ESTÁ VIENDO LA VERSIÓN ANTERIOR DE ARAGÓN DIGITAL,
HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LA NUEVA VERSIÓN
aragóndigital.es
Martes, 22 de octubre de 2019
Teruel
Ana Bardají Benabarre

28/11/2012

Descubren una nueva especie de dinosaurio en una mina de Ariño
Investigadores de la Fundación Conjunto Paleontológico Teruel-Dinópolis han encontrado restos de un nuevo tipo de dinosaurio herbívoro en un yacimiento de Ariño, en la mina a cielo abierto Santa María. La zona, cuya extensión supera las 15 héctareas, es de gran riqueza paleontológica ya que se han hallado 5.000 huesos fósiles.
Este miércoles se ha presentado el nuevo yacimiento paleontológico de Ariño y el nuevo tipo de dinosaurio que se ha hallado en esta zona
Este miércoles se ha presentado el nuevo yacimiento paleontológico de Ariño y el nuevo tipo de dinosaurio que se ha hallado en esta zona
Fotoreportaje

Teruel.- Entre el abundante material paleontológico encontrado en la mina de Santa María, en la localidad turolense de Ariño se ha descubierto una nueva especie de dinosaurio herbívoro. En este nuevo y excepcional yaciemiento cretácido, cuya superficie supera las 15 hectáreas, se han encontrado más de 5.100 huesos fósiles que ha permitido describir un inusual dinosaurio ornitópodo. El nuevo dinosaurio se conoce gracias a un abundante material craneal y postcraneal perteneciente al menos a 6 individuos distintos cuya principal característica radica en la presencia de un predentario (“pico”) único en su grupo.

El director de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, Luis Alcalá, en la presentación de los nuevos y extraordinarios hallazgos en Ariño, ha comentado que se han podido recuperar varios esqueletos parciales de un dinosaurio que, tras su estudio, permiten determinar un nuevo género y especie de dinosaurio ornitópodo “de una edad geológica, el cretácico inferior, muy poco conocida en otros lugares”.

Según ha contado Luis Alcalá, “se han recuperado 348 huesos correspondientes al menos a 6 individuos diferentes, con variaciones en tamaño y, tal vez, en sexo”, ha comentado Alcalá quien ha añadido que se llevarán a cabo radiografías al detalle “este excepcional animal” y posteriormente, se compartirá el nombre de este nuevo dinosaurio.

Entre el material recuperado destacan 3 cráneos (2 de ellos bastante completos), dientes aislados, huesos de la cintura escapular y pélvica, huesos de las extremidades (principalmente de las patas traseras), vértebras, chevrones y costillas. Los trabajos de preparación del material comenzaron en 2011 y han supuesto la restauración del 16% del material existente, según ha comentado Luis Alcalá.

Sus rasgos

El nuevo dinosaurio fue fitófago (comedor de plantas) y su longitud se estima entre 7,5 y 8 metros. Su análisis filogenético (de parentesco) ha desvelado que su pariente más cercano sería Iguanodon. Dicho estudio coloca al nuevo iguanodóntido en la base de los Hadrosauriformes, siendo más basal -evolutivamente hablando- que otros iguanodóntidos más antiguos, lo que indica que pertenece a un linaje desconocido de estos dinosaurios.

Los resultados obtenidos implican una diversidad de Hadrosauriformes basales inédita en Europa. Ahora, este nuevo hallazgo completa parte del registro fósil de iguanodóntidos basales de Europa, aunque es el más moderno -en cuanto a antigüedad se refiere- de los identificados en España.

El yacimiento

El hallazgo del nuevo dinosaurio encontrado en Teruel ha tenido lugar gracias a un proyecto un proyecto de cooperación entre actividad minera e investigación paleontológica aplicada que ha dado como resultado el descubrimiento en la localidad de Ariño del espectacular yacimiento, “posiblemente el mejor yacimiento del mundo ya no por la gran superficie, sino por la calidad y variedad de los restos que estamos encontrando que además, es muy poco conocida en otros lugares”, ha precisado Luis Alcalá.

Los trabajos paleontológicos llevados a cabo desde el año 2010 en la mina de lignito a cielo abierto Santa María de Ariño del Grupo Samca, han permitido detectar, hasta el momento, 97 concentraciones de vertebrados mesozoicos y recuperar más de 5.000 huesos fósiles excavando en una superficie que supera las 15 hectáreas.

El nivel estratigráfico que contiene los fósiles coincide con el muro de la explotación minera, es decir, el lugar donde se paralizan los trabajos de extracción de mineral. Debido a la enorme extensión del yacimiento y a las nuevas zonas que la mina hará aflorar en el futuro, todo parece apuntar que los espectaculares hallazgos podrán incrementarse.

Este yacimiento se sitúa en el piso Albiense del Cretácico Inferior, que abarca el intervalo comprendido entre hace 113 y 100 millones de años.

En la misma zona, según ha explicado el director de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, también se ha encontrado material de tortugas y cocodrilos, peces -tanto óseos como cartilaginosos- y diversos tipos de plantas e invertebrados obtenidos en muestreos específicos (ámbar, polen, oogonios de carófitas, ostrácodos, bivalvos, gasterópodos, etc.).

Las características del nuevo yacimiento se acaban de publicar en la revista “Geoheritage” por un equipo de paleontólogos y geólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, la compañía minera SAMCA y el Servicio Geológico de Utah (EEUU).

Importante hallazgo

El presidente del Consejo de Administración de Dinópolis, Arturo Aliaga, ha destacado que a todas las localidades que forman parte del patrimonio paleontológico, ahora se incorpora Ariño, gracias al espectacular hallazgo realizado allí. Además, Aliaga ha subrayado que “el mismo recurso que desde hace 50 años ha dado vida a la provincia de Teruel y que ha dado miles de kilovatios hora para el desarrollo de otras provincia, ahora es ese carbón el que nos aporta un yacimiento paleontológico excepcional”.

Por su parte, la consejera de Eduación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, ha calificado de extraordinario este hallazgo realizado en Ariño y ha destacado el trabajo científico realizado en el nuevo yacimiento “de muchas horas”. Además, ha subrayado que dicho trabajo se convierte en patrimonio para Aragón y en “educación ya que desde la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, se acerca este disciplina a todos los escolares, no solo de Teruel, sino de todo Aragón”.