aragóndigital.es
Martes, 18 de enero de 2022
Zaragoza
8/10/2012

La retirada de carnés de biblioteca municipal decrece desde que son de pago

Guillermo Pemán Portella
Imagen de una biblioteca municipal
Imagen de una biblioteca municipal

Zaragoza.- El pago de 4,40 euros por darse de alta o renovar el carné de las bibliotecas municipales ha provocado que algunos usuarios den marcha atrás a la hora de utilizar este servicio. La medida se aplica desde septiembre para todos aquellos que no estén censados en la capital aragonesa ni tengan Tarjeta Ciudadana.

El portavoz de la asociación Amigos de las Bibliotecas, Javier Delgado, ha apuntado que en Navidad el Ayuntamiento dará datos oficiales, pero las primeras impresiones que tienen es que ha habido cierto “retraimiento e inhibición”.

Según ha argumentado, se trata de personas que se hubieran renovado el carné si fuera gratis. Sin embargo, ha resaltado que, desde la implantación, de la medida algunos optan por hacerse socios de la Biblioteca de Aragón, que está gestionada por la DGA y sigue siendo gratuita.

Además, ha subrayado que teme que el Gobierno de España saque una ley en breve que quite las competencias de las bibliotecas a los ayuntamientos y afecte a los 500 empleados municipales.

“No habrá presupuesto para trabajar y las instalaciones no estarán capacitadas para prestar ni renovar fondos”, ha sostenido.

Delgado informa de que el Ayuntamiento estudia un plan global de refinanciación al servicio de bibliotecas municipales en el que plantean que todos los usuarios paguen y no sólo los no censados o los que tengan Tarjeta Ciudadana, que es la forma en la que el servicio funciona actualmente. “Sería menos discriminatorio y serviría para una mayor financiación”, ha añadido.

La pasada semana hubo una reunión en la que el Ayuntamiento informó de que el objetivo principal que persigue es mantener todas las bibliotecas de Zaragoza abiertas y de no despedir a ningún personal de las mismas.

No en vano, recordaron que la financiación destinada al área de Educación y Cultura se ha reducido en 950.000 euros, de ahí que hayan aplicado la medida del pago por el carné de la biblioteca a aquellas personas que no están empadronadas en Zaragoza. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia