aragóndigital.es
Lunes, 10 de agosto de 2020
Sociedad
27/6/2012

La acusada de estallar un ojo a su exnovia tras discutir en un bar niega la agresión

Noelia Fragoso Delgado
La acusada de agredir a su exnovia llega con su abogada
La acusada de agredir a su exnovia llega con su abogada

Zaragoza.- La Audiencia Provincial de Zaragoza ha juzgado este miércoles a Ana S. S., la mujer acusada de agredir a su exnovia en un bar por celos provocándole la pérdida de visión en un ojo. La acusada ha negado los hechos que se le imputan y ha asegurado que se trata de una "rabieta" de la víctima por haberla echado de su casa, donde vivían juntas a pesar de haber roto su relación hacía un año.

Asimismo, ha afirmado que llevó a Giovanna, "bastante bebida" hasta su casa, donde durmió en el sofá y al día siguiente, cuando vió las lesiones que presentaba en el ojo, preguntó y ésta le aseguró que no sabía si se había dado un golpe, trató de calmarle el dolor poniéndole hielo y cuando la presunta agredida refirió mucho dolor, la llevó a urgencias hospitalarias.

El suceso tuvo lugar el sábado por la noche, pero no fue hasta el lunes, cuando víctima y acusada acudieron al Hospital Miguel Servet para que la primera fuera tratada por sus lesiones. Allí, acordaron, según la víctima, decir que se había propinado un golpe con una puerta. Lo que niegan los forenses, que aseveran que la rotura del globo ocular se produjo no por un golpe brutal, sino con un objeto con aristas que sirviera de punzante, como el anillo en forma de sello con el que Giovanna dice que fue golpeada y que le había regalado ese mismo día por su cumpleaños. Algo que ha desmentido también la procesada.

Por su parte, la víctima, Giovanna, quien ha reconocido que la noche del suceso, el 5 de junio de 2010, iba "bebida", ha explicado que intentó recriminar la actitud de Ana S.S. cuando hablaba con otra mujer y recibió un puñetazo de ésta. Asimismo, ha argumentado que en el momento del incidente no fue consciente de la gravedad, por lo que no le dio importancia. No sería hasta el lunes, ha manifestado, cuando al verse en un espejo observó que tenía varias bolsas "de agua amarillenta" y al no percibir bien por dicho ojo se chocó contra una puerta y cayó. Fue entonces cuando la acusada la recogió y la llevó al centro hospitalario, donde mentiría en la causa del golpe "porque no quería perjudicarla diciendo la verdad".

Por otro lado, los testigos de la defensa, que son el dueño del establecimiento, un hombre que estaba al lado de la presunta agresora y la víctima y la mujer por la que se inició la discusión por celos, han negado que se produjera ninguna pelea y que viesen a la agredida, Giovanna, con lesiones en el ojo. Sin embargo, sí que han aseverado que ésta presentaba un alto grado de embriaguez, "lo que era habitual".

Los forenses han puesto de manifiesto que Giovanna presenta un conflicto de personalidad por su identidad sexual así como por su alcoholismo, que ha perdido la visión del ojo derecho y que esto le ha agravado sus problemas depresivos. Sin embargo, también matizan que existe la hipótesis de "la rabieta" y señalan las contradicciones en las declaraciones sucesivas de la víctima sobre cómo se hizo las heridas.

El juicio ha quedado visto para sentencia. Fiscalía pide seis años de prisión y una indemnización de 86.000 euros para la víctima, asegurando que la declaración de Giovanna es la que mejor concuerda con el informe forense. Mientras, la abogada de la defensa, María José Peralta Blanc, solicita la libre absolución aduciendo que la denunciante da versiones contradictorias de lo ocurrido, nadie vio ningún incidente en el bar, fue asistida por su cliente, tiene tendencias suicidas y de autolesión así como graves problemas con el alcohol. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.