aragóndigital.es
Sábado, 23 de septiembre de 2023
Cultura
11/8/2009

Zaragoza esconde siete rutas históricas de pecado

María del Carmen Ugarriza Hernández

Zaragoza.- La capital aragonesa esconde tras su historia lugares y personas que no están libres de pecado: La Seo fue escenario de crímenes en el pasado como el truculento asesinato del primer inquisidor Pedro Arbués o El Pilar llegó a ser concebido como lugar de la soberbia construido a lo "grande". Ahora, zaragozanos y visitantes pueden conocer "cómo han pecado los personajes de la historia de la ciudad", a través de siete rutas, una para cada día de la semana, dedicadas a uno de los pecados capitales.

Desde la Puerta del Carmen hasta el Arrabal y desde San Pablo hasta La Magdalena, el grupo Gozarte ha ideado esta iniciativa siguiendo el objetivo de sus actividades. "Queremos acercar el patrimonio de la ciudad y que disfruten con él. A nosotros la historia de la ciudad nos parece apasionante", ha indicado el gerente de Gozarte, Carlos Millán.  Además, "el tema de los pecados nos parece muy atractivo y, otra forma, de mirar la ciudad", ha destacado Millán.

Estas rutas, que cuentan con una duración de entre una hora y media y dos horas, permiten conocer los lugares más pecaminosos de la ciudad desde el siglo XV hasta el XX. Así, como ha explicado Millán, la plaza Aragón sería el símbolo de la avaricia "entendido como especulación urbanística"; El Plata como icono máxime de la lujuría; el demonio de la puerta de la Iglesia de San Miguel encarnaría la envidia, el río Ebro como descanso de la pereza o los exquisitos dulces de la pastelería del siglo XIX, Fontaba, capaces de llevarnos a la gula.

Los recorridos tienen lugar de lunes a domingo a las 20.00 horas hasta el próximo 9 de octubre. El lunes se dedica a la pereza; el martes a la ira; el miércoles a la envidia; el jueves a la soberbia y llegando al fin de semana, el viernes a la avaricia, el sábado a la lujuria y el domingo a la gula.

El precio es de seis euros por persona y de cinco para jubilados y parados. También existe la posibilidad de comprar un abono para las siete rutas por 35 euros y para los niños de hasta 12 años es gratuito. "Hemos intentado que fuesen precios de crisis. Este verano es especial y hay que adaptarse a las circunstancias", ha finalizado Millán.

comentarios
Sin comentarios en la noticia