competición que tendrá un aforo de 2.780 personas. El parqué será desmontable, al igual que una parte de las gradas, aunque la mayoría serán fijas. Además, los equipos dispondrán de cuatro vestuarios, de los que dos serán de gama alta. Esta infraestructura está pensada para acoger competiciones internacionales y nacionales y para actos de carácter cultural y social. Esta instalación ayudará “a solucionar algunos temas del Príncipe Felipe, que estaba un poco sobrecargado”, ha señalado Blasco. A partir de ahora, el DKV Seguros, el Mann Filter, el Fábregas Sport y el Mainfer.

El de barrio será más modesto que el de competición, aunque también será de última generación y contará con un aforo para 300 personas con gradas extensibles y un parqué fijo. En principio, estará destinado para competiciones locales, provinciales e interautonómico y para el uso de distintos colegios, institutos y entidades del barrio, aunque también podría ser usado como pista auxiliar.

La piscina será cubierta y tendrá dos vasos. El primero de ellos tendrá 25 metros de largo y contará con seis calles, mientras que el segundo estará dotado de chorros y cascadas además de varias calles para poder realizar actividades acuáticas. Además, se instalará una zona con tumbonas a modo de solarium.

El área de fitness y salud y el balneario urbano serán las únicas instalaciones que no se abrirán este mes, sino que habrá que esperar, al menos, hasta el primer trimestre del 2008. La gestión del área será privada mediante una concesión del Ayuntamiento, aunque los precios estarán dentro de la banda del mercado. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.