aragóndigital.es
Viernes, 12 de agosto de 2022
Tribuna Digital
24/9/2007

Una modesta propuesta para evitar la deslocalización: suprimamos el Impuesto de Sociedades

Humberto Vadillo

Delphi, Moulinex, Ercros-Monsanto, Meflur, Mildred, Inquinosa, Talleres Luna, Hussmann Koxka... la palabra "deslocalización" se ha convertido en una palabra dolorosamente familiar para los aragoneses.

Ante la situación a menudo precaria, siempre lacerante en la que habrán quedado muchas familias en Huesca, en Tarazona, en Zaragoza resulta imperativo "hacer algo".

El problema es que nadie sabe bien en que consista ese "algo". El gobierno aragonés ha optado en casi todos los casos por dar ayudas pero aunque tales ayudas puedan paliar situaciones concretas y, sobre todo, evitar daños políticos al ejecutivo de Marcelino Iglesias no parece que vayan a servir para solucionar el creciente proceso desindustrializador que vive Aragón.

La izquierda aboga por limitar la movilidad de las empresas, lo que sin duda convertiría a Aragón en lugar predilecto para la instalación de nuevas empresas: "Venga a Aragón. Jamás podrá salir" no parece que pueda ser un eslogan muy eficaz a la hora de promover la reindustrialización regional.

La derecha, por su parte, aboga por la creación de una Agencia de Desarrollo Industrial de Aragón, porque, como todo el mundo sabe, la forma de atraer inversiones es crear nuevas burocracias y funcionarios. Funciona siempre.

Por mi parte me atrevo a proponer una modesta medida: suprimir el Impuesto de Sociedades.

Al tratarse de un impuesto estatal, salvo para los afortunados vascos y navarros, soy consciente de que la cosa llevaría tiempo y no pocos trámites, declaraciones y toda la parafernalia de solemnidades que suele ser del caso. Una declaración conjunta de los partidos aragoneses sería un buen comienzo, empero.

--Pero... ¿vamos a dejar de cobrar impuestos a las empresas? ¡Eso no puede ser!
--Disculpe pero...las empresas no pagan impuestos.

Lo repetiré otra vez por si no me han oído al fondo: ¡¡Las empresas no pagan impuestos!! Sólo las personas pagan impuestos. Las empresas son ficciones, entelequias, artefactos. Lo que se quiera. En cualquier caso no pagan impuestos, se limitan a recaudarlos.

Lo cierto es que el Impuesto de Sociedades lo pagan en primer lugar los trabajadores en forma de salarios más bajos y menores oportunidades de empleo, en segundo lugar los consumidores en forma de precios más altos y por último los accionistas en forma de menores beneficios.  En economías abiertas como la nuestra, en las que el factor capital es mucho más móvil que el factor trabajo, son los trabajadores los que llevan la peor parte. Según un reciente estudio de la Oficina Presupuestaria del Congreso de Estados Unidos aproximadamente un 70% de la carga del Impuesto de Sociedades recae sobre los empleados.

Hasta ahí la teoría, en la práctica Irlanda, a mediados de los 90 optó por reducir drásticamente el Impuesto de Sociedades desde el 40% hasta aproximadamente el 12%. El resultado fue un espectacular crecimiento de la inversión extranjera y la conversión de la hasta entonces "pobre" Irlanda en una de las economías más prosperas de Europa. Durante los últimos 20 años Irlanda ha crecido a una media del 5.6% anual, pasando del vigésimo segundo al cuarto puesto en el ranking de prosperidad de la OCDE. Del mismo modo, los países del este de Europa han comprendido claramente la importancia capital de reducir impuestos a las empresas.

El Impuesto de Sociedades perjudica a trabajadores, consumidores y accionistas es decir, a todos. Limita la capacidad de crecimiento de nuestra economía, distrae la atención de los directivos de las empresas que pierden un tiempo y unos recursos preciosos en tratar de evitarlo y recauda más bien poco en comparación con el impuesto de la renta o los impuestos indirectos. Su eliminación atraería nuevas inversiones a España y fijaría las ya existentes. Crearía un círculo virtuoso de aumento de los beneficios empresariales, de creación de empleo, de nuevas inversiones y precios más bajos.

Francamente, no sé a lo que estamos esperando.


* Presidente Foro Aragón Liberal
comentarios
Sin comentarios en la noticia