aragóndigital.es
Martes, 16 de julio de 2019
Cultura
19/12/2011

"Este año sólo faltan los grandes patriarcas del cómic"

Laura Pérez Martínez
Juan Royo es economista y un amante del cómic
Juan Royo es economista y un amante del cómic

Zaragoza.- La pasión por el noveno arte se ha sentido este fin de semana en Zaragoza con el X Salón del Cómic. Juan Royo, profesor de la Universidad de Zaragoza y amante de los tebeos, no se pudo resistir a esta jornada, que ya es un referente para el sector, en la que su presencia es habitual. Todos los años participa. En esta edición lo hizo en una charla-debate sobre la obra de la obra de David Guirao, presentando la novela gráfica “Goya” de Diego Olmo y moderando la mesa redonda “Cómic digital y videojuegos”, con José Manuel Carrasco, David Daza, Miguel Vallés, José Antonio Gutiérrez y Jordi Coll.

Exposiciones, presentaciones de nuevas propuestas, musicales, torneos, concursos y mucho más es lo que se han encontrado tanto los profesionales como los nuevos amantes del tebeo en la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza durante este fin de semana. Asimismo, al menos 14.000  personas han conocido a los 38 autores que han participado y han disfrutado de los 60 expositores que han compuesto el Salón.

Royo, experto en este tema, considera que en esta edición todos han hecho un esfuerzo para que el Salón saliera a delante, especialmente el Ayuntamiento. Además de parecerle una buena idea que haya que pagar un euro por entrar, cree que en lo que ha afectado la reducción del presupuesto es en que no ha habido un patriarca del cómic, una persona con una dilata carrera profesional.

Pregunta.- ¿De qué han disfrutado los visitantes del X Salón del Cómic?
Respuesta.- Este año la ventaja ha sido que han participado muchos autores, entre ellos Diego Olmos, Santiago Valenzuela y Paco Roca que repite este año. Por supuesto, han estado presentes todos los profesionales aragoneses y muchos de otras comunidades. Sin embargo, lo que más he notado es que este año el Salón se ha hecho con más cariño. Todos hemos intentado colaborar al máximo para que se pudiera llevar a cabo y por supuesto la organización, que corre a cargo del Ayuntamiento, también lo ha hecho.

P.- Pero el Salón del Cómic es mucho más de lo que se ha podido ver en el Auditorio de Zaragoza, ¿qué otras propuestas se destacan?
R.- La exposición de Paco Roca, en el Paraninfo, ha sido espectacular, porque este autor es Premio Nacional del Cómic. Con “El invierno del dibujante”, ha querido reflejar toda la mentalidad de los años 40 ó 50 a través de la editorial Bruguera. Además, estuvo muy bien organizada y mostró no sólo los originales sino también todo el proceso creativo, desde los bocetos y los storyboard hasta los guiones y toda la documentación que ha utilizado.

Royo colabora todos los años con el Salón del Cómic
Royo colabora todos los años con el Salón del Cómic

P.- Usted es ya un colaborador habitual del Salón, ¿en qué actividades ha participado este año?
R.- Este año he estado en tres mesas. La primera, que me hizo especialmente ilusión, porque consistió en un repaso por la obra de David Guirao, uno de los clásicos ilustradores aragoneses, aprovechando la presentación de su último libro, que es en tres dimensiones. Tiene una tecnología supermoderna con la que se puede ver en 3D y en 2D. Luego este sábado presenté la obra de Diego Olmos, que hizo un cómic sobre Batman en Barcelona junto con la ilustradora aragonesa Marta Martínez. Olmos es dibujante habitual de DC Cómics en Estados Unidos. Ahora ha sacado una novela gráfica sobre Goya y la ha presentado en Zaragoza. El domingo colaboré en una mesa redonda con una temática muy interesante: el cómic digital y los videojuegos. En ella se mezclaron el cine, con la animación, con los videojuegos. Dando sus aportaciones estuvieron Miguel Vallés, Antonio Gutiérrez, David Daza, un dibujante de estadounidense o Josema Carrasco, un dibujante aragonés. Fue una mesa muy potente.

P.- Como ya ha dicho moderó la mesa redonda “Cómic digital y videojuegos”, ¿qué comparten estos dos sectores?
R.- Al final todas estas industrias, el cómic, los videojuegos, el cine y las ilustraciones no dejan de ser un arte que tratan de contar historias. Trajimos Candel, un videojuego, de Antonio Gutiérrez y Miguel Vallés, en el que todos los fotogramas se han hecho a mano con acuarelas, porque aúna el concepto moderno y activo de videojuego con la manualidad. El efecto del videojuego es maravilloso, porque se van viendo las diferencias de colores, de trazo entre una imagen y otra. Por otro lado, el cómic digital es muy fácil de trasladar al videojuego.

P.- ¿Qué aporta cada año el Salón del Cómic a este arte?
R.- Es un punto de encuentro que sirve para darlo a conocer a la sociedad. Por otro lado, para los profesionales es esencial porque promueve el networking. Por ejemplo, el Salón pone en contacto a dibujantes con editores. Es una jornada muy importante para que todos los del sector compartamos unos días. Además, para los aficionados como yo tener a todos los autores es una gozada.

P.- Se superaron las dificultades a la hora de encontrar financiación, ¿cómo se logró?
R.- Todos hemos hecho un esfuerzo. Desde el Ayuntamiento, por ejemplo se hizo una inversión productiva, porque el Salón del Cómic no es una inversión a fondo perdido. Yo creo que todos los retornos económicos que recoge la ciudad gracias al Salón superan con creces las posibles dificultades. Por otro lado, los autores también hicieron un esfuerzo, muchos en venir gratis. Así que todos colaboramos para poder celebrarlo. Se ha tratado de reducir al máximo los posibles costes. Además, se cobró un euro por la entrada y creo que ha sido muy buena opción. Así la gente que ha asistido ha sido profesional o amante del cómic.

Cartel del X Salón del Cómic
Cartel del X Salón del Cómic

P.- ¿Cómo ha afectado la reducción en el presupuesto?
R.- Han participado grandes autores, ha habido figuras contrastadas pero lo que ha faltado es gente ya con una edad, que ha dedicado toda su vida al noveno arte. En ediciones anteriores estuvo Miguel Fuster, Francisco Ibáñez, Purita Campos, Rafael López Espí, que son autores con una trayectoria muy amplia. Los jóvenes de este año tienen una calidad excepcional, pero ha faltado esa figura del patriarca del Cómic, que no ha estado. Pero en todo lo demás se ha superado con creces tanto en lo que se refiere a organización y coordinación como en el nivel de las charlas, exposiciones, actuaciones y demás eventos. Sin duda el Salón está en una clara línea ascendente.

P.- ¿Cuáles han sido los principales cambios que se han ido introduciendo en el Salón después de 10 años?
R.- Sobre todo, el paso del Centro Cívico Delicias al Auditorio. Tengo que decir que este aspecto fue un empeño personal del Jesús Castillo, fundador del Salón. Otro gran avance fue contar con autores de fuera de Zaragoza. Por aquí han pasado Alfonso Azpiri, Carlos Jiménez, Rafael López Espí…, todos los grandes del cómic español. El tercer gran paso diría que fue entender el cómic como algo cultural y no centrarse sólo en vender tebeos, sino hacer charlas, debates y presentaciones. En este sentido, dos asociaciones, Malavida, más veterana, y Termozero, más reciente, han dinamizado mucho el cómic en Aragón no sólo en el Salón sino también durante todo el año.

P.- ¿Se sabe algo de lo que se prepara para la siguiente edición?
R.- Bueno es muy pronto para saberlo. De todas formas, creo que un gasto en este tipo de eventos dan alegría a la ciudad y es algo muy positivo que organiza el Ayuntamiento. Por otro lado, pienso que la mejor manera para seguir con esa línea de incremento de la calidad lo que tienen que hacer es abrir la muestra a nivel internacional. Me parece que es lo único que nos falta. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.