aragóndigital.es
Lunes, 17 de enero de 2022
Zaragoza
28/4/2009

La Plataforma Antifascista denuncia que Zaragoza se está convirtiendo en el centro neurálgico de actividades neonazis

Bárbara Blanco Natalías
Representante del colectivo de inmigrantes de Aragón
Representante del colectivo de inmigrantes de Aragón

Zaragoza.- La Delegación de Gobierno ha decidido suspender los actos de protesta neonazi que iban a tener lugar este viernes en la calle de Conde Aranda de Zaragoza. Aún así, la Plataforma Antifascista ha decidido reunirse para pedir a la Delegación que al igual que ha decidido cancelar los actos de protesta del grupo neonazi, anule también el resto de actividades que este colectivo tiene previsto realizar el 1 de mayo.

La Plataforma Zaragoza Antifascista está formada por más de cincuenta colectivos y organizaciones y todos ellos han querido reivindicar este martes que Zaragoza se está convirtiendo en el centro neurálgico de actividades neonazis. “Sólo a través de la presión ciudadana, el delegado del Gobierno ha decidido anular la manifestación neonazi convocada el viernes, pero no así el resto de actividades. Nos planteamos la necesidad de que las Administraciones públicas aragonesas actúen de oficio para impedir que los racistas y neonazis tengan en Zaragoza un lugar neurálgico para realizar sus actividades como saben que tienen”, ha indicado un representante del Bloque Independentista de Cuchas.

“El 1 de mayo es una fiesta de todos los trabajadores, no solo de los españoles. Según estos grupos los culpables de la crisis son los inmigrantes y expulsándolos se soluciona el problema. Quieren hacer un acto de extrema derecha basándose en los derechos de los trabajadores y a la vez pidiendo la expulsión de otros trabajadores”, ha señalado un miembro de la Confederación General de Trabajadores.

Un representante de la Plataforma Antifascista ha criticado que el delegado del Gobierno "ha esperado a última hora" para ilegalizar la manifestación. En este sentido reclaman que los responsables políticos se posicionen ante actitudes racistas y xenófobas, "No queremos que se queden en ambigüedades y neutralidades, queremos que sean claros y firmes”, han añadido.

Desde el colectivo de inmigrantes de Aragón han dicho sentirse "desprotegidos". "Zaragoza se convirtió con la Expo en una ciudad multicultural y de tolerancia y ahora estamos luchando por conseguir una ciudadanía normal y corriente donde quepamos todos”, concluyen. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia