aragóndigital.es
Jueves, 22 de agosto de 2019
Sociedad
16/6/2003

"Los neonazis de Zaragoza han sido el detonante para la aparición de este movimiento en España"

Carlos Otero

PREGUNTA.- Su libro "Diario de un skin" menciona en varios pasajes historias relacionadas con los `skinheads´ zaragozanos. ¿Cuál es a su entender la situación del movimiento `skin´ en la capital aragonesa?
RESPUESTA.- Zaragoza es una de las ciudades españolas con mayor tradición `skinhead´ de España. Grupos como "Thule" o "Kripo", nacidos en la capital aragonesa, han llegado a tener mucha fuerza. Los neonazis zaragozanos siempre han estado muy bien relacionados con sus compañeros de otros lugares.

P.- ¿Cuándo empieza a implantarse este movimiento en Aragón?
R.- El inicio de la actividad de los `skinheads´ en España se remonta a finales de los años 70 y principios de la década de los 80 en Barcelona. Debido a la proximidad geográfica se estrecharon lazos rápidamente con los neonazis zaragozanos, de forma que se puede decir que los neonazis de la capital aragonesa han sido uno de los principales precursores de la emergencia de este movimiento. La muerte de tres chavales de Zaragoza en un concierto que se celebró en Madrid también sirvió para que afianzasen lazos con el resto de España.

P.- ¿Cuáles son los grupos `skins´ de más arraigo en Zaragoza?
R.- Zaragoza guarda fuertes conexiones con dos de los movimientos neonazis más importantes del mundo: "Hammer skin" y "Blood and honour" ("Sangre y honor"). El primero es originario de los Estados Unidos y está unido a sociedades de la misma índole como el Ku Kux Klan. “Sangre y honor” procede del Reino Unido y es el que más fuerza tiene en Zaragoza. Precisamente fueron `skins´ de Zaragoza y de Madrid los que fueron hasta Londres a estrechar relaciones con la central de “Sangre y honor”.

P.- ¿Qué recuerdo guarda de las actividades de los neonazis en la capital aragonesa?
R.- Me dejó muy impresionado que un `skin´ de Zaragoza, que tenía una larga lista de antecedentes penales pero del que no recuerdo el nombre en estos momentos, tenía tatuado en la parte interior de su labio la palabra “Thule”. Este término, que da nombre a uno de los grupos de Zaragoza, es una sociedad secreta creada por los ideólogos del Tercer Reich. El tatuaje, muy importante entre las personas de esta ideología, significa un compromiso de por vida con el movimiento. Me sobrecoge el dolor que se tiene que padecer cuando una persona se hace esa marca en esa parte del cuerpo.

P.- Por el conocimiento que usted ha podido tener a partir de su infiltración en estos grupos, ¿qué actividades sabe que realizan los cabezas rapadas de Zaragoza?
R.- Tienen una vida social muy extendida: realizan acampadas, juramentos solemnes al estilo de las sociedades secretas y, en alguna ocasión, han realizado actividades simbólicas tan conocidas como la quema de cruces.

UN COMPLETO ENTRAMADO DE FINANCIACIÓN

P.- ¿Cómo se financian todos estos grupos para la realización de tantas actividades y para subsistir?
R.- Cuando realicé el reportaje me sorprendió el entramado económico que tienen formados estos grupos. Tiene productoras, editan libros, discográficas... Además Jean Marie Le Pen ofreció una aportación económica importantísima a la formación política Democracia Nacional, muy arraigada en Aragón. “Sangre y honor”, por otra parte, está legalizada como asociación cultural, lo que la hace hasta susceptible de recibir subvenciones públicas.

P.- A la vista de los contenidos de su libro y de los tristes acontecimientos que se han desarrollado últimamente en Zaragoza, ¿se puede afirmar que el movimiento está en pleno auge?
R.- Absolutamente; están en plena situación de crecimiento. Al igual que hizo Le Pen en Francia, recordemos que obtuvo el 20% de los votos, éstos han tomado el discurso del descontento social de la inmigración ilegal para atraer adeptos.

P.- ¿Puede hacerse un paralelismo entre el funcionamiento de los “skinheads” y el de los abertzales vascos?
R.- Ellos odian a muerte al mundo nacionalista del País Vasco, pero efectivamente actúan de una manera muy similar en lo que respecta a todo el entramado social que gira a su alrededor. De alguna manera los extremos se tocan. Es lo mismo que ocurre con grupos antifascistas que están muy instalados en la Universidad de Zaragoza: se dedican a dar palizas a los nazis, lo que ellos denominan “correctivos”.

P.- ¿Cómo se han tomado los grupos neonazis la publicación de este libro?
R.- Están muy cabreados. Diariamente recibo cientos de correos electrónicos y llamadas amenazantes. Muchos aseguran haber descubierto mi verdadera identidad... Yo por mi parte voy a seguir haciendo mi trabajo. Era muy consciente del mundo en el que me metía cuando empecé a hacer esta investigación.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.