aragóndigital.es
Lunes, 27 de enero de 2020
Deportes
2/3/2008

Derrota frente al Levante del Real Zaragoza que le pone al borde del descenso (2-1)

Guillermo Rodríguez Luzón

Zaragoza.- La alineación que presentaba el Real Zaragoza tenía un centro del campo de toque, con Gabi, Matuzalem y Celades en la medular zaragocista. El técnico maño entendía que ante el colista, su equipo debía llevar el peso del encuentro y atacar constantemente la portería de Kujovic.

Los aragoneses buscaban la portería rival con los desmarques de los delanteros que pretendían encontrar la espalda de la defensa azulgrana. Sin embargo, en la primera ocasión que le llegaba el Levante, a la salida de un córner, César no salía a por el esférico, Ayala dejaba que Geijo le cogiese la espalda y el suizo sólo tuvo que poner la cabeza para colocar el balón en las mallas. El Zaragoza ya perdía en el feudo del colista, algo que no entraba en los planes de nadie.

Los blanquillos estaban siendo francamente superiores a su rival, sin embargo no acertaban con la portería levantinista. La irregularidad del césped en algunas ocasiones y otras la falta de inspiración de los delanteros imposibilitaba el empate del equipo de Irureta. De todas maneras, hasta el minuto 31 no llegó la primera ocasión clara del encuentro en un tiro desde dentro del área de Diego Milito que se marchó alejado de los tres palos.

El equipo aragonés no conseguía el gol. Oliveira, con un buen remate de cabeza a bocajarro, ponía en serios apuros a Kujovic, pero éste respondía bien despejando el esférico a saque de esquina. Pero los locales, con muy poco, estaban consiguiendo meter el miedo a la defensa maña. El buen entendimiento entre sus delanteros Geijo y Riga estaba haciendo un roto al centro de la defensa maña, que se mostraba muy lenta en sus acciones.

Segunda mitad

El Zaragoza tocaba y tocaba pero apenas creaba peligro a la portería rival. El Levante, muy cerrado atrás, conseguía desesperar a los zaragocistas que no encontraban la manera de meter mano al conjunto local. Además, el peligro de los levantinistas llegaba a la contra, ya que la defensa visitante dejaba mucho que desear.

En el minuto 15 de esta segunda parte el partido prácticamente quedaba finalizado con el segundo gol local. Un pase largo de Miguel Ángel que parecía no tener peligro fue aprovechado por Riga, que ganaba sorprendentemente en carrera a Pavón, muy lento en todo el encuentro, y tras superar a César conseguía remachar poniendo el dos a cero en el marcador. El Zaragoza se quedaba a dos tantos de caer en puestos de descenso por primera vez en toda la temporada.

Sin embargo, cinco minutos más tarde Óscar, recién salido al campo, remataba un tiro de Sergio García, dando un soplo de aire y de confianza para el equipo, al menos para lo que quedaba de partido. El salmantino había entrado al campo un minuto antes y ahora parecía que puntuar en el Ciudad de Valencia era posible, algo que al principio del encuentro nadie hubiera firmado pero que tal y como se desarrolló el choque parecía un mal menor.

El cansancio estaba haciéndose notar en los jugadores del Real Zaragoza, que seguía tocando en el centro del campo sin llegar a la portería rival. Las escasas ocasiones en que los blanquillos olían al portero contrario solían tener un final no deseado, y cada vez quedaban menos minutos para la remontada.

El choque acabó sin que el conjunto aragonés inquietase lo más mínimo al Levante, algo que debe ser más notorio que la derrota. El descenso ya está ahí y el Real Zaragoza lleva ya cuatro derrotas consecutivas y una inercia que invita al pesimismo. Las cosas no pintan nada bien para la parroquia maña que deberá ponerse manos a la obra para enmendar esta difícil situación.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.