ESTÁ VIENDO LA VERSIÓN ANTERIOR DE ARAGÓN DIGITAL,
HAGA CLIC AQUÍ PARA VER LA NUEVA VERSIÓN
aragóndigital.es
Jueves, 20 de febrero de 2020
Educación
Ana Escorihuela Casado

11/1/2016

Los colegios aragoneses podrán proponer tiempos escolares flexibles
La Mesa sectorial ha aprobado el borrador de los tiempos escolares, que da vía libre a los centros que cumplan los requisitos para proponer tiempos escolares flexibles. Desde Educación recuerdan que los centros tendrán que permanecer, sin embargo, abiertos con el horario actual y ofrecer los mismos servicios extras que hasta ahora.
La Mesa sectorial ha dado luz verde a un nuevo decreto de interinos
La Mesa sectorial ha dado luz verde a un nuevo decreto de interinos

Zaragoza.- El año comienza con acuerdos y cambios en la Educación aragonesa. La Mesa Sectorial se ha reunido este lunes y ha aprobado el borrador de la orden de los tiempos escolares, que da vía libre a los centros que cumplan los requisitos a proponer tiempos flexibles en sus aulas. Cada colegio podrá presentar el proyecto de modificación de su horario lectivo, adaptándolo, pero necesitará contar los votos favorables de la mayor parte del consejo escolar y del censo de padres y madres del centro.

Desde el Departamento de Educación apuntan, sin embargo, que el debate no ha abordado la idoneidad del tipo de jornada –continua o partida-, sino que ha buscado que los centros se adecuen a las necesidades de sus comunidades educativas. La jornada continua no se extenderá a ningún centro aragonés y el Monzón 3 seguirá siendo el único colegio con ese modelo.

El horario general del centro deberá respetar el horario de apertura existente en el momento de la solicitud. Es decir, si un colegio tiene en la actualidad un horario de 9.00 a 16.30, en ningún momento podrá recortarlo. El centro puede proponer un reparto de los tiempos escolares distinto al que tiene ahora, pero siempre deberá permanecer abierto hasta la hora habitual y con actividades que no supongan coste para las familias. Del mismo modo, deberá mantener los servicios que presta: madrugadores (que permite llevar a los niños antes de que empiecen las clases) y actividades extraescolares.

El proceso se ha sustentado en tres pilares básicos: la participación, la equidad y la igualdad de oportunidades. De este modo, se ha trabajado para crear un marco en el que los centros puedan presentar proyectos sobre tiempos escolares distintos a los que tienen en la actualidad. Estos deberán garantizar siempre una serie de requisitos.

Las solicitudes tendrán que estar terminadas para cuando, en el segundo trimestre del año, comience el nuevo proceso de escolarización, ya que los padres que inscriban a sus hijos en los colegios deben tener claro los horarios lectivos del mismo. El proyecto tendrá que ser impulsado por el consejo escolar del centro que lo someterá, posteriormente, a la votación del claustro de profesores y del censo de padres y madres. Deberá cumplir varios requisitos y la Administración tendrá que dar el visto bueno a cada caso.

El Departamento ha reiterado su compromiso con el derecho universal a la educación en condiciones de equidad y calidad y apuesta por una educación que compense las desigualdades socioeconómicas y geográficas. "Con este proceso, se persigue que los centros mejoren la atención al alumnado y facilitar modelos flexibles que promuevan la implantación de proyectos de innovación en las aulas. El proceso ha estado acompañado de una reflexión sobre la carga de tareas que los niños tienen que hacer fuera del horario lectivo y se tendrá en cuenta que los proyectos faciliten que estas tareas puedan hacerse dentro del horario del centro", han apuntado.

El acuerdo ha logrado el consenso de tres de las cinco organizaciones que tienen presencia en la Mesa sectorial educativa. Las dos organizaciones que se han abstenido, han alegado "que necesita demasiado respaldo en cada centro para salir adelante". A pesar de esto, el proyecto está ya en marcha y todos los colegios que lo deseen pueden comenzar a desarrollar sus planes.

"Entendemos que el momento era ahora", ha aseverado la secretaria general de la Federación de Enseñanza de UGT Aragón, Gloria Pardillos. A pesar de los problemas que viven muchos centros en la actualidad, con plantillas reducidas a causa de los recortes, la formación de una Comisión de Seguimiento les apoyará en la presentación de los requisitos necesarios. "Sabemos que hay centros con dificultades, se les ayudará si desean hacer el cambio, pero es que hay muchos otros que ya habían iniciado procesos hacia la continua y no les podíamos defraudar", sostiene Pardillos.

A lo largo del primer trimestre del curso se han celebrado sesiones negociadoras para ir dando forma a la normativa reguladora hasta llegar a unos puntos en común aceptables tanto por la Administración educativa como por los sindicatos que representan a los docentes y Fapar.

Desde CSI-F, Javier García Lisbona, ha valorado que la administración haya aceptado muchas de sus demandas y, pese a que queden aspectos por mejorar, considera "que no se debía perder más tiempo y que había llegado la hora de dar un paso adelante". "Sobre todo porque así lo desean la mayoría de los docentes y familias aragonesas y por el hecho de que se contempla la creación de una comisión de seguimiento encargada especialmente de pulir la normativa una vez comience a aplicarse", ha recordado García Lisbona.

Acuerdo con los interinos

Por otra parte, y tras cinco meses de negociaciones, la Mesa sectorial ha dado luz verde a un nuevo decreto de interinos, tumbando el anterior (2014) "que fue aprobado unilateralmente por el Gobierno del PP-PAR, sin consenso alguno", ha señalado Pardillos. Se modifican así los criterios para contratar a interinos y supone un equilibrio entre las dos normativas anteriores (2014 y 2011), establece que la experiencia docente contará un 45% (desde 2014 suponía un 35% y antes, un 55%) y la nota obtenida en la oposición un 30% (en las normas previas pesaba 40% y 20%). "Esto permitirá que los alumnos aragoneses tengan los docentes más cualificados, con más experiencia y mejores resultados", han explicado desde el Departamento.

Para conseguir un equilibrio entre los interinos con experiencia y los nuevos candidatos, se ponderarán tanto los años de experiencia como las calificaciones obtenidas. De este modo, se considerará la mejor nota final de la fase de oposición de los tres últimos procesos selectivos y se ponderará la calificación a partir de 5, destacando las notas altas.

El acuerdo supone también la supresión de la lista preferente, que estaba integrada por quienes han obtenido un 5 o más en el último concurso de oposición celebrado en su especialidad en Aragón. A partir de ahora, existirán solo dos listas (la 1 y la 2) y los interinos de la preferente se integrarán en un bloque al principio de la lista 1 hasta la rebaremación de cada especialidad.

Por otro lado, se incluirá un apartado para la elección de plazas de interinos con discapacidad. Los interesados que tengan un grado de discapacidad el 33% reconocido pueden identificarse en las listas antes del llamamiento.

La nueva redacción, según CSI-F, "recupera el espíritu del decreto de 2011, avalada en este caso también por la Administración y la gran mayoría de organizaciones sindicales". Además, asume el compromiso de establecer un calendario de negociación sobre la contratación el 1 de septiembre, el pago de los meses de verano y el reconocimiento de los sexenios.