aragóndigital.es
Martes, 13 de abril de 2021
Zaragoza
19/11/2010

Una nueva operación asfalto rehabilita diez calles afectadas por la alta intensidad del tráfico

Redacción

Zaragoza.- Una nueva operación asfalto, que se ha iniciado con trabajos previos esta misma semana, y que se centrará en diez calles con una elevada intensidad de tráfico, completará los trabajos que el área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza ha destinado este año a renovar el firme de los viales de la ciudad. Esta segunda operación está valorada en 421.116 euros y eleva a casi 600.000 la partida global que se ha dedicado en 2010 a este concepto y a 25 los viales recuperados.

Las calles que se van a ver beneficiadas por la operación extraordinaria de asfaltado son en buena medida viales que han experimentado un aumento de la circulación, como consecuencia de las obras del tranvía en el eje Gran Vía, Fernando el Católico, Isabel la Católica y Vía Ibérica y pertenecen a los barrios de Centro, Universidad, Casablanca y Las Fuentes. La mayor presencia de vehículos y especialmente de buses ha originado un desgaste en la superficie de algunos tramos de las calzadas, descarnando el asfalto, provocando texturas fisuradas, irregulares o deslizantes que aconsejan la renovación del firme.

Relación de calles

La relación de las calles en las que se va a intervenir es: Cortes de Aragón; Condes de Aragón; Pedro IV el Ceremonioso; Pedro III el Grande; Embarcadero; El Carmen; Paseo Pamplona; Paseo Constitución; Rodrigo Rebolledo y Paseo María Agustín. En total, se va a intervenir en 14.776 metros cuadrados. “Se trata de un esfuerzo importante por mantener en condiciones adecuadas las zonas que han podido sufrir un deterioro más rápido y sobre todo pone de manifiesto el celo de la gestión municipal por mantener su espacio público”, explicó la Concejala de Infraestructuras y Ciclo del Agua, Lola Campos.

La responsable municipal señaló que a 2010 se ha llegado “después de años de fuerte inversión en la escena pública”, lo que ha justificado “una intervención en verano ajustada y proporcionada”, pero que se ha visto “complementada con estos trabajos que se han programado entre noviembre y diciembre y que evitan un mayor deterioro de las vías que han soportado una mayor intensidad de circulación”, añadió.

Calendario

Los trabajos, que realizarán las empresas de mantenimiento de zona, permitirán restaurar las características de la superficie de las calles y mejorar las condiciones de funcionalidad, seguridad y comodidad en la circulación.

Esta misma semana se han abordado ya trabajos de fresado y asfaltado en las calles Carmen, Paseo de Pamplona y Rodrigo Rebolledo. De la misma se están reparando varios hundimientos en el paseo Constitución, como paso previo a la rehabilitación del asfalto, que se llevará a cabo a finales de la próxima semana.

Entre los días 22 y 24 de noviembre se trabajará en el Paseo María Agustín, en la semicalzada en sentido Clavé-Puerta del Carmen, y continuará los días 25 y 26 en la semicalzada opuesta.

En el resto de las calles, la renovación de la superficie se dilatará hasta el 3 de diciembre, excepto Cortes de Aragón, que no se asfaltará hasta finales del próximo mes.

Procedimiento

Los trabajos restaurarán las características de la superficie de las calles y mejorarán las condiciones de funcionalidad

En este vial y en el carril bus del paseo de Pamplona se deberán realizar además saneados puntuales del terreno, que supondrán la demolición del firme de la calzada y el posterior relleno con un firme pesado, apropiado para el tipo de circulación que soporta a diario.

En el resto de los casos, el procedimiento que se sigue para desarrollar la operación asfalto obliga, en primera instancia, a avisar mediante letreros dispuestos en vallas de obra de la renovación asfáltica que se va a llevar a cabo, indicando en las fechas en las que no será posible dejar aparcados os vehículos en los laterales de la calzada.

Asimismo, se procederá a señalizar los bordillos con pintura indeleble la posición de cada una de las tapas de registro (en muchos casos, después de las labores de asfaltado se hace preciso la realización de obras para levantar hasta la nueva rasante los registros de los distintos servicios, para que después las tapas encajen y queden al mismo nivel de la calzada recién recuperada). En las labores previas también se incluye el desmontaje de los perfiles metálicos en forma de “U” invertida, que determinan la posición de los contenedores de basura o de reciclaje.

Dentro del la intervención propia del asfaltado, se realiza primero el fresado de toda la anchura de la calle en el tramo afectado. El fresado será de cinco centímetros de espesor. Esta tarea sirve para eliminar la capa de rodadura que se ha visto deteriorada. Después se procede a la limpieza del material retirado, de manera que la calle queda preparada para recibir la nueva capa de asfalto.

El fresado se realiza también en las zonas contiguas al pavimento que se mantiene para que no haya saltos entre la zona renovada y la que no ha experimentado cambios.

La capa del nuevo asfalto de cinco centímetros de espesor está formada por una mezcla bituminosa en caliente y se aplica con una máquina extendedora y se consolida con una compactadora adecuada a las características de cada calle.

Finalmente, debe aplicarse la señalización horizontal en el asfalto siguiendo los criterios que indique Movilidad Urbana. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.