aragóndigital.es
Lunes, 20 de enero de 2020
Política
30/11/2007

El obispo de Barbastro–Monzón considera “lamentable” que se inaugure el Museo Diocesano de Lérida con piezas altoaragonesas

José Luis Pano

Barbastro.- Alfonso Milián, obispo de Barbastro–Monzón, considera “lamentable” el hecho de que Lérida haya inaugurado su Museo Diocesano contando exponiendo, entre otras piezas, algunos de los bienes artísticos de las piezas de las parroquias altoaragonesas, que deben regresar a esta diócesis según han reiterado en varias sentencias el Vaticano. Milián considera que con esta actitud Lérida vuelve a quebrantar la justicia puesto que los tribunales de la Iglesia han fallado sistemáticamente a favor de la devolución de las piezas a la diócesis Barbastro–Monzón como legítimo dueño de las 113 obras de arte.

“Es lamentable que se produzca este hecho quebrantando la justicia y lo más elemental de una relación que tiene que existir entre el Consorcio museístico y quienes son los propietarios de esas piezas, que es el obispado de Barbastro–Monzón. Siento mucho que el Consorcio haya decidido que estas piezas estén expuestas en el museo de Lérida”, ha afirmado el obispo altoaragonés.

Alfonso Milián ha destacado la actitud de los alcaldes de la zona oriental y de la clase política aragonesa que han declinado la invitación para asistir a la inauguración del Museo Diocesano de Lérida. “Es positivo que no hayan acudido ni por parte de la DGA ni los alcaldes. Me alegro de ello porque hubiera sido como aceptar el hecho de exponer allí las piezas”, asegura.

El obispo de Barbastro–Monzón ha calificado también de innecesario que Lérida haya tenido que recurrir a quince piezas para exponerlas en su nuevo museo. “Tienen 10.000 piezas y tienen que exponer estas sabiendo que no tienen ningún derecho ni propiedad sobre ellas”, señala.

El gesto de Lérida de contar con piezas de las parroquias altoaragonesas en su Museo Diocesano sigue dificultando la devolución de los bienes y la solución de este conflicto. En este sentido el obispo Alfonso Milián señala que la devolución de las piezas “estaba difícil y sigue estando difícil, y esto hasta puede ser que dificulte un poco más su regreso. Pero Lérida sigue en la misma actitud en la que estaban”.

Milián ha descartado la posibilidad de acudir a la vía civil para solventar este litigio que se arrastra desde hace más de diez años y reitera que se trata un asunto de competencia eclesial y es en el seno de la Iglesia donde se tiene que resolver. “Yo no voy a recurrir por ahora a la vía civil. Pienso que hay instrumentos dentro de la Iglesia y son con los que yo voy a seguir trabajando con toda la energía, constancia y paciencia del mundo”, ha afirmado.

Milián considera que era lógico que la carta enviada por el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, al Nuncio Vaticano y al administrador apostólico no surgiera el efecto esperado. “A nadie nos ha extrañado pero yo creo que está bien haberla enviado”, señala Milián quien matiza que en la raíz de este asunto se encuentra el Consorcio Museístico y no el obispado de Lérida “que no desea que esto suceda así, por lo menos el administrador apostólico”.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.