aragóndigital.es
Sábado, 24 de agosto de 2019
Política
18/4/2008

Madrid aprueba la “conducción de agua” del Ebro a Barcelona, mientras Iglesias asegura que no es un trasvase como el del PHN

Jorge Fernández García

Madrid.- El Consejo de Ministros celebrado este viernes en Moncloa ha aprobado la transferencia de agua desde el Ebro a Barcelona mediante un Real Decreto Ley, que le exime de llegar a un acuerdo con la Conferencia Hidrológica del Ebro y las Comunidades Autónomas pertenecientes a la cuenca. Las obras de canalización, que aprovecha el trazado de la autopista AP-7 desde Tarragona a Barcelona, se completarán antes de octubre de este año y estarán en funcionamiento hasta el mes de mayo de 2009, cuando estará terminada la planta de desalinización de El Prat.

La vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, ha sido la encargada de confirmar oficialmente la aprobación de esta medida en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Una medida, que De la Vega, ha insistido mucho en calificar de “conducción de emergencia temporal”, ante el temor de que los barceloneses se queden sin suministro de agua de boca a partir del otoño. Una situación por la cual, ha recalcado la vicepresidenta, "sería imperdonable e irresponsable" no llevar agua a Barcelona.

La infraestructura, que requerirá de seis mese de trabajo y una inversión de 180 millones de euros, llevará desde Tarragona hasta Abrera (Barcelona) 40 hectómetros cúbicos de agua para el consumo humano. Un agua, ha afirmado, la vicepresidenta de la que no saldrá “ni una sola gota del Ebro”. La explicación de Gobierno es que esta agua parte de los 120 hectómetros destinados a la Comunidad de Regantes de Tarragona. Una comunidad de agricultores que, por otra parte, han rechazado esta transferencia de agua.

El derecho a agua

De la Vega ha recordado a las comunidades inconformes que la medida, aprobada esta mañana desde Moncloa, se ha tomado en anteriores ocasiones para llevar el agua a Valencia, Alicante, Almería o Murcia y que lo volverán a hacer “en cualquier región de España” si vuelve a haber problemas. “Los barceloneses”, ha subrayado la portavoz del Gobierno, “tienen los mismos derechos que el resto de los ciudadano: ni uno más ni uno menos”.

María Teresa Fernández de la Vega ha reprobado con este argumento la actitud del PP, a quienes ha acusado de “politizar” la sequía que sufre España. La vicepesidenta ha aprovechado también su intervención para calificar de "lamentable" que se intente humillar a los barceloneses con lo que los valencianos ya tienen, en referencia a las protestas de los Gobiernos de Valencia y Murcia, que han amenazado con denunciar al Gobierno ante el Tribunal Constitucional por contravenir el principio de igualdad.

El último esfuerzo del Gobierno para explicar al resto de las comunidades autónomas la nueva “medida de emergencia” en materia de agua, lo hará mañana Elena Espinosa en el reestructurado Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, donde se reunirá con el resto de consejeros autonómicos del ramo.

Iglesias se ha manifestado en un medio de comunicación

“No es trasvase”

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, no ha esperado a disponer del informe preceptivo de los servicios jurídicos de la DGA para manifestarse sobre la “conducción urgente” de agua a Barcelona. Según el máximo mandatario aragonés la medida del Ejecutivo central “no es un trasvase como el que planteaba el antiguo PHN, mucho mayor, concebido para que el Levante crezca en agricultura o urbanismo”.

Iglesias  ha realizado estas declaraciones en el programa La Ventana de Gemma Nierga en la cadena Ser desde Teruel. Allí ha manifestado, refiriéndose al Real Decreto de Medidas Excepcionales y Urgentes para garantizar el Abastecimiento de Poblaciones Afectadas por la Sequía en Barcelona, que “se ha resuelto el problema sin detraer ni una gota del Ebro; se ha reasignado su uso. La solución a la que ha llegado el Gobierno de España para abastecer de agua de boca a los ciudadanos y ciudadanas de Barcelona resuelve un problema urgente de manera puntual, sin detraer agua del Ebro”
 
También ha comentado que “hemos encontrado una fórmula para resolver la emergencia, una sequía extrema. La desalinizadora para abastecer a Barcelona debería estar ya en marcha, es cierto; cuando esté construida el problema estará resuelto”. “Siempre bebemos agua desalada porque la energía del planeta Tierra desala el agua del mar. Nuestro planeta es una gran desalinizadora”, ha asegurado.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.