aragóndigital.es
Lunes, 27 de enero de 2020
Deportes
3/1/2008

El Zaragoza salva el ridículo con una excelente remontada en la segunda parte (3-1)

Guillermo Rodríguez Luzón
El Pontevedra ha puesto muy difícil la eliminatoria
El Pontevedra ha puesto muy difícil la eliminatoria

Zaragoza.- El choque tenía tintes de una final. Y el Pontevedra no había venido de vacaciones. Sin embargo el Zaragoza tenía el deber futbolístico y, sobre todo, moral de conseguir pasar de eliminatoria ante un equipo de Segunda B que quería emular a los griegos del Aris.

El equipo gallego había venido a descararse, aunque pronto el Zaragoza se hizo dominador del encuentro en una noche en la que La Romareda estaba casi desierta. Los pontevedreses estaban decididos a ganar el encuentro y no a cerrarse en torno a su portería, lo que en principio favorecería al Real Zaragoza, que acechaba con peligro la portería de Saizar desde el primer instante del partido.

Sin embargo, la tragedia parecía realidad y en el minuto 16, a la salida de un córner, Ayala cometía un claro penalti a un jugador visitante. Igor era el encargado de lanzar la pena máxima y pese al rugido de la Romareda, ponía en clara dificultad el pase a dieciseisavos de final. El 0-1 campaba en el marcador pese a los intentos zaragocistas por perforar la portería contraria que resultaban del todo infructuosos.

Las claras ocasiones falladas por los delanteros maños, en especial por Oliveira, muy errático en este partido, estaban lastrando las claras llegadas del equipo de Víctor Fernández. Sin embargo, conforme los minutos pasaban, la eliminatoria se hacía más difícil y el nuevo fiasco se olía en toda Zaragoza. El descanso llegaba sin que el conjunto aragonés pusiera remedio a la derrota.

Segunda parte

La frialdad del encuentro estaba contagiando a los pocos “valientes” que se habían acercado a La Romareda. Pero el equipo quería dar la vuelta a la eliminatoria y de paso premiar a esos fieles seguidores. En el minuto 7 de esta segunda mitad, Diego Milito transformaba un claro penalti cometido sobre el mismo y daba un halo de fe al desesperanzado público zaragozano.

La remontada era posible y es que la copa del Rey tiene un sabor especial por las tierras del Ebro. Oliveira conseguía enmendar los errores de la primera mitad con un remate dentro del área con su pierna izquierda ante el que nada pudo hacer el portero gallego. La victoria estaba ya en manos zaragocistas pero quedaba un tanto para poder pasar la eliminatoria y diecisiete minutos para conseguirlo.

A falta de seis minutos, el Real Zaragoza tuvo una doble ocasión en botas de Diego Milito y Aimar pero la agonía de los aficionados todavía se mantenía. El Pontevedra era un rival asequible pero se estaba mostrando muy serio en toda la eliminatoria y el equipo maño no estaba siendo capaz de eliminarlo.

Al final una ocasión de Ayala tras el saque de un corner lamía el poste de la portería visitante. Y en el descuento una jugada de raza de uno de los mejores de hoy, Gabi, que servía un balón para que Sergio García pusiera el tres a uno con el que el Zaragoza estaba clasificado para los dieciseisavos de final. La expulsión de Diego Milito al final del encuentro no dañaba el encuentro realizado por el argentino. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.